En estas jornadas se ha hecho hincapié en la necesidad de solucionar el problema de la...
En la asamblea que la asociación celebró el pasado año en el P.N. de Guadarrama se decidió que...
A través del convenio que firmaron el Director del Organismo Autónomo Parques Nacionales, D. Juan...
  Amuparna ha estado presente a través de su presidenta, Rocío Espinosa (alcaldesa de Almonte...
Amuparna, Asociación de municipios con territorio en Parques Nacionales, participa en el 6º...
Amuparna se reune con Matilde Asían, Secretaria de Estado de Turismo, en un encuentro destinado a...
Amuparna participó en el Congreso Nacional de Parques Nacionales y Turismo Sostenible, celebrado...
El Consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez- Quiñones, ha...
Próximos Eventos
<< Noviembre 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
     1  2  3  4
  5  6  7  8  91011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Como asociarse

 

Inicio Parques y Municipios Parques Nacionales Timanfaya

Timanfaya

Introducción

Introducción

Esta isla la destruyó quasi la mitad un furioso volcán que rebentó el día viernes primero de septiembre del año de mill septecientos y treinta, a las diez de la noche en la Aldea de Chimanfaya, tres leguas de la Villa capital Teguise, que rrepitió, abriendo diversas vocas, quatro años, devorando muchas aldeas y levantando grandes montañas donde no las avía, alcansando sus arenas menudas más de seis leguas de distancia.

Carmen Romero Ruiz. 1991.

Las Manifestaciones Volcánicas del Archipiélago Canario (texto escrito en castellano antiguo).

 

De este lugar dicen que no es una tierra muerta, sino recién nacida. Aunque aparentemente desolados, estos abruptos paisajes han sido colonizados, principalmente, por el mundo vegetal. Predominan las tonalidades negras y rojizas de lapillis y arenas y las obscuras de las lavas basálticas, todo ello salpicado de manchas de diferentes colores pertenecientes a las numerosas especies liquénicas. No se puede olvidar su riqueza biológica y el gran número de endemismos vegetales y animales.

Desde el 1 de enero de 2010, la gestión del Parque Nacional de Timanfaya corresponde en exclusiva a la Comunidad Autónoma de Canarias

  • REAL DECRETO 1550/2009, de 9 de octubre, sobre ampliación de las funciones y servicios de la Administración del Estado traspasados a la Comunidad Autónoma de Canarias, en materia de conservación de la naturaleza (Parques Nacionales de Teide, Timanfaya, Caldera de Taburiente y Garajonay). (BOE, nº 270, de 9 de noviembre de 2009).
  • DECRETO 226/2009, de 3 de diciembre, del Presidente, por el que se asigna a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial la gestión de los Parques Nacionales, traspasados por Real Decreto 1.550/2009, de 9 de octubre.

Localización

Localización

El Parque Nacional de Timanfaya está situado en la parte centro-occidental de la isla de Lanzarote, en las Islas Canarias.

Cómo llegar

Desde Arrecife, por Yaiza: tomamos la carretera LZ-2 hasta Yaiza, para seguir por la carretera LZ-67 hacia las Montañas del Fuego y Tinajo. Enseguida nos encontramos con una carretera construida con los mismos materiales lávicos de la zona, sin señalización horizontal, para mantener la unidad con el paisaje. Siguiendo la carretera desde el Echadero de los Camellos a 2,5 km nos encontramos con el Taro de entrada al Centro Turístico de las "Montañas del Fuego" (Cabildo Insular de Lanzarote). Continuando la carretera hacia Tinajo, ya fuera de los límites del Parque Nacional nos encontramos con el Centro de Visitantes e Interpretación de Mancha Blanca, dependiente de la administración del Parque Nacional. La salida se puede hacer por Tinajo.

Desde Arrecife, por Tinajo
: tomamos la carretera LZ-20 hasta Tinajo para continuar por la carretera LZ-67 en sentido a Mancha Blanca y Yaiza. De esta forma nos encontramos en primer lugar el Centro de Visitantes, punto básico de información y conocimiento de todos los aspectos naturales que caracterizan el Parque Nacional de Timanfaya, y que servirán para un mayor disfrute y comprensión plena del espacio natural que vamos a visitar. A 4,5 Km, siguiendo por la carretera LZ-67, nos encontramos con el Taro de entrada a la Montañas del Fuego antes mencionado.

Desde Puerto del Carmen: tomamos la carretera LZ-504 hasta Tías para continuar por la LZ-2 hasta Yaiza, desviándose por la carretera LZ-67 que nos conducirá hasta el Parque Nacional de Timanfaya.

Desde Costa Teguise: el mejor acceso consiste en tomar la carretera LZ-14 hasta la circunvalación de Arrecife, para tomar en el primer desvío la carretera LZ-20 hasta Tinajo, y de ahí por la LZ-67 se llega al Parque Nacional de Timanfaya, visitando en primer lugar el Centro de Visitantes e Interpretación de Mancha Blanca.

En los accesos al Parque Nacional encontraremos carteles con el famoso logotipo de "El Diablo" diseñado por César Manrique y confeccionados con la madera de barcos desguazados.

En cuanto a los accesos a pie, solo está permitido el acceso libre al litoral del Parque Nacional, a través de una senda que recorre la costa litoral del Parque.

Historia

Historia

Los primeros habitantes de Lanzarote fueron llamados "majos" y llegaron a la Isla durante el transcurso del último milenio a. C. Probablemente, llegaron desde la Costa Africana, en primitivas embarcaciones empujadas por el viento. Posteriormente, tras la introducción del conejo, los lanzaroteños intercambiaban sus pieles por lo que se les conoce como "conejeros". Su procedencia exacta continua siendo un misterio, aunque tras los estudios realizados sobre su lengua, costumbres y rasgos físicos se encuentra una gran semejanza con los pueblos bereberes del Norte de Africa.

En el S. XIV un navegante genovés, Lancelotto Mallocello arribó a las costas de Lanzarote donde residió durante dos décadas dándole posteriormente a la isla el nombre por derivación del suyo ( Lancelotto- Lanzarote).

La conquista de Lanzarote, según las crónicas comienza con el desembarco del normando Jean de Bethencourten en la costa del Rubicón, al sur de la isla en el año 1402. Hasta los años 60 de nuestro siglo, los medios de vida de los lanzaroteños se han basado en la agricultura, la pesca y la ganadería caprina. Fue a partir de este momento cuando surgió una nueva fuente de ingresos: el turismo.

Con la mejora de los medios de comunicación y gracias a las condiciones climáticas de la isla, se ha producido un boom turístico que ha sido uno de los principales factores de alteración del paisaje, ya que esta masificación de visitantes originó un incremento del desarrollo urbanístico y de las infraestructuras en detrimento de los recursos tradicionales. Lanzarote ofrecía al visitante un clima suave, playas, servicios de calidad y un patrimonio natural insólito. El máximo exponente de este extraordinario paisaje volcánico lo constituían las "Montañas del Fuego", donde la administración insular consciente de que era uno de los lugares mas atrayentes de la isla realizó una adecuación encaminada a su conservación y explotación turística.

La necesidad de proteger un área de características paisajísticas y ecológicas de valor tan excepcional llevó a declarar Timanfaya como Parque Nacional mediante Decreto el 9 de agosto de 1974 y fue reclasificado por Ley en 1981. Posteriormente, la administración autonómica ante una situación que exigía unas medidas que garantizaran la conservación del medio natural, inició una política proteccionista que llevó a la declaración en 1987 de la Ley de Espacios Naturales Protegidos que fue complementada en 1994 por la Ley de Espacios Naturales de Canarias. Este marco jurídico establece un régimen de protección a los espacios naturales más sobresalientes que han sido clasificados en diferentes categorías de protección.

Como órgano colaborador en la gestión se creó el Patronato del Parque en el que están representados todos los sectores involucrados (Administración General del Estado, Cabildo, Comunidad Autónoma, Ayuntamientos, Universidades, y Asociaciones conservacionistas, etc.).

Erupciones en la Isla de Lanzarote

Pero el hecho que destaca históricamente es el de las erupciones acaecidas entre los años 1730 y 1736, que afectaron a una cuarta parte de la superficie de la Isla. Existen numerosos documentos históricos que cuentan los procesos eruptivos y que dieron lugar a lo que actualmente conocemos como Parque Nacional de Timanfaya. El más conocido es el manuscrito del cura Párroco de Yaiza, Don Andrés Lorenzo Curbelo, que relata los acontecimientos desde el comienzo de la erupción hasta que la población de la zona emigró entre 1731 y 1732, ante los continuados procesos volcánicos que se sucedieron.

"El 1º de Septiembre (de 1730) entre las nueve y diez de la noche la tierra se abrió de pronto cerca de Timanfaya a dos leguas de Yaiza. En la primera noche una enorme montaña se elevó del seno de la tierra y del ápice se escapaban llamas que continuaron ardiendo durante diez y nueve días. Pocos días después un nuevo abismo se formó y un torrente de lava se precipitó sobre Timanfaya, sobre Rodeo y sobre una parte de Mancha Blanca. La lava se extendió sobre los lugares hacia el Norte, al principio con tanta rapidez como el agua, pero bien pronto su velocidad se aminoró y no corría más que como la miel. Pero el 7 de septiembre una roca considerable se levantó del seno de la tierra con un ruido parecido al del trueno, y por su presión forzó la lava, que desde el principio se dirigía hacia el Norte a cambiar de camino y dirigirse hacia el NW y WNW. La masa de lava llegó y destruyó en un instante los lugares de Maretas y de Santa Catalina, situados en el Valle. El 11 de Septiembre la erupción se renovó con más fuerza, y la lava comenzó a correr. De Santa Catalina se precipitó sobre Mazo, incendió y cubrió toda esta aldea y siguió su camino hasta el mar, corriendo seis días seguidos con un ruido espantoso y formando verdaderas cataratas. Una gran cantidad de peces muertos sobrenadaban en la superficie del mar, viniendo a morir a la orilla. Bien pronto todo se calmó, y la erupción pareció haber cesado completamente.

El 18 de Octubre tres nuevas aberturas se formaron inmediatamente encima de Santa Catalina, que arden todavía y de sus orificios se escapan masas de humo espeso que se extienden por toda la isla, acompañado de una gran cantidad de escorias, arenas, cenizas que se reparten todo alrededor, viéndose caer de todos los puntos gotas de agua en forma de lluvia. Los truenos y las explosiones que acompañaron a estos fenómenos, la obscuridad producida por la masa de cenizas y el humo que recubre la isla forzaron más de una vez a los habitantes de Yaiza a tomar la huida, volviendo bien pronto, porque estas detonaciones no aparecieron acompañadas de otro fenómeno de devastación" .

El relato continúa con la descripción de la catástrofe. Los científicos han estimado que el volumen de lava pudo alcanzar un 1 Km3 (=1000 millones de m3) y modificó por completo la antigua morfología de la isla.

En el siglo XIX se producen nuevas erupciones, de las que también existen documentos escritos de testigos presenciales. Entre ellas destaca la del cura de San Bartolomé, don Baltasar Perdomo, en el que explica la actividad de los tres volcanes que surgieron: Tao, Volcán Nuevo del Fuego y Tinguatón. Los procesos eruptivos comenzaron el 31 de Julio de 1824, en el volcán de Tao. Le siguió el volcán Nuevo del Fuego (también llamado Chinero), el único representante de esta fase eruptiva situado dentro de lo que hoy es el Parque Nacional de Timanfaya, con una erupción al parecer muy violenta. Por último, el volcán de Tinguatón hizo erupción un anochecer. La actividad volcánica cesó hacia el 25 de octubre de ese mismo año.

Después de todos estos sucesos, los volcanes de Lanzarote han entrado en un período de calma, dejando su huella e impidiendo la habitabilidad de toda esta zona.

Conservación

Conservación

Campaña de eliminación de especies vegetales exóticas

Desde hace años, la administración del Parque Nacional de Timanfaya, viene desarrollando campañas periódicas de erradicación del tabaco bobo (Nicotiana glauca) en bordes de caminos, pistas y áreas degradadas al objeto de eliminar la presencia de esta especie claramente neófita. Esta especie invasora, ejerce una gran competencia por la colonización del medio con las especies autóctonas. También se han vienen llevando a cabo trabajos de eliminación de diferentes especies vegetales en la zona de la Senda de los Camellos, cuya presencia está directamente relacionada con la existencia de los camellos, actuando éstos como vectores en su introducción.

Por otro lado, también se ha trabajado en el control y eliminación de la vinagrera o calcosa (Rumex lunaria), especie neófita con una alta tasa de regeneración. Ante la imposibilidad de su erradicación, especialmente en áreas extremadamente frágiles con fuertes pendientes, donde se provocarían graves daños en las estructuras geomorfológica, se ha optado por intentar aislar la zona. Simultáneamente se está realizando un control permanente sobre los ejemplares arbustivos y subarbustivos de esta especie que aparecen de forma aislada en el Parque Nacional de Timanfaya.

Restauración Paisajística del Volcán de "El Chinero"

El Volcán Nuevo de "El Fuego" es el único volcán -en el interior del Parque Nacional de Timanfaya- perteneciente al último episodio eruptivo acaecido, en 1824 en la Isla de Lanzarote. Se conoce también como "El Chinero", pues de él se extrajo el material volcánico ("chinas") con el que se construyó la Ruta de los Volcanes, antes de que esta zona fuera declarada Parque Nacional en 1974.

La actividad extractiva afectó gravemente la estructura geomorfológica pues presentaba grandes terrazas como consecuencia directa del movimiento de tierras realizado con maquinaria pesada. Si bién tel daño no era fácilmente apreciable por los visitantes, pues se encontraba localizado en la ladera orientada al N-NW, era preciso restaurar esta zona dañada como consecuencia de la acción del hombre.

La restauración tenía como fín la recuperación ambiental del único representante de la erupción de 1824 existente en el interior del Parque Nacional de Timanfaya. Los trabajos consistieron en restaurar el talud natural del cono volcánico, mediante la eliminación de las terrazas existentes.

El gran reto técnico de esta restauración paisajística era la imposibilidad de atenuar los daños mediante el establecimiento de pantallas vegetales, debido a la inexistencia de formaciones de arbustos o masas forestales en el Parque Nacional de Timanfaya. Por lo que la restauración del substrato natural debía ser exquisito. Además se carecía de experiencias de este tipo realizadas en zonas desnudas, carentes de cualquier tipo de vegetación que pudiera mimetizar como "arte final" los trabajos de restauración llevados a cabo.

La idoneidad de la metodología aplicada queda verificada con una simple observación de las ortofotos correspondientes al estado inicial de partida y al final, donde se aprecia la eliminación de terrazas, vías de extracción del material y zonas alteradas más o menos profundas. La metodología seguida en estos trabajos de restauración son exportables a otras zonas de características similares en las que sea imposible o difícil la utilización de pantallas vegetales, por la inexistencia natural de formaciones vegetales de diferentes estratos.

Usos compatibles

Usos compatibles

Recuperación de cultivos tradicionales

El Parque Nacional de Timanfaya cuenta con un importante recurso cultural como son los cultivos agrícolas tradicionales, entre los que merece especial atención el cultivo de la higuera. Estos cultivos se asientan sobre propiedades particulares incluidas dentro del ámbito geográfico del Parque Nacional, y disponen de muros de piedra volcánica a modo de zocos que las protegen de los fuertes vientos dominantes.

La importancia de estos cultivos radica, por una parte, en el enorme valor histórico y cultural que este particular tipo de cultivo tiene, y por otra desde un punto de vista faunístico, por constituir el hábitat idóneo de diversas especies que casi exclusivamente se asocian con él, especialmente de la avifauna del Parque (tórtolas, perdiz moruna, etc.). Las zonas en que aparece esta unidad ambiental son los alrededores de Montaña Tremesana, María Hernández y Pedro Perico al sur, y la zona de Miraderos al este, con una superficie aproximada del 5% del Parque.

Estos cultivos estaban abandonados por parte de sus dueños, los cuales habían renunciado al cuidado de las higueras lo que suponía un riesgo para la pérdida de un recurso cultural y paisajístico único en el Parque Nacional, ya que algunos de los zocos cuentan con unas características de construcción únicas en toda la isla.

Este abandono provocaba la decrepitud de la planta (Ficus carica) al no ser sometida a trabajos de poda y eliminación de las partes muertas, ni tampoco al laboreo de la tierra, lo que produce una decadencia de la planta a la que se unía la invasión de la aulaga que provoca una competencia feroz de sus sistemas radicales con un debilitamiento general de las higueras.

Las actuaciones llevadas a cabo por el Parque con carácter experimental han consistido en una poda de las partes aéreas muertas, así como un trabajo de laboreo del substrato mineral eliminando las aulagas que habían invadido el espacio vital del árbol. Paralelamente, se han reconstruido los muros que componen los zocos, restaurando las partes dañadas y aumentando las dimensiones en aquellas partes que fueran precisas.

El resultado ha sido inmediato, los árboles han recuperado la vitalidad, aumentando el porte aéreo de las copas que aportan una belleza extraordinaria de este recurso agrícola tradicional.

La experiencia se proseguirá en ejercicios sucesivos ampliando las áreas de actuación, y limitando éstas a aquellas zonas donde se cuente con la colaboración de los propietarios y de las respectivas corporaciones municipales.

Aprovechamientos pesqueros

Al tratarse de métodos tradicionales y constituir una actividad socioeconómica para los habitantes de Yaiza y Tinajo, se mantienen los aprovechamientos tradicionales de pesca y marisqueo.

El interés científico

Desde la década de los años 80 el Museo Nacional de Ciencias Naturales, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto de Astronomía y Geodesia (CSIC-UCM) y el Departamento de Volcanología del Museo Nacional de Ciencias Naturales, vienen desarrollando una continúa investigación de los aspectos sísmicos, volcánicos y geodésicos en el Parque Nacional de Timanfaya. Lo que al principio se inició como una serie de trabajos de investigación puntuales ha llegado a convertirse actualmente en un permanente y continuo estudio, donde diversos proyectos de investigación se desarrollan coordinadamente; y ha dado lugar a la constitución del Laboratorio Geodinámico de Lanzarote, uno de cuyos módulos se encuentra ubicado en el interior del Parque Nacional de Timanfaya.

Actualmente este módulo es uno de los laboratorios mejor dotados del mundo en lo que se refiere al estudio geofísico de una zona activa como lo es el Parque Nacional de Timanfaya. El Laboratorio Geodinámico de Lanzarote, está integrado por tres módulos:

  • Cueva de los Verdes
  • Jameos del Agua
  • Parque Nacional de Timanfaya

El Módulo del Parque Nacional de Timanfaya se encuentra ubicado en la Casa de los Camelleros. Esta instalación es una infraestructura subterránea magníficamente tratada desde el punto de vista paisajístico, que no representa impacto ambiental ninguno y permite el estudio "in situ" de los diferentes parámetros geotécnicos, geomagnéticos, sísmicos y térmicos. Esta infraestructura cuenta con un instrumental científico de primer orden que permite la adquisición automatizada de aquellos parámetros de forma continua y en tiempo real. Hay que señalar que esta instalación se encuentra ubicada sobre uno de los más importantes campos de anomalías geotérmicas existentes en el Parque Nacional de Timanfaya.

Actividades turísticas

El Parque Nacional de Timanfaya es el segundo más visitado de toda la Red de Parques. En 1996 el número estimado de visitantes que accedieron al Parque Nacional constituye el 97,6% del total de visitantes que llegaron a Lanzarote. Por ello, la presión turística sobre este territorio depende del desarrollo turístico de la isla de Lanzarote.

Uno de los objetivos del Parque es facilitar el conocimiento y el disfrute público de los valores del Parque, siempre que sea compatible con su conservación, fomentando la sensibilidad y el respeto hacia el medio. Se trata pues, no tanto de promover el desarrollo turístico existente, sino realizar un eficaz manejo de este flujo de visitantes para que, sin disminuir el disfrute y uso público del Parque, se logren preservar los recursos naturales, culturales y paisajísticos que motivaron su declaración.

Flora

Flora

  • Aulaga majorera.

    Planta perenne, abundante en los terrenos áridos y secos del piso basal infracanario. Localizada en las coladas de Timanfaya, se puede encontrar en casi todas las islas."

  • Bejeque.

    Planta perenne de porte arbustivo, tallo leñosos por la base y hojas en roseta, carnosas con los bordes ciliados. Las flores son amarillas, rosadas o blancas y sus semillas muy pequeñas. Dentro de esta especie hay una gran variedad de subespecies, que se localizan en las grietas de rocas, ricos y terraplenes. Es un endemismo Canario.

  • Beleño blanco.

    Planta de la familia de las solanáceas, de hojas simples y flores hermafroditas que tiene como fruto una baya.

  • Boton de lanzarote.

    Arbusto resistente de la familia de las margaritas, compuestas de aroma penetrante con tallos plateados y hojas espatuladas y flores de color amarillo. Es propia de Lanzarote."

  • Caña comun.

    Planta arbustiva de la familia de las gramíneas semiespontaneo en el piso basal, frecuente en algunas islas."

  • Cerraja de risco.

    Planta herbácea, perenne, frecuente en rocas y laderas abruptas del litoral, y también en la parte inferior de la zona de brumas. Presenta un porte casi almohadillado porque sus hojas marchitas se amontonan en la base del tallo, que es muy corto. La forma variable de sus hojas explica la razón por la que se distinguen numerosas variedades, pero eso explica también su adaptación tanto a las zonas secas de los pedregales como a las zonas húmedas de los barrancos brumosos.

  • Corazoncillo lanzarotense.

    Planta perenne de la familia de las leguminosas de tronco leñoso y flores en racimo, terminales o axiales, su fruto es una vaina negruzca. Está presente en las lavas de colada de Timanfaya. A veces se ve asociada a los restos de materia orgánica de los posaderos de aves.

  • Escarchada.

    Planta anual de porte arbustivo de la familia de las aizoáceas. Se encuentra, aunque discretamente, en el piso basal infracanario. Localizada en las coladas de Timanfaya, se distribuye por todas las Islas Canarias, las islas Atlánticas (Azores y Madeira) y por la zona mediterránea del sur de Europa y norte de África.

  • Espergularia canaria.

    Planta anual de la familia de las cariofiláceas. Arbusto pequeño, máximo 30 cm, con hojas carnosas y flores con pétalos de color rosa pálido y blancos hacia la base. Florece de julio a septiembre. Crece en la arena salina de las costas.

  • Espino cambron.

    Planta perenne de hojas semideciduras de la familia de las solanáceas de porte arbustivo. Es rara en el piso basal infracanario y está localizada en las coladas de Timanfaya. Se puede encontrar en casi todas las islas canarias, en el sur de Europa y norte de África.

  • Estereocaulo.

    Planta criptógama de la familia de los estereocalaceas. Liquen. Frecuente en piso basal infracanario. Localizable en la colada de Timanfaya, se puede encontrar también en el resto de las islas prácticamente en ambos hemisferios.

  • Estornudera de lanzarote.

    Planta de porte arbustivo sumamente polimorfa lo que da lugar a múltiples variedades, que se adaptan a los más diversos suelos, incluso, a los más degradados de la laurisilva, encontrándose tanto en el litoral como en la cumbre. Tiene las hojas blanco-pubescente y el conjunto floral de largos pedúnculos. Es un endemismo Canario.

  • Heliotropo.

    Planta de la familia de las boraginaceas, de hojas alternas simples con flores regulares, es una planta anual, levemente presente en el piso basal infracanario. Localizada en la colada de Timanfaya, se puede encontrar en todas las Islas Canarias.

  • Higuera.

    Esta planta, de la familia de las moráceas, se cultiva en todas las islas, aunque se puede encontrar también en muchas localidades de la península en estado salvaje. Se propaga principalmente por las aves, que después de comer sus frutos, dispersan sus excrementos por diferentes zonas, por lo que no es difícil encontrar ejemplares en fisuras y grietas en las cortadas de los barrancos. Es posible que sea una de las plantas, no pertenecientes a la flora original de las islas, que más antiguamente se introdujo.

  • Junco.

    Planta herbácea de la familia de las juncaceas, la mayoría de las hojas son basales cubiertas. Las flores cimosas o paniculadas y las hojas lanceoladas muy largas."

  • Launaea.

    Planta herbácea bianual, perenne, que se puede encontrar en las zonas volcánicas de algunas islas. En Lanzarote, en las coladas de Timanfaya.

  • Lengua de pajaro.

    Planta xerófila de porte rastrero bastante abundante en todas las islas. Es una planta perenne que en las vertientes norte y en las zonas soleadas y secas son vellosas y de color gris plateado. Vive en rocas y pedregales de laderas y bordes de caminos y puede llegar desde el litoral hasta una altura de 1500 m. Es un endemismo Canario.

  • Malvarrosa.

    Planta perenne de la familia de las gerinaceas que se puede encontrar en las coladas de Timanfaya. Originaria del sur de África, fue introducida en Canarias para ornamento. Se puede encontrar sólo en Lanzarote.

  • Manzanilla loca.

    Planta herbácea, de vistosas flores blancas, que recuerda y puede confundirse con la margarita.

  • Matoblanco.

    Planta de la familia de las cariofilaceas, tendida con rizoma muy leñoso, de ramas cortas y ascendentes y hojas lanceoladas, o aovadas muy suculentas. Las flores son pequeñas, y se encuentran en zonas rocosas, cerca del mar. Es una de las típicas hidrofitas canarias.

  • Mecha.

    Planta compuesta, perenne que vive en las fisuras de los acantilados, y laderas rocosas del litoral, incluso puede subir hasta los roquedos de algunos bosques cercanos al litoral. Puede encontrarse en las coladas de Timanfaya, pero se distribuye por todas las islas.

  • Ononis canario.

    Subarbusto de la familia de las leguminosas de hasta 90 cm de alto, de hoja perenne, con racimos de 1 a 3 flores de color blanco rosado. Es rara en el piso basal infracanario y se puede localizar en las coladas de Timanfaya.

  • Orzaga.

    Planta arbustiva de la familia de las quenopodiaceas con hojas alternas, flores hermafroditas, solitaria y fruto pequeño y seco.

  • Pie de conejo.

    Arbusto de tronco leñoso de la familia de las cariofilaceas, con hojas enteras con estípulas escariosas. Flores regulares y un fruto con cápsula dehiscente.

  • Ramalina.

    Planta muy frecuente de la familia de las Parmeliaceas en el piso basal infracanario. Se puede localizar en casi todas las islas en las zonas volcánicas. En Lanzarote la encontramos en la colada de Timanfaya.

  • Ratonera.

    Planta perenne de porte arbustivo de la familia de las urticáceas, con hojas dentadas y espinosas con flores axilares pequeñas y rosaceas. Especie xerófila abundante en los suelos pedregosos y áridos de la zona costera y de los bordes de los caminos, aunque excepcionalmente puede llegar a los 1000 m de altura, aunque cambiando un poco su aspecto. Es un endemismo canario, que se puede ver en la colada de Timanfaya.

  • Reseda cristalina.

    Planta perenne o anual herbácea de la familia de las resedaceas, con hojas lineales, flores amarillas y la cápsula del fruto verrugosa. Localizable en las islas Canarias Orientales."

  • Salado blanco.

    Planta perenne de porte arbustivo de la familia de las cariofílaceas, de tronco leñoso, flores regulares y fruto con una cápsula dehiscente, muy común sobre rocas.

  • Senecio.

    Herbácea perenne o arbusto con rizoma de hojas basales, flores aplanadas, pequeñas, simulando una flor grande y corola tubular.

  • Sosa fina.

    Planta de la familia de las quenopodiáceas de porte arbustivo. Vive en terrenos áridos subsalinos y en bordes de caminos de climas semiáridos, sobre todo del litoral, donde vegeta en abundancia. Puede encontrarse en el litoral de Timanfaya, principalmente en la playa de la Madera. Es una planta barrillera que se utiliza para la obtención de sosas y jabones.

  • Tabaiba dulce.

    Planta perenne de la familia de las Euforbiáceas. Dicotiledónea con flores unisexuales y frutos secos dihiscentes. Especie exclusiva de Canarias se puede encontrar en el sur de las islas, sobre todo en la región costera. En las costas del norte es menos frecuente y se encuentra en compañía de otras plantas, y a veces puede encontrarse en los límites de los pinares. Puede localizarse en todas las islas.

  • Uvilla.

    Planta de la familia de las zigofiláceas, propia de los arenales y pedregales muy cerca del mar. Es frecuente en las costas meridionales de las islas orientales. En Lanzarote está localizada en la playa del Cochino.

  • Verol.

    Planta de porte arbustivo. Este endemismo canario es de los más típicos y comunes de las islas. Está generalmente asociado con la euphorbia, de tallos suculentos, hojas lanceoladas agudas y carnosas y flores largas y amarillas. Las hojas se pierden más cuanto más cálida es la zona, por lo que los tallos se ven casi sin hojas la mayor parte del año.

  • Vid.

    Planta vivaz de al familia de las vitáceas. De tronco retorcido, vástagos muy largos y nudosos, hojas alternas grandes y flores verdosas en racimos, cuyo fruto es la uva. Se cultiva en todas las regiones templadas. La vid silvestre no es cultivada, tiene las hojas más ásperas y el fruto más pequeño y de sabor agrio.

  • Vinagrera.

    Planta perenne que crece en mata y es muy abundante. Puede crecer entre otros matorrales, en los suelos pedregosos de la zona costera donde a veces forma masas. Está muy difundida en todas las islas. Aunque es muy típica de las costas se ha podido llegar a observar en altitudes de 1500 m sobre laderas peñascosas soleadas. Es una planta que se nota enseguida su presencia por el color verde vivo de sus hojas, que son algo carnosas y los penachos rojizos de los frutos ya pasados que aparecen en verano. Es un endemismo Canario.

Fauna

Fauna

  • Abejaruco comun.

    Sus colonias se extienden por toda la España seca, prefiriendo las llanuras o altiplanicies de suelos blandos para poder construir los túneles de nidificación. Las bandadas de estos pájaros atraen rápidamente la atención por el colorido de sus componentes, son aves esbeltas, de largos picos algo arqueados, con un plumaje que combina el azul turquesa del vientre, con el amarillo de su garganta, y los tonos marrones del dorso con el dorado de sus hombros. Se reúnen en grupos numerosos, que anidan colonialmente en galerías que excavan en sustratos blandos. Se alimenta preferentemente de abejas, lo que le ha valido la persecución por parte de los apicultores, también come libélulas y algunos coleópteros, a los que generalmente caza en vuelo.

  • Abubilla.

    Habita en terrenos abiertos de hasta media montaña, bosques de pinos e incluso en zonas desérticas. Mide 28 centímetros y tiene un vuelo lento y ondulante. Generalmente come en el suelo despejado, desde sapos y ranas, hasta grandes insectos y gusanos. Hace el nido en agujeros de viejos árboles y cría desde abril a julio en nidos que progresivamente, con el crecimiento de los pollos, aumenta su olor nauseabundo debido a la acumulación de excrementos que los adultos no pueden evacuar, y al olor a carne podrida que tienen los pollos para repeler a los posibles intrusos que pudieran acercarse al nido.

  • Agachadiza comun.

    No hay diferencias externas entre macho y hembra. Su plumaje es de color pardo con un rayado oscuro. Su pico largo y recto es lo más característico de este ave, ya que puede llegar alcanzar la cuarta parte de su tamaño total. Vive en zonas pantanosas, fangosas y en las orillas de los embalses. No nidifica en España, aunque es muy fácil verla en invierno y época de migración. Se distribuye por todas aquellas zonas que cumplan los requisitos anteriores. Se alimenta de gusanos de fango y de larvas de insectos.

  • Aguila pescadora.

    Habita en ríos transparentes y de curso lento, preferiblemente bordeados de árboles. Se alimenta de peces con un peso inferior a medio kilo completando su dieta en ocasiones con anfibios y pequeños mamíferos. Nidifica en cantiles y árboles casi siempre cerca del agua. En el interior es invernante y cría principalmente en las costas del levante y sur de la península.

  • Alcaravan.

    Es un ave grande de 40 cm con una cabeza redondeada y grandes ojos amarillos. Se mueve por terrenos pedregosos y arenosos descubiertos o eriales y colinas desnudas generalmente con poca vegetación. Ocasionalmente frecuenta marismas o entornos con pinos dispersos. Es característico el grito que emite principalmente al anochecer.

  • Alcaudon comun.

    Es un ave poco sociable, suele versele solo o en pareja. Acostumbra a posarse en vallas, ramas u otros lugares elevados, desde los que detecta a sus presas. Se alimenta de insectos, lagartijas, microrroedores, caracoles y pequeñas aves, a los cuales suele empalar en un espino. Habita en encinares cerrados o adehesados, zonas de matorral y bosques. Su puesta tiene lugar entre abril y junio. El número de huevos puede ser de 5 a 7 y son incubados por la hembra. Es una especie protegida.

  • Alcaudon real.

    Habita en carrascales, bordes de bosques y terrenos con árboles dispersos. Necesita superficies despejadas con algún posadero desde donde vigilar. Tiene 24 centímetros y su alimentación abarca desde pequeños pájaros hasta grandes insectos. El nido lo emplaza generalmente en arbustos y en ocasiones en árboles de gran porte. Cría de abril a junio.

  • Anade real.

    Ave de unos 57 centímetros. La hembra es parda y el macho en época nupcial tiene el cuello y la cabeza de color verde brillante y el pecho castaño. Vive en aguas abiertas, en los bordes de los ríos y en general en todo tipo de vegetación acuática, viéndose aumentada su población en Otoño por las aves noreuropeas. Algunas veces en enero se han visto polladas, pero es más frecuente que estas aparezcan a primeros de marzo, con unos doce individuos.

  • Anade silbon.

    Aunque es un ave marina y costera, donde vive y nidifica, en invierno se encuentra en lagunas salobres del interior. Pasa la mayor parte del día fuera del agua comiendo en los pastos. Mide unos 45 centímetros y debe su nombre de silbón al silbido que emite, que se oye desde lejos. Macho y hembra se parecen bastante aunque el macho tiene los bordes de las alas blancos.

  • Andarrios bastardo.

    Ave de unos 20 cm. Es un ave muy grácil, en verano su moteado blanco se vuelve más denso que el que presenta en invierno, su patas, largas, son de color amarillas o verdeamarillentas. Hace sus nidos en terrenos descubiertos cerca del agua. Frecuenta terrenos cercanos a lagos, marismas y desagües.

  • Andarrios chico.

    Podemos verlo en solitario o en grupos reducidos, aunque cuando migra, los bandos son muy numerosos. Realiza vuelos cortos a ras del agua con fuertes aletazos y manteniendo arqueadas las alas. Para descansar se posa en islas o maderas flotantes. Se alimenta de insectos, lombrices, arañas y pequeños crustáceos. Nidifica de mayo a julio, hace su nido en el suelo al amparo de alguna mata muy cerca del agua. Pone 4 huevos que incuban ambos progenitores. Es una especie protegida. Vive en orillas de ríos, pantanos y lagunas. Durante la migración también lo encontramos en costas y playas.

  • Avion comun.

    Las colonias rupestres de este ave abundan en bastantes parajes montañosos, hasta alcanzar los 2500 m de altitud. Es una especie muy sociable, observando a menudo que ejecuta sus desplazamientos de caza y el retorno a los nidos con bastante coordinación colectiva. En verano es fácil ver bandadas de aviones merodeando a gran altura sobre las cumbres de las sierras, atraídos por la concentración de insectos transportados en las corrientes ascendentes de aire caliente. Su alimentación se basa en los insectos que caza al vuelo, principalmente moscas y mosquitos, aunque también captura pulgones y pequeños coleópteros y mariposas. Se distribuye por toda la Península e Islas.

  • Avion zapador.

    Es el representante más pequeño de la familia de las golondrinas, de color tierra por encima y blanco por abajo. Se reúnen en sociedades y cazan generalmente cerca del agua. Sus vuelos son sincrónicos, elevándose como un enjambre al unísono para después dispersarse. Duermen amontonados en los carrizos. Las colonias de aviones zapadores se ubican en cantiles de arcilla o arena, donde construyen galerías que alcanzan los 70 centímetros de longitud. Suelen anidar en el mismo lugar año tras año. Se alimentan de gran número de dípteros, que consigue normalmente volando a ras del agua.

  • Bisbita caminero.

    Como todas las aves de la familia de las Motacillidae, son de colores pardos y no hay diferencia entre sexos. Son aves terrestres que corren y andan con gran agilidad. Anidan en el suelo.

  • Camachuelo trompetero.

    Como todos los fringílidos se alimenta de semillas y tiene el pico corto y fuerte. Anida en árboles, arbustos o en el suelo.

  • Canario.

    Como todos los fringílidos se alimenta de semillas y tiene el pico corto y fuerte. Anida en árboles, arbustos o en el suelo.

  • Carraca.

    De porte como el arrendajo y muy vistosa de color, vuela como la grajilla con vuelo muy brusco. Tiene un canto profundo y fuerte que se oye en bosques hechos y en campo abierto con algunos árboles. Cría en el hueco de los árboles, en ruinas, etc.

  • Carricero tordal.

    Especie migradora que vive en el nido que construye a baja altura en los carrizos de las orillas de los ríos de curso lento y en las marismas y carrizales, al que vuelve cada año para reproducirse. Mide 18 - 19 centímetros, es de tonos castaños y tiene el pico y las patas muy fuertes. Se alimenta de insectos y caza mariposas y libélulas. En el otoño emigra a África y en este viaje se alimenta casi exclusivamente de zarzamoras.

  • Cernicalo vulgar.

    Es una de las rapaces más comunes en España que podemos ver cernirse a poca altura sobre cualquier campo. Pesa alrededor de 250 gramos y aunque prefiere terrenos abiertos también se le encuentra en bosques aclarados y entornos urbanos próximos al hombre. Caza suspendiendose entre 10 y 30 m con la cola abierta en abanico durante un minuto o más inspeccionando el terreno y pasando a otro punto si en el anterior no ha tenido suerte. Cría en solitario y en ocasiones aprovecha los nidos viejos de córvidos, ardillas u otras rapaces. Habita en toda la península, Baleares y Canarias.

  • Charran comun.

    Ave de unos 36 cm, no hay diferencia entre sexos. Tiene un aspecto muy elegante, de color blanco, presenta una zona negra en la frente, que desaparece en invierno, su pico rojo, muy fino, también muestra una zona, en el extremo, de color negro. Muestra un vuelo muy técnico y grácil. Se alimenta de peces, moluscos, crustáceos, gusanos y algunos insectos. Nidifica en playas de costas y también lo hace cerca de agua dulce, entre los meses de abril a agosto. Pone de 2 a 3 huevos, que son cuidados indistintamente por ambos padres. Es una especie protegida.

  • Charran patinegro.

    Ave de unos 41 cm, no hay diferencia entre sexos. El dorso y las alas son de color gris perla, mientras que la cola y las zonas inferiores son blancas, teñidas tenuemente de rosa. Presenta un capirote negro y su largo y fino pico, de color negro también, termina en punta amarilla. Se alimenta de peces pequeños, crustáceos, gusanos y moluscos. Sólo es visible en zonas de costa. Es un ave muy activa y puede confundírsela en vuelo con las gaviotas. Cría en colonias entre los meses de mayo a julio. Su nido es un pequeño hoyo hecho por los padres, no siempre forrado, donde pone dos huevos. Es una especie protegida.

  • Charrancito.

    Ave de unos 24 cm, no hay diferencia entre sexos. Se le denomina golondrina del mar por su pequeño tamaño. Es de color grisáceo, tiene la cabeza negra, la frente blanca, el pico, que termina en color negro, es como las patas de color amarillo. Se alimenta de peces pequeños, de moluscos, crustáceos y de insectos. En época de reproducción se vuelve más gregario y hostil, llegando incluso a atacar a los intrusos. Hace su puesta de mayo a julio, pone de 2 a 3 huevos y tanto el macho como la hembra se ocupan de la incubación. Es una especie protegida.

  • Chorlitejo chico.

    Ave de 15 centímetros que corre dando saltos, de cuerpo esbelto y pico y frente negros, dorso pardo y pecho blanco, anillo ocular amarillento. Vive en arenales y pedregales cerca de los ríos y lagos. Se alimenta de escarabajos, cangrejos y gusanos. Nidifica en el suelo.

  • Chorlitejo patinegro.

    Ave de unos 16 cm, con el dorso pardo y la patas negras, el pecho y las partes inferiores son de color blanco. Se alimenta de insectos, arañas, gusanos, moluscos y crustáceos. Vive en playas arenosas, pedregosas y en zonas próximas a la costa. Es un ave gregaria, que forma grandes grupos. Se le ve frecuentemente correteando por las playas, tiene un vuelo rasante y rápido, que no emprende hasta que no se ve muy invadido. Hace su puesta entre los meses de abril a agosto, en cualquier pequeña depresión, pone 3 huevos que incuban ambos padres. Es una especie protegida.

  • Colirrojo real.

    Caza a la espera, encaramado en un punto dominante. Su alimentación es principalmente de origen animal. Es un ave muy bella, que recibe su nombre por el color rojizo de su cola. El colirrojo real necesita árboles espaciados para hacer el nido en todo tipo de cavidades: agujeros de árboles, huecos de paredes o edificios, también en recovecos rocosos.

  • Colirrojo tizon.

    Habita en todos los acantilados y pedrizas de nuestras cordilleras. Es un pájaro de roca que anida en agujeros y evita el follaje. Recorren con gran destreza los roquedos y cantiles y se alimenta de insectos, escarabajos, mariposas, etc., y en otoño de semillas y bayas. En invierno coloniza murallas, corrales y casas de todo el país.

  • Collalba gris.

    Habita preferentemente en pedrizas, prados rocosos del piso alpino, páramos y acantilados. Tiene 15 centímetros y anida en agujeros, pedreras e incluso madrigueras de conejo. Cría de abril a junio y se alimenta principalmente de pequeños coleópteros sin desdeñar algunas semillas.

  • Conejo.

    Es un animal muy conocido y común en España. Tiene un tamaño mediano, hace sus madrigueras en el suelo, donde saca adelante su abundante prole. Se alimenta de cortezas, fresas salvajes y brotes tiernos de vegetales. Su carne es muy apreciada y su piel se utiliza en peletería barata.

  • Correlimos tridactilo.

    Ave de unos 20 cm. En invierno es de un color gris muy claro, casi blanco, y en verano se vuelve más pardo. Tiene el pico y las patas de color negro. Una curiosidad de este correlimos es que solo tiene tres dedos en cada pata. Le podemos encontrar en playas arenosas, es muy activo y corretea constantemente por la playa en busca de alimento. Es un ave gregario aunque suele formar pequeños grupos. Se alimenta de camarones, gusanos marinos, moluscos y pedazos de peces. Hace su puesta de junio a agosto en pequeñas depresiones que encuentra en el suelo. Pone 4 huevos que cuida, casi exclusivamente, la madre. Es una especie protegida.

  • Crialo.

    Ave de unos 45 cm. Vive cerca de los bosques y áreas de matorral con árboles dispersos, también podemos encontrarlo en parques suburbanos. Se alimenta de insectos, orugas y pequeños reptiles. La hembra observa la conducta de un córvido hasta que ve la oportunidad de robar un huevo del nido y poner el suyo. El pollo del críalo, nace antes que sus forzados hermanastros, y aunque no se deshace del resto de los huevos, su voraz apetito y su mayor tamaño, hace que el resto de los pollos crezcan mal nutridos. Es una especie protegida.

  • Cuco.

    Habita en los pastizales altimontanos y en los bosques mixtos de coníferas y frondosas, preferentemente en el borde del monte, sobre todo en niveles medios de montaña. La hembra pone sus huevos en nidos de otros pájaros, uno por cada nido que parasita. Cuando este huevo eclosiona, lo primero que hace la cría de cuco es expulsar a las crías del pájaro parasitado y reclamar para sí todos los afanes alimenticios de sus .padres. adoptivos. Mide 33 centímetros, se alimenta casi exclusivamente de orugas, incluida la procesionaria, otros insectos y caracoles.

  • Cuervo.

    Habita y cría en acantilados y enclaves rocosos, que le garantizan seguridad para reproducirse. Es un ave muy atrevida que no duda en atacar a buitres y águilas de mayor tamaño que él cuando pasan por su territorio, a veces sin razón aparente. Mide 64 centímetros y tiene un pico negro muy grande y poderoso. Es un ave omnívora que come de todo, incluso carroña. Cría de febrero a mayo en cornisas rocosas en un nido de barro y ramas.

  • Curruca carrasqueña.

    Coincide con la curruca cabecinegra en parte de su área de distribución aunque busca los insectos en lugares distintos, la cabecinegra los busca en el estrato rastrero y la carrasqueña en la parte aérea del matorral. Vive en montes de quejidos, alcornoques y carrascas, prefiere las solanas y recorre las masas de jaras de etapas regresivas. Como la curruca zarcera la curruca carrasqueña llega a España en el mes de abril cuando empieza a moverse el mundo entomológico. Completa su dieta con moras, higos y semillas.

  • Curruca mosquitera.

    Es un ave de costumbres escondedizas, siempre oculta entre el ramaje, es muy difícil de ver. Precisa para criar, espesuras de arbustos altos, con o sin árboles, y lugares relativamente húmedos. Cuando llega a la Península dispuesta a criar, consume gran cantidad de insectos, con los que saca adelante a su prole. Sin embargo, cuando se prepara para volver en otoño al Sáhara, acumula gran cantidad de reservas a base de consumir zarzamoras, bayas e higos.

  • Curruca tomillera.

    Ave pequeña de unos 13 cm. La hembra es menos vistosa que el macho. Vive en espesos tomillares, romerales, coscojales y matojos de ma-rismas. Se alimenta de insectos, arañas, moluscos y semillas. Hace su puesta de abril a junio. Su nido lo hace entre las matas, a poca altura del suelo. Pone 4 o 5 huevos y su cuidado lo llevan a cabo ambos padres. Cuando los pollos se ven amenazados por algún intruso, el padre finge estar herido, se arrastra por el suelo y emite lastimeros piídos, esta aptitud despista al intruso, ya que le hace creer que atrapará sin dificultad al pájaro que se tambalea y se va en su busca. Es una especie protegida.

  • Garcilla cangrejera.

    Ave de cuerpo rechoncho y cuello grueso que mide unos 45 centímetros, con un plumaje claro, con alas blancas, las patas verdosas se vuelven rosadas en época de cría, así como el pico que es negro en época de celo y verde con punta oscura en invierno. Es más solitaria que el resto de las garzas, y anida sola o en pequeños grupos en carrizales o sobre árboles. Se alimenta de cangrejos y peces pequeños.

  • Garza real.

    Se distingue del resto de las garzas por su mayor tamaño. Su pico es amarillento y tiene forma de puñal, sus patas son de color pardusco, su cabeza y cuello blancos, tiene una lista de color que va desde el ojo hasta la punta del largo y grácil penacho. En primavera sus patas y picos se vuelven de color rojizo. La encontramos de pié inmóvil durante mucho tiempo, en el agua o cerca de ella, con su largo cuello erguido o hundido en sus hombros, también podemos encontrarla posada en los árboles. Su vuelo es, a pesar de su lento batir de alas, potente. Habita en vegas o praderas encharcadas, ríos, lagos y costas. Anida en colonias, normalmente en árboles altos.

  • Gaviota argentea.

    Son aves muy gregarias que se reúnen en bandos para pernoctar. Es muy común en los puertos y muy confiada con el hombre. Se alimenta de peces, moluscos y carroñas. Frecuentemente depreda sobre pollos y huevos ajenos de su propia especie. Cría en colonias, en un nido que realiza con todo tipo de materiales que encuentra en la zona, es un nido amplio, situado generalmente en el suelo, o en cantiles marinos. Pone 3 huevos que son incubados por ambos padres. Debido a su comportamiento caníbal, no dejan nunca solos los huevos y para hacer el relevo deben identificarse ambos progenitores. Para criar lo hace en acantilados inaccesibles, pequeñas islas y playas.

  • Gaviota reidora.

    Son muy gregarias. Se desplazan desde los dormideros a las zonas de alimentación en bandadas, adoptando forma de .v.. En ocasiones puede picar sobre el agua para alimentarse. No es extraño ver a grandes grupos aprovecharse de las actividades humanas, ya sea en el mar, en basureros urbanos o capturando los invertebrados que dejan al descubierto los tractores cuando trabajan la tierra. Entre los meses de abril a agosto, hacen sus nidos en colonias, recubiertos con vegetales, ambos padres incuban la puesta, que suele ser de 3 huevos. La encontramos en lagos, ríos, aguas estancadas, basureros, puertos, cultivos y zonas urbanas con extensiones de agua. Podemos verla tanto en la costa como en el interior.

  • Golondrina comun.

    Es un ave muy popular que goza de la simpatía humana, debido a la creencia de que da buena suerte que nidifique en nuestra casa. Sus nidos los elabora a base de barro, que une con saliva, adosados a paredes y vigas. Los rellena con vegetales y plumas. Es una especie rural aunque se la puede ver en algunas ciudades. Caza volando y a menudo por encima del agua, todo tipo de insectos.

  • Golondrina daurica.

    Ave de unos 20 cm. Es muy parecida a la golondrina común, aunque sus alas son menos puntiagudas y la cola más corta. Vive en zonas de bos-que mediterráneo, roquedos, cantiles y muy raramente en zonas habitadas. Se alimenta de insectos, que caza en vuelo. Es un ave solitaria, aunque en periodos posnupciales podemos verlas formando grupos. Construyen su nido en cuevas, roquedos o puentes, lo realizan con barro formando una media bola con un tubo de entrada. Pone de 4 a 6 huevos. Es una especie protegida.

  • Halcon peregrino.

    Habita preferentemente en montañas, acantilados, paisajes abiertos agrestes, bosques aclarados y en la costa. Caza lanzándose sobre sus presas en picado casi vertical, a enorme velocidad y con las alas pegadas al cuerpo a modo de proyectil viviente. Mide de 38 a 48 centímetros y se alimenta de aves hasta el tamaño de una paloma o perdiz. Cría en cornisas de grandes cortados rocosos, riscos y ocasionalmente en construcciones y nidos de otras aves en árboles. Su puesta tiene lugar entre marzo y abril.

  • Lagarto de Haria.

    Especie endémica de Lanzarote, una de las dos únicas especies de reptiles que habitan en la isla. Puede medir hasta 28 centímetros de largo, siendo su cola mucho más larga que el cuerpo. Presenta a cada lado del cuerpo unas manchas azules que varían según sea joven o adulto.

  • Lavandera blanca.

    También llamada pajarita de las nieves, habita sobre todo en las orillas de ríos, aunque ha colonizado los núcleos urbanos. Por ello la podemos encontrar anidando en cualquier granja o casa de la España húmeda y vallas frescas de los macizos interiores. Mide 18 centímetros y se alimenta principalmente de pequeños invertebrados; ocasionalmente picotea los excrementos de vaca para aprovechar los pequeños coleópteros y larvas. Cría de abril a agosto en nidos que acondiciona en agujeros.

  • Lavandera cascadeña.

    Habita principalmente los cursos medio y alto de nuestros ríos montanos y de los llanos. Tiene 18 centímetros y nidifica entre las raíces y piedras de la orilla o en agujeros de obras de fábrica en los tramos accidentados del río. Cría de marzo a julio y se alimenta de insectos que caza en las orillas. Solamente si se queda todo el año, completa su dieta con semillas de plantas ribereñas.

  • Lechuza comun.

    Habita a veces en acantilados y campos con árboles dispersos, pero prefiere para anidar construcciones de lugares habitados, como torres de iglesias, casas de campo y ocasionalmente troncos viejos de parques urbanos. Mide 34 centímetros y es un gran cazador nocturno de pequeños roedores. Algunas veces caza de día.

  • Martin pescador.

    Es un ave muy arisca y desconfiada, la encontramos recorriendo los bordes fluviales en vuelos muy rápidos, a ras del agua, solo podemos verlo con detalle en su posadero, desde donde vigila las idas y venidas de los pececillos. Su curiosa forma de cazar consiste en lanzarse en picado sobre el agua, desde su posadero o inmóvil batiendo las alas sobre su objetivo, para salir rápidamente con la presa en el pico si ha tenido éxito. Se alimenta principalmente de alevines de agua dulce, de hasta 6 centímetros, de cabezones, de ranas y sapos, así como de coleópteros acuá-ticos, caracoles y limacos también puede cazar al vuelo libélulas y frigáneas. Para reproducirse necesita cursos fluviales, lagos, lagunas, o marismas de agua transparente y orillas con taludes o terraplenes blandos para hacer su nido.

  • Martinete.

    Es un ave rechoncha de patas cortas. Tiene hábitos nocturnos, pasando el día oculto e inactivo, en árboles. Habita en ciénagas cubiertas de maleza, riberas y marismas con arbolado y abiertas. Cría en colonias con especies afines.

  • Milano negro.

    Habita en los bosques con ríos y zonas arboladas próximas a lagos y cursos fluviales. Mide 56 centímetros y se alimenta como el milano real de carroña, aves y pequeños mamíferos. Anida en árboles, algunas veces aprovecha los nidos de córvidos y en ocasiones lo hace socialmente en árboles grandes. La puesta tiene lugar entre abril y mayo.

  • Morito.

    Ave de unos 56 cm. Es de color negro con reflejos rojos y verdes. En vuelo es fácil confundirle con el Cormorán pigmeo. Le gusta posarse en árboles. Vive en marismas y bancos de fango. Cría en colonias, cerca de garzas y garcetas, en carrizales de aguas superficiales. Rara vez hace su nido en árboles.

  • Mosquitero común.

    Suelen ser aves solitarias, aunque a veces se les ve en parejas o tríos. Es un ave muy nerviosa y activa. Observa y realiza una prospección muy detallada de cada rincón de los árboles que frecuenta para localizar sus pequeñas presas. A veces podemos verlo lanzándose volando desde su punto de observación tras los mosquitos. De abril a julio hace su nido que consiste en una esfera de musgo y hierba, forrada de plumas y con una entrada lateral. Pone de 4 a 7 huevos. Frecuenta zonas con alguna cubierta arbórea o arbustiva de variable espesura. En la época invernal es fácil verlos en pequeños parques y setos. Es una especie protegida.

  • Oropendola.

    Es un pájaro esencialmente arbóreo que habita en riberas fluviales y arboledas que bordean ríos sobre todo con especies frondosas de alisos, sauces, olmos, chopos, etc. Este follaje tan tupido, impide ver con comodidad a la oropéndola a pesar de su colorido y tamaño que alcanza los 25 centímetros. Podemos observarla con frecuencia en rodales mixtos de pinos y frondosas pero su presencia en montaña suele restringirse al fondo de los valles. Cría de mayo a julio y se alimenta principalmente de insectos y en época, de frutas maduras ricas en azúcar.

  • Paloma bravia.

    Ave de unos 33 cm. Tiene un vistoso plumaje gris azulado, con verde y violeta en los lados del cuello. Su vuelo es muy rápido y normalmente bajo. Podemos encontrarla en acantilados marinos y en campiñas cercanas. Hace sus nidos en grietas, cuevas y a veces entre rocas.

  • Papamoscas cerrojillo.

    Habita en hayedos, robledales o setos muy frondosos y en pinares con nidales artificiales. Mide 13 centímetros y anida también en agujeros de árboles y muros. Necesita que bajo los árboles existan espacios abiertos para la caza de moscas y presas en el suelo y en el aire. Tiene una gran destreza para cazar al vuelo todo tipo de insectos que no sean ni muy duros, ni muy grandes.

  • Papamoscas gris.

    Su costumbre de posarse en postes y ramas puntales, desde donde se lanza sobre los insectos voladores que pasan a su alcance para, después volver a su lugar de origen, hacen del papamoscas gris un ave fácil de identificar. Anida en agujeros de árboles y huecos de edificios. Necesita espacios abiertos y ricos en insectos voladores para poder cazarlos desde su posadero. Es un especialista de la caza al vuelo y por tanto gran consumidor de mariposas, moscas, mosquitos, abejorros y otros insectos voladores, como pequeños coleópteros. La dieta vegetal es prácticamente nula.

  • Pardela cenicienta.

    Ave de hábitos marinos a veces próxima a la costa. Cría en zonas rocosas de las islas, donde las oquedades le proporcionan un buen lugar para ubicar sus nidos.

  • Pardillo comun.

    Es un ave muy gregaria. Es frecuente ver bandos que en otoño, por ejemplo, se reúnen con gran algarabía en dormideros arbóreos. Tiene un peculiar y característico vuelo ondulado. Se alimenta principalmente de semillas aunque no desprecia algunos invertebrados. De abril a julio, anida en todo tipo de arbustos. Construye su nido a base de hierbas secas y musgo. Pone de 3 a 6 huevos, que incuba la hembra. Su hábitat son sotos fluviales, zonas abiertas con alta vegetación anual, zonas forestales, matorrales, setos y a veces parques.

  • Pato cuchara.

    Como suele ocurrir, el plumaje del macho es más variado y vistoso que el de la hembra. El macho tiene la cabeza verde y el pecho y los costados castaños, la hembra es de color pardo, tan solo el espejuelo es verde en ambos y el borde anterior de las alas de color azul. Lo más identificativo de esta anátida y de donde recibe su nombre, es su pico. Es un pico grande y ancho al final, está dotado de unas fibrillas en el bor-de que actúan como filtro, donde queda retenido el zoo y fitoplancton que hay en suspensión. No desprecia sin embargo las plantas del fondo, las cuales consigue buceando.

  • Perdiz moruna.

    Ave de unos 33 cm. A distancia es fácil confundirla con la perdiz común, aunque de color más pálido. Ya de cerca se la distingue por el collar castaño que presenta y su peto gris azulado. Vive en laderas cubiertas de monte bajo y zonas con poca vegetación pero con agua y sitios de abrigo.

  • Petirrojo.

    Nidifica fundamentalmente en bosques de las zonas húmedas del norte y en los valles umbrosos de los macizos de montaña. También le podemos ver en tierras de labor, jardines y bordes de río con matorral impenetrable. Mide 14 centímetros y llega a confiar en el hombre más que otras aves. Cabe destacar la territorialidad de los invernantes, de tal forma, que no toleran la presencia de otro individuo de su especie en la parcela elegida. Siempre come en el suelo insectos, lombrices y moluscos pero completa su dieta con frutos como el majuelo, moras, etc. Anida en agujeros o grietas de muros o rocas, árboles, etc.

  • Rata negra.

    Es originaria de Persia y la India y se extendió por Europa a principios del siglo XII. Su coloración es función de la raza geográfica, tiene cabeza maciza, orejas prominentes y una cola desnuda, más larga que la cabeza y el tronco juntos. Ocupan todo tipo de áreas faltando sólo en la alta montaña y seguramente en los bosques de hoja caduca. En competencia con la rata común aquella es expulsada de todas las zonas subte-rráneas obligándola a ocupar las partes más altas de las construcciones.

  • Roquero rojo.

    Habita en laderas de media y alta montaña, con zonas de grandes bloques de piedra junto a tramos de hierba y arbustos diseminados. Como consecuencia de la despoblación de valles y pueblos, el roquero rojo coloniza los bancales abandonados y las construcciones rurales semidestruidas. Mide 19 centímetros y se alimenta sobre todo de ortópteros además de otros insectos, caracoles e incluso batracios pequeños. Cría de mayo a junio, en las hendiduras de las rocas.

  • Ruiseñor comun.

    Es un ave escondediza y solitaria, de plumaje pardusco y canto brillante, que habita el fondo de los valles de montaña, los bosques frondosos y los setos y arboledas con abundante estrato arbustivo. Mide 17 centímetros y construye nidos completamente mimetizados difíciles de encontrar. Es un ave eminentemente insectívora que pasa el invierno en África.

  • Serreta mediana.

    Ave de unos 58 cm. El macho es más vistoso que la hembra. Es un ave principalmente marítima aunque en la época de cría se desplaza a zonas de lagos y ríos con vegetación, donde hace sus nidos entre brezales, malezas y rocas.

  • Torcecuello.

    Es un pájaro pequeño, trepador, con un plumaje que le camufla perfectamente en los troncos y huecos de los árboles que frecuenta. La peculiaridad de esta especie reside en la enorme movilidad de su cuello. Cuando se siente en peligro lo retuerce sinuosamente, con movimientos de culebra, mientras eriza las plumas de la cabeza e hincha el cuerpo, emitiendo además un audible bufido, lo que pone en rápida huida a los supuestos agresores. Se alimenta principalmente de hormigas aunque no desdeña pequeñas mariposas, escarabajos y arañas.

  • Tortola comun.

    Es reconocible por su gracia y menor tamaño con respecto al resto de las palomas. La encontramos en campos abiertos de matorral, en setos silvestres y pequeños bosques. Anida en arbustos y matorrales.

  • Vencejo comun.

    A finales de abril llegan a las ciudades y pueblos los vencejos. Las colonias de vencejos se instalan para criar en edificios aprovechando los huecos a cierta altura. También anidan en roquedos y cantiles y es muy poco frecuente en España la reproducción en huecos de árboles. Pasan la noche en vuelo a enorme altura. Si caen al suelo, tienen muchos problemas para remontar el vuelo. Se alimenta únicamente de lo que caza volando, generalmente moscas, mosquitos, pequeñas mariposas y escarabajos.

  • Vencejo unicolor.

    Como todas las aves de la familia de los Apodidae son principalmente aéreos. Sus vuelos son muy rápidos, tienen las alas largas y las colas cortas. Apenas hay diferencia entre sexos. Hacen sus nidos en huecos.

  • Zarcero comun.

    Prefiere el matorral abierto de mediano porte y cría en grupos amplios en los setos que separan los campos y bordean los caminos, en las malezas de las colinas y en los claros y bordes de los bosques, también podemos verlo en jardines y parques urbanos. Se alimenta de todo tipo de insectos, aunque escoge preferentemente aquellos carente de caparazón duro, como son los pulgones, orugas, larvas y pequeños caracoles. En otoño completa su dieta con zarzamora.

Mapa

Mapa

 

Equipamientos

Equipamientos

Centros de Visitantes y Oficinas de la Administración del Parque

  • CENTRO DE VISITANTES E INTERPRETACIÓN DE MANCHA BLANCA

    Dirección: Ctra. LZ-67, km 11,50, Mancha Blanca (Tinajo).
    Teléfono: 928 118 042.
    Fax: 928 838 235.
    Horario: 9:00-16:30 h, todos los días.
    E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla

    Continuando hacia el municipio de Tinajo, nos encontramos con la principal infraestructura de Uso Público del Parque, que lo constituye el Centro de Visitantes e Interpretación de Mancha Blanca.

    En este centro podemos encontrar las siguientes instalaciones:

    -Salas de Exposición Permanente: el objetivo de esta exposición es el de conseguir el acercamiento del público al fenómeno vulcanológico de Timanfaya, su fauna, flora y litoral, logrando que el conocimiento adquirido, le permita posteriormente comprender todo lo que observe durante su visita al Parque. Las áreas temáticas desarrolladas en esta exposición son: Red Estatal de Parques Nacionales; Espacios Protegidos en Lanzarote; la estructura interna de la Tierra; geodinámica y volcanismo; el nacimiento de las Islas Canarias; Timanfaya y volcanismo reciente, etc. Toda la información de los paneles se encuentra en español, inglés y alemán. Existen también maquetas sobre el origen volcánico de Canarias y otra sobre las especies del litoral. Además, se puede observar una Cabina de instrumentación científica, para la prevención y vigilancia del riesgo sísmico y volcanológico. Asimismo en dicha Cabina de Instrumentación puede contemplarse la imagen del satélite METEOSAT, en tiempo real. Por último, hay un espacio dedicado al cultivo de la Geria.

    -Sala de Simulación: en esta sala se realiza una simulación de una erupción volcánica que nos harán trasladarnos al momento en que sucedieron y sentir las mismas sensaciones vividas por los pobladores de este lugar.

    -Sala de proyecciones: se exhiben dos programas audiovisuales diferenciados, con una duración total aproximada de 30 minutos. El primero de ellos es un diaporama (proyección con múltiples proyectores de imágenes), con banda sonora especialmente compuesta para la misma, y complementada con efectos especiales. Los audiovisuales se ofrecen mediante traducción simultánea en cuatro idiomas (español, inglés, alemán y francés). Los audiovisuales que se exhiben son:
    - Diaporama "Timanfaya y Lanzarote"
    - El Parque Nacional de Timanfaya
    - Montañas de Fuego
    - Timanfaya, Parque Nacional

    -Biblioteca: está dotada de unos fondos muy completos sobre temas relacionados con el Parque Nacional de Timanfaya, Lanzarote y las Islas Canarias, sobre sus características geológicas, faunísticas, florísticas, etc. También dispone de fototeca, videoteca y hemeroteca.

    -Miradores: desde ellos tenemos la oportunidad de contemplar el espacio que nos rodea. La interpretación de esta área temática se efectúa mediante dos paneles verticales y uno horizontal. En ellos se reflejan los paisajes que desde allí se divisan y se pueden identificar y localizar elementos orográficos del paisaje.

    - Pasarela: El edificio cuenta con una pasarela elevada que permite realizar un recorrido sobre coladas de lavas que alcanzaron los terrenos agrícolas durante las erupciones de 1730-36.

    - Sala de Experiencias Sensoriales: Esta sala está dotada de medios especialmente diseñados para personas que sufran algún tipo de discapacidad, ya sea motriz, auditiva o visual. Mediante paneles en lenguaje Braille, elementos táctiles y olfativos, los visitantes pueden acercarse a las singularidades naturales del Parque Nacional de Timanfaya.

    -Tienda: ubicada en la entrada del edificio principal. Se pueden adquirir recuerdos de la visita mediante la compra de productos exclusivos con el logotipo del Parque. Además se pueden adquirir libros, publicaciones sobre Parques Nacionales, artesanía, etc.

    -Aparcamientos: las instalaciones disponen de amplios aparcamientos vigilados con capacidad para 57 turismos,3 autobuses, 2 plazas para discapacitados y aparcabicicletas.

    El Centro de Visitantes e Interpretación de Mancha Blanca se encuentra dotado de accesos para disminuidos físicos, con un servicio especial personalizado para aquellos visitantes que lo soliciten y que por sus limitaciones físicas o psíquicas así lo requieran.

    La Administración del Parque Nacional, a través del Área de Uso Público, ofrece de forma gratuita un Servicio de Rutas Interpretativas guiadas a pie por el interior del parque, que se desarrollan por la Ruta de Tremesana y por la Ruta de Litoral.

    RESERVA DE RUTAS GUIADAS

    • Teléfono: 928 118 042
    • Fax: 928 838 235
    • Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla
    • Horario: 9:00 - 14:30 h., de lunes a viernes
  • Oficinas de la Administración del Parque Nacional de Timanfaya

    Dirección: C/ La Mareta, 9, 35560-Tinajo (Lanzarote).
    Teléfono: 928 118 035 y 928 118 049.
    Fax: 928 840 251.
    E-mail (administración): Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla
    E-mail (Uso público): Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla

    Horario: 9:00-14:30 h, de lunes a viernes.

    Estas oficinas albergan el Área de Administración correspondiente a la gestión del Parque Nacional, así como las áreas de Planificación y Conservación. Dichas instalaciones se configura como un punto más donde los visitantes pueden obtener información sobre la gestión y los servicios del parque Nacional.

  • MUSEO-PUNTO DE INFORMACIÓN (Echadero de Camellos)

    Dirección: Ctra. LZ-67, km 4, Echadero de los Camellos (Yaiza).

    Horario: 8:00-15:00 h, de lunes a viernes.

    Si accedemos al Parque Nacional desde Yaiza, nos encontraremos en primer lugar con el Echadero de Camellos, donde se halla el Museo-Punto de Información, ubicado en una instalación subterránea, los visitantes pueden obtener gratuitamente información sobre los diferentes servicios existentes en el Parque y admirar una muestra de los distintos materiales volcánicos, de los aperos de labranza que se utilizaban tradicionalmente con el camello, además de poder obtener información del proceso de colonización liquénica del substrato lávico, con una muestra de líquenes catalogados.

Otras Instalaciones

  • ECHADERO DE LOS CAMELLOS

    Horario: 9:00-16:00 h.
    Precio: 12 €.
    Duración: 45 minutos.

    Servicio prestado por el Ayuntamiento de Yaiza.

    Los visitantes del Parque Nacional podrán disfrutar de un corto recorrido a lomos de un dromedario a través de una senda que transcurre por la ladera sur de la montaña que da nombre a este Parque Nacional.

    -Servicio de fotógrafo: en la senda que recorren los dromedarios existe un servicio de fotógrafo en exclusiva que le realizará una fotografía como recuerdo y que Vd. podrá adquirir si está interesado.
    -Bar-Tienda: se encuentra ubicada en un edificio subterráneo.
    -Aseos: se encuentran ubicados un edificio subterráneo independiente.

  • MONTAÑAS DE FUEGO

    Teléfono de información: 928-84 00 56/57.
    Horario: 9:00-17:00 h.
    Precio: 8 €.
    Duración: 45 min.

    Servicio dependiente del Cabildo Insular de Lanzarote. (www.centrosturisticos.com)

    -Taro: el único punto de acceso y control a las Montañas del Fuego está constituido por una barrera que regula la entrada de los visitantes y donde se abona la entrada al Cabildo Insular de Lanzarote.

    -Islote de Hilario: es el núcleo principal de las Montañas del Fuego y se compone de una serie de instalaciones: aparcamiento, cafetería, restaurante, tienda de recuerdos, aseos. Asimismo, se ofrece una serie de servicios como las demostraciones de las anomalías geotérmicas y servicio de autobuses, que transportan al viajero a través de la Ruta de los Volcanes.

Municipios

Municipios

Tinajo

Yaiza