Amuparna se reune con Matilde Asían, Secretaria de Estado de Turismo, en un encuentro destinado a...
Amuparna participó en el Congreso Nacional de Parques Nacionales y Turismo Sostenible, celebrado...
El Consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez- Quiñones, ha...
El alcalde de Manzanares El Real, Óscar Cerezal, dio la bienvenida al Castillo de los Mendozas a...
Los municipios de Amuparna se dan cita esta semana en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama, para...
Mediante este convenio que firmaron la Presidenta de AMUPARNA, Dña. Rocío Espinosa  y el...
Las subvenciones a los municipios de las áreas de influencia de los Parques Nacionales y el...
Rocío Espinosa, presidenta de AMUPARNA, fue invitada por S.M. el Rey Felipe VI para participar...
Próximos Eventos
<< Mayo 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
   1  2  3  4  5  6
  7  8  910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Como asociarse

 

Vereda de la Estrella

  • Punto de partida: Barranco de San Juan (altitud 1175 m.).
  • Punto de llegada: Barranco de San Juan.
  • Total distancia recorrida: 18.970 metros.
  • Tiempo aproximado: 6 horas, 30 minutos.
  • Dificultad: este itinerario no presenta grandes dificultades, aunque es algo duro por su longitud.
  • Peligrosidad: Media. La senda asciende por el barranco del Genil. En todo el recorrido estaremos atentos a cualquier descuido.
  • Época ideal: El otoño. Aunque puede realizarse durante todo el año , conviene evitarlo los días de mal tiempo o cuando el itinerario está nevado.

 

Vereda de la EstrellaLa Vereda de la Estrella toma su nombre de las antiguas minas que se encuentran en el valle del río Genil. El punto de partida de este itinerario es el Barranco de San Juan, iniciando el recorrido justo en la confluencia del río Genil con el arroyo de San Juan, que, por otra parte, vienen a marcar el límite del Parque Nacional.

Cruzamos el río Genil por un pequeño puente de madera para situarnos en el inicio de una senda bien marcada que asciende entre la arboleda durante unos 200 metros, hasta un punto donde la pendiente se suaviza y la senda se hace prácticamente llana.

Nada más iniciar nuestro recorrido observamos lo espléndida que se muestra la naturaleza en estos parajes: fresnos, castaños, quejigos, encinas, robles y arces son los árboles más representativos. La vereda está bien definida y no admite dudas en cuanto a su itinerario. Discurre por laderas umbrías donde los rayos de sol no dan directamente hasta el mediodía. Esto hace que proliferen musgos, hiedras trepadoras y helechos en los bordes de la misma. La estación más aconsejable para realizar este itinerario es en otoño, cuando la naturaleza muestra aquí una increíble gama de colores.

A media hora del Barranco de San Juan, el sendero pasa junto a un castaño centenario, de tronco enorme y retorcido, conocido como "el abuelo", famoso entre todos los montañeros y lugareños. No es mal momento para hacer una parada al abrigo de su frondosidad. La vereda serpentea sin brusquedades por la umbría de la loma de San Juan, mientras la ladera de enfrente sufre el sol de la mañana. A media hora del gran castaño llegamos a la confluencia del río Vadillo con el Genil. Un poco más arriba llegamos a un cruce de veredas, en el cual la de la izquierda baja hasta el río y lo cruza, para subir por la Cuesta de los Presidiarios a la Loma del Calvario. Dejando esta vereda, continuamos a media ladera por la Vereda de la Estrella durante unos 400 metros aproximadamente, hasta llegar a la curva del camino conocida como "el viso", lugar desde el que se contemplan por primera vez las caras nortes de la Alcazaba ( a la izquierda), y del Mulhacén (a la derecha). Este punto invita a una parada.

Andando desde este punto unos 1800 metros, llegaremos a las minas de la Probadora, que fueron explotadas hasta finales de los años 50, encontrándose abandonadas en al actualidad.

Proseguiremos por la vereda para cruzar el Barranco del Lagarto y llegar a las minas de la Estrella. Estas se encuentran en el mismo estado que las anteriores. Pasada la mina , cruzamos por un rústico puente el barranco del Guarnón. Subiremos luego un poco para llegar a la misma altura que las minas, que ahora quedan al otro lado del barranco, y rodear la Loma de Lanchar. Más adelante la vereda pasa por las Minas de Doña Berta y de la Justicia (abandonadas también) y tras unos 50 minutos pasado el Guarnón, llegaremos al Real, lugar donde confluyen los ríos Valdecasillas ( a la izquierda) y Valdeinfierno ( a la derecha).

Cruzaremos el río por unas grandes piedras frente al Barranco Lucía (a la izquierda del río Valdecasillas), subiremos por éste unos metros, aunque apenas es visible la senda. Al poco descubriremos el trazado por la margen derecha del Barranco (izquierda según nuestra marcha). Esta vereda sube los primeros metros paralela al Barranco. Pronto tomará altura y sobre unos 100 metros de desnivel desde el Real, girará a nuestra izquierda. Llanearemos un poco para pasar por entre unos tajos que superaremos entre zig-zag. Aquí tenemos una altura considerable para poder contemplar el maravilloso paisaje que tenemos a nuestras espaldas, las grandes cumbres de la cabecera del Genil. De izquierda a derecha, Cuenca del Río Vacares, Cumbre y Espolón de la Alcazaba, río Valdecasillas, vasares de la Mosca y Mulhacén, loma de Casillas y Juego Bolos, río Valdeinfiernos, vasar de la Laguna Larga y Puntal de la Caldera. A la derecha, Crestones de Río Seco y frente a nosotros la Loma de Lanchar. Esta es la zona con más altura en el recorrido; a partir de aquí la senda continua a través de un pequeño bosque de pino albar de repoblación. Luego cruza el barranco del Aceral, y pasa junto el refugio del mismo nombre (abandonado). En unos 20 minutos, llegaremos al refugio forestal del Calvario, también conocido como la Cucaracha, frecuentemente utilizado por excursionistas y pastores. Este se encuentra situado en la parte alta del Cortijo de Los Lirios, y está totalmente cercado por una alambrada para impedir que entren los animales, por ello procuraremos dejar siempre las puertas cerradas.

Este lugar es un magnífico mirador del barranco del Guarnón (al frente y al otro lado del río Genil), con la cumbre del Veleta y el Cerro de los Machos ( a la izquierda), así como toda la Loma del San Juan y el Cortijo del Hornillo ( a la derecha).

Seguimos el camino entre pinos , para iniciar poco después la bajada por la Cuesta de los Presidiarios, llamada así por ser el camino que utilizaban para llevar a los presos a las galeras, en Almería . Tras una rápida bajada ,cruzamos de nuevo el río Genil por el "puente del Burro" y pasamos junto al Refugio del Vadillo (abandonado) para subir por la cuesta que conecta con la Vereda de la Estrella, por la cual iniciamos el recorrido unas horas antes, y ahora regresamos al Barranco San Juan.