Amuparna se reune con Matilde Asían, Secretaria de Estado de Turismo, en un encuentro destinado a...
Amuparna participó en el Congreso Nacional de Parques Nacionales y Turismo Sostenible, celebrado...
El Consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez- Quiñones, ha...
El alcalde de Manzanares El Real, Óscar Cerezal, dio la bienvenida al Castillo de los Mendozas a...
Los municipios de Amuparna se dan cita esta semana en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama, para...
Mediante este convenio que firmaron la Presidenta de AMUPARNA, Dña. Rocío Espinosa  y el...
Las subvenciones a los municipios de las áreas de influencia de los Parques Nacionales y el...
Rocío Espinosa, presidenta de AMUPARNA, fue invitada por S.M. el Rey Felipe VI para participar...
Próximos Eventos
<< Mayo 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
   1  2  3  4  5  6
  7  8  910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Como asociarse

 

Inicio Parques y Municipios Parques Nacionales Sierra Nevada

Sierra Nevada

Introducción

Introducción

"Sus empinadas cimas, a la vez que dominan un inmenso horizonte, matizado de pueblos y de caseríos, con praderas llenas de verdura, están cubiertas de nieve y de hielos, que a la altura de 9.180 pies son perpetuos, a pesar del apacible clima del país pintoresco que las rodea (…). Granada, la bella Granada con sus jardines y sus ríos, y su vega riquísima de 12 leguas, aparece como recostada a los pies del enorme picacho de Veleta..."

Madoz (1849)

Representa los "sistemas naturales ligados a la media y alta montaña mediterránea". Siemprevivas, dedaleras, tiraña, manzanilla de la sierra, violeta de Sierra Nevada, estrella de las nieves, amapolas de Sierra Nevada y acónitos, forman parte de las más de 2.000 especies vegetales (66 endemismos exclusivos), de gran vistosidad y colorido, que viven en el Parque. Anfibios, reptiles, mamíferos , aves y una rica entomofauna (80 endemismos exclusivos), conforman la fauna de Sierra Nevada, especialmente ligada a los hábitats de la alta montaña. La cabra montés, habitual de las altas cumbres, es la especie más característica del parque.

Desde el 1 de julio de 2006, la gestión del Parque Nacional de Sierra Nevada corresponde en exclusiva a la Comunidad Autónoma de Andalucía

REAL DECRETO 712/2006, de 9 de junio, de 9 de junio, por el que se amplían las funciones y servicios de la Administración del Estado traspasados a la Comunidad Autónoma de Andalucía, en materia de Conservación de la Naturaleza (Parques Nacionales de Doñana y Sierra Nevada).

 

  • Fecha de declaración: Ley 3/1999, de 11 de enero.
  • Instrumentos: PORN y PRUG del Parque Natural (Decreto 64/94, de 15 de marzo).
  • Superficie: 86.208 hectáreas.
  • Provincia: Granada y Almería.
  • Comunidad Autónoma: Andalucía.
  • Teléfono: 958 02 63 00 (fax: 958 02 63 10).
  • Valores Naturales:

Más de 2.100 especies catalogadas de las cerca de 8.000 de flora vascular existentes en la Península Ibérica. Entre la fauna se cuentan anfibios, reptiles, mamíferos , aves y una rica entomofauna (80 endemismos exclusivos).

  • Otros Datos:

Redes supranacionales: Reserva de la Biosfera (1986).

Documentación:

Declaración: Ley 3/1999, de 11 de enero.

Instrumentos jurídicos: PORN y PRUG del Parque Natural (Decreto 64/94, de 15 de marzo).

Localización

Situación

Al sur de la Península Ibérica, formando parte de las Cordilleras Béticas, en la Comunidad Autónoma de Andalucía. Al sureste de la ciudad de Granada, comprendiendo también el extremo occidental de la provincia de Almería. Entre las coordenadas 36º55’ y 37º 15’ de latitud Norte y entre los 2º 56’ y 3º 38’ de longitud Oeste, que delimitan la localización geográfica del Parque, se acomodan parcial o totalmente 29 municipios granadinos y 15 municipios almerienses.

Límites

Los términos municipales comprendidos parcial o totalmente de Granada son: Aldeire, Alpujarra de la Sierra, Bérchules, Bubión, Busquístar, Cáñar, Capileira, Dílar, Dólar, Dúrcal, Aldeire, Ferreira, Güéjar-Sierra, Huéneja, Jeres del Marquesado, Lanjarón, Lanteira, La Tahá, La Zubia, Lecrín, Lugros, Monachil, Nevada, Nigüelas, Pampaneira, Lanjarón, Pórtugos, Soportújar, Trevélez, Valor. Los municipios de Almería son: Abrucena, Alboloduy, Alsodux, Bayárcal, Beires, Canjáyar, Fiñana, Fondón, Las Tres, Villas, Abla, Laujar de Andarax, Nacimiento, Ohanes, Paterna del Río, Rágol.


Cómo llegar

El PN de Sierra Nevada está atravesado por una red de carreteras secundarias que comunican a su vez con vías nacionales y autonómicas que lo circundan.

Esta red periférica comunica a las principales ciudades situadas en su entorno como son Granada, Motril, Almería y Guadix:

  • Desde Granada a Sierra Nevada: autovía N-323 dirección Motril, salida por Ronda sur, A-395 dirección Pradollano (estación de esquí) –Veleta.
  • Desde Granada al P.N. Sierra Nevada por la Alpujarra: autovía N-323 dirección a Motril hasta el cruce de Lanjarón, donde tomamos la carretera de La Alpujarra C-332, que atraviesa toda la vertiente sur de Sierra Nevada.
  • Desde Granada al P.N. Sierra Nevada por el Marquesado: autovía N-323 dirección Jaén, desvío en la A-92 dirección Almería, desvío en la A-337 dirección La Calahorra–Puerto de la Ragua.
  • Desde Almería, por la A-92 dirección Granada.
  • Desde Almería al P.N. por la Alpujarra: A-92 dirección Granada, desvío en Benahadux por la A-348, que recorre la Alpujarra almeriense.

 

Historia   

Historia

Sierra Nevada, un espacio de alto valor ecológico y cultural

La "Sierra del Sol", como la denominaban en la Edad Media, alberga un rico patrimonio cultural e histórico en el que se solapan y enriquecen legados tartesos, romanos y visigodos, singularmente en la vertiente alpujarreña. Lo más significativo del período musulmán son las sofisticadas técnicas de regadío, cuyas acequias y regatos surcan las laderas recogiendo agua del deshielo y la escorrentía para ser aprovechada en usos y actividades tradicionales. Sierra Nevada es en sí un elemento de identidad cultural para las gentes de estas tierras, cuyo interés viene a ser refrendado ahora por el legislador al declarar su conservación de interés general para la Nación.

Sierra Nevada: Reserva de la Biosfera

En el ámbito internacional, la red mundial de Reservas de la Biosfera hace referencia a zonas ecológicas representativas de las distintas regiones biogeográficas que constituyen espacios de gran diversidad biológica, con características naturales de gran interés científico o que representan ejemplo de paisajes en los que la interacción hombre-naturaleza es modélica. Son espacios de alto interés para su conservación, que se configurarán como áreas piloto para el ensayo de fórmulas de gestión dirigidas a la conservación y desarrollo sostenible de los recursos, y cuyos resultados sean extrapolables a otras regiones más extensas. Por todo ello, el programa MaB (Man and the Biosphere) de la UNESCO se constituye en un nuevo ámbito de investigación en las relaciones entre los sistemas ecológicos y el hombre.

El concepto de "Reservas de la Biosfera" se concibió a mediados de la década de los 70, aunque no se plasmó como conjunto de orientaciones concretas hasta el Congreso Internacional de Reservas de la Biosfera, celebrado en la ciudad de Minsk (Bielorrusia) en 1983. De esta reunión emanó un Plan de Acción que contenía directrices, recomendaciones y una serie de medidas a poner en práctica en estos espacios.

Posteriormente, en la Cumbre de Río se planteó la necesidad de revisar y actualizar nuevos documentos de trabajo para la Red Internacional de Reservas de la Biosfera.

En el marco de una reunión internacional de expertos sobre las Reservas de la Biosfera, celebrada en Sevilla, en 1995, se elaboró un nuevo documento que adecuaba el concepto de Reserva a las actuales condiciones ambientales y sociales.

Básicamente, las Reservas han de cumplir tres funciones:

  • La conservación de la diversidad biológica, los recursos genéticos y los ecosistemas.
  • El desarrollo sostenido de los recursos de la región, en estrecha colaboración con la población local.
  • Su integración en una Red Internacional como base para la investigación, la enseñanza y la vigilancia del medio ambiente.

Existen más de trescientas Reservas de la Biosfera en todo el mundo. En 1977 la UNESCO declaró las dos primeras Reservas de la Biosfera españolas: Grazalema y Ordesa-Viñamala. En 1978 se añadieron Doñana y el Montseny. Sierra Nevada fue la décima, en 1986. En la actualidad, las Reservas de la Biosfera en nuestro país son 15.

Sierra Nevada, Parque Natural

El macizo de Sierra Nevada fue declarada Parque Natural por el Parlamento de Andalucía en 1989 debido a las singularidades de su flora, fauna, geomorfología y paisaje. Posteriormente, el Parlamento Autonómico propuso su declaración como Parque Nacional.

Como Parque Natural, Sierra Nevada ocupaba una amplia superficie de las provincias de Granada y Almería (169.239 ha) e incluía más de 60 municipios de las comarcas naturales del Marquesado del Zenete, el Valle de Lecrín, la Sierra Nevada poniente, la cuenca del Río Nacimiento y la Alpujarra. Esta última era la de mayor extensión.

Sierra Nevada: Parque Nacional

El Parque Nacional de Sierra Nevada viene a sumarse a la Red de Parques Nacionales (Ley 3/99, de 11 de enero de 1999), alcanzándose la cifra de 12 parques.

Con ello, Sierra Nevada incorpora a la Red de Parques Nacionales los ecosistemas de alta montaña mediterránea, que hasta el momento no estaban representados.

La declaración del Parque Nacional de Sierra Nevada es, por tanto, la primera que se produce por las Cortes Generales tras la modificación de la Ley 4/89, de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre, por la Ley 41/97.

Declarar Parque Nacional a Sierra Nevada ha tenido por objeto:

  • Proteger la integridad de sus ecosistemas, que constituyen una extraordinaria representación de los sistemas mediterráneos de montaña y alta montaña.
  • Asegurar la conservación y la recuperación, en su caso, de los hábitats y las especies.
  • Contribuir a la protección, el fomento y la difusión de sus valores culturales.
  • Promover el desarrollo sostenible de las poblaciones cuyo territorio esté, en todo o en parte, dentro del Parque Nacional.
  • Aportar al patrimonio común una muestra representativa de los ecosistemas de la alta montaña mediterránea, incorporando el Parque Nacional de Sierra Nevada a los programas nacionales e internacionales de conservación de la biodiversidad.

Geomorfología y Clima

Geomorfología y Climatología

Geomorfología

La cordillera Bética es la gran unidad geológica, es la cordillera alpina más destacada de la Península, originada por la colisión de la placa africana con el macizo central ibérico y está formada por depósitos de las eras primarias y secundaria, de gran espesor. La aparición de Sierra Nevada como unidad geológica data de hace unos 30 millones de años, cuando este macizo se elevó en el momento del plegamiento alpino en la era terciaria. Desde entonces, no ha parado de elevarse hasta alcanzar las máximas cumbres peninsulares. Pero la actual morfología es también fruto de los episodios glaciares de finales del Cuaternario. Quizá la huella más evidente de este glaciarismo sea la existencia de medio centenar de lagunas.

Geológicamente entre los materiales presentes aparecen tres zonas de disposición concéntrica: una primera zona donde destacan pizarras incrustadas de rocas metamórficas (micasquistos, cuarzitas, mármoles, anfibolitas y granates) que forman el complejo Nevado-Filábride. Situado en la zona central donde concurren las máximas alturas de Sierra Nevada. Esta zona recibe el nombre de "lastra".

Una zona intermedia de complicada estructura, constituída por anfibolitas, pizarras, esquistos, serpentinas, gneises, mármoles, cuarzitas, filitas y micaesquistos, que corresponden al manto del Mulhacén. Compuesta por fragmentos deleznables constituyen la "launa", utilizada como impermeabilizante en techos y tejados.

La zona que rodea a este núcleo central integra el complejo Alpujárride, caracterizado por la abundancia entre sus componentes de micasquistos del paleozoico y precámbrico, filitas y calizas-dolomías cristalizadas de nuevo, y que en ocasiones, envuelven por completo a los materiales esquistosos del complejo anterior formando una orla. Estos materiales que reposan sobre pizarras, están formados por una extensión de dolomías y calizas con una potencia de hasta 1000 metros, que constituyen el característico "calar".

Por último, el neógeno y cuaternario están representados por rocas blandas, tipo margas, arenas, conglomerados, etc. En estos lugares la xericidad es muy marcada.

El relieve de Sierra Nevada es, a diferencia de la mayoría de los complejos montañosos de la península, homogéneo y compacto, de formas suaves y cimas poco escarpadas en unas zonas y muy abrupto, dominado por crestas y salientes, en otras. Las especiales características de Sierra Nevada, en orden a sus numerosas cumbres que superan los 3.000 metros de altura, hacen de su macizo montañoso una excepción respecto al resto de sistemas montañosos de la Península Ibérica. Sobre todas las cimas destacan poderosamente la del Mulhacén (3.482 m) y el Veleta (3.392 m). Se distingue del resto de formaciones por la ausencia de valles que faciliten el paso entre las vertientes, existiendo sólo en las zonas adyacentes al macizo.

Su relieve tiene además un extraordinario interés geomorfológico. Diversos estudios confirman un glaciarismo pleistocénico. Sierra Nevada es el enclave europeo más meridional afectado por el glaciarismo cuaternario. Aunque sus efectos se limitaron a las partes más elevadas de la sierra, no alcanzando otras montañas más septentrionales. Tienen gran importancia por ser el único caso de la Bética. Ocuparon las cuencas de drenaje preexistentes, no consiguiendo en la mayoría de los casos romper las líneas maestras del relieve, pero sí acentuaron la cabecera de los barrancos. Dejaron su huella en circos,(localmente llamados corrales, en numerosas lagunas originadas por los surcos) o zonas deprimidas de la sobreexcavación glacial, y borreguiles o prados húmedos, (cuya génesis está en las zonas elevadas o umbralesde roca superadas por los movimientos del glaciar). Actuaron como diques naturales acumulando suelo fértil y agua, donde hoy se conserva la mayor biodiversidad botánica de Sierra Nevada.

La geomorfología glacial también ha dejado algunos valles de fondo plano en forma de U. Más extendidos están los depósitos morrénidos, formando grandes acumulaciones de pedregales, llamados localmente cascajares y lastras. Proceden sobre todo del periodo periglaciar, que ha sido más activo que el glaciar en Sierra Nevada. Se caracteriza por ser menos frío y por la alternancia de heladas y deshielos, que propician la fragmentación de la roca por gelivación (erosión por acción del hielo), proceso que salvadas las distancias sigue activo.

Climatología

Posee un clima variado y extremado a la vez, propio de la alta montaña, donde a lo largo del año las temperaturas oscilan en 60 grados centígrados. Marcan las diferencias entre los helados días de invierno, cuando soplan los vientos del norte que bajan las temperaturas hasta los 35 grados bajo cero, y las calurosas jornadas de verano con cálidos vientos de procedencia sahariana.

Esta circunstancia origina que en la media montaña, hasta los 2.500 metros de altura aproximadamente, se aprecien las cuatros estaciones, mientras que a partir de este límite, ya en la alta montaña, las estaciones se reducen a dos, el invierno nevado y frío y el verano o época del deshielo. De hecho, en alturas superiores a los 2.500 metros casi las tres cuartas partes de las precipitaciones que se registran a lo largo del año lo son en forma de nieve.

El régimen de precipitaciones es variable como, lo es en sí, la climatología del Parque. Con escasas precipitaciones en las zonas bajas orientales (aportes inferiores a 300 mm) y abundantes en las zonas altas occidentales (incluso por encima de 2.000 mm). Como en toda climatología de alta montaña es necesario recordar que las precipitaciones aumentan con la altitud, llegando este factor a ser preponderante sobre los demás.

Conservación

Conservación

Sierra Nevada constituye un refugio excepcional para la flora y la biodiversidad en el continente europeo, debido a sus condiciones históricas (su localización biogeográfica estratégica, en el oeste de la región Mediterránea), a su aislamiento geográfico, a la brusquedad de gradientes ecológicos (con su enorme rango altitudinal) y a la diversidad de nichos ecológicos. Presenta 2.100 especies vegetales catalogadas, 116 de las cuales se encuentran amenazadas.

El programa de recuperación de áreas con flora amenazada, enmarcado en un proyecto Life de la Unión Europea, tiene como objetivos principales la disminución de los factores de riesgo para las poblaciones que se encuentran más amenazadas y el aumento de efectivos naturales mediante la restauración y conservación de sus hábitats naturales.

Para ello, se establecen una serie de estrategias de conservación in situ mediante la aplicación de planes de gestión para llevar un control de las causas de vulnerabilidad (sobrepastoreo, coleccionismo, modificaciones del régimen hídrico, estación de esquí e infraestructuras viarias, deforestaciones, plantaciones de especies alóctonas y turismo) y mediante reintroducciones.

Otras son estrategias ex situ, entre las que destacamos la conservación de semillas en el Banco de Germoplasma de Sierra Nevada y la creación del vivero de especies amenazadas, donde se reproducen y se exponen al público las especies nevadenses más amenazadas, muchos de cuyos hábitats son tan frágiles que no podrían soportar la presión de los visitantes.

Usos compatibles

Usos compatibles

Con la declaración del Parque Nacional de Sierra Nevada se ha dado un gran paso en perpetuar los increibles valores naturales y culturales de este enclave montañoso. Con su creación y la posterior redacción de su PRUG se pone fin a una serie de problemas que viene afectando al parque, como la presión de los herbívoros sobre las comunidades vegetales, lo problemas de sarna y parasitosis que conlleva la excesiva población de cabra montés, incendios forestales, la industria de la nieve, etc

Una actividad basada en la agricultura

La actividad económica de Sierra Nevada se basa principalmente en la agricultura, que se extiende por la vertiente sur hasta más allá de los 2.000 m de altitud. Los cultivos predominantes son los de secano (almendro, olivo, higuera, vid, trigo, cebada y centeno). En valles y vegas altas tiene importancia el regadío (productos hortícolas, patata, maíz, frutales…). El éxodo rural ha dado pie a la existencia de grandes superficies no labradas.

La regulación del ganado: una condición para garantizar el funcionamiento del ecosistema

La actividad ganadera también es importante, principalmente ovino y caprino, aunque la cabaña ha disminuido en los últimos años, cuando el exceso de reses condujo a un empobrecimiento de los pastos.

Los ganados subían a pastar a los "borreguiles", que al cabo de un tiempo y como consecuencia de la nitrificación que provoca el sobrepastoreo, se ven invadidos por especies más agresivas que compiten ventajosamente con las originales, provocando un deterioro en las comunidades vegetales originales.

El turismo, una importante fuente de ingresos

La altura de las cumbres de Sierra Nevada y su fácil acceso, constituye uno de los principales atractivos de este macizo.

El turismo es una importante fuente de ingresos para la zona, sobre todo el turismo de nieve en la zona de la estación de esquí de Sierra Nevada y el turismo rural en la Alpujarra, pero en ocasiones la afluencia masiva e incontrolada de visitantes puede ser muy perjudicial para el parque, por lo que se hace necesaria su regulación.

Ecosistemas

Ecosistemas

La principal característica que ofrece Sierra Nevada es la extraordinaria abundancia de especies, favorecidas por su gran altitud que, junto con su compleja topografía, permite la existencia de distintos segmentos climáticos. Igualmente son de especial importancia su baja latitud, así como la variedad litológica. La franja entre la cota cercana a los 3.500 metros, hasta que se alza la cumbre del Mulhacén, permite que en el Parque Nacional coexistan cuatro pisos bioclimáticos dependiendo de su altura.

Sierra Nevada es una descomunal escalera donde tienen cabida, a excepción del piso inframediterráneo que se reduce al Norte de África, el resto de los pisos bioclimáticos de la región Mediterránea, circunstancia única que no se da en ninguna otra cordillera de la Península. Además el piso crioromediterráneo, presente por encima de los 2.900 metros, es exclusivo en las cordilleras Béticas, lo que le dota de un extraordinario valor botánico dado el enclave geográfico meridional de Sierra Nevada.

El Parque Nacional lo componen los pisos supramediterráneo entre 1.200 y 2.000 metros, el oromediterráneo entre los 2.000 y 2.900 metros y por último el crioromediterráneo que cubre las máximas alturas de la sierra. Por debajo de éstos, el piso mesomediterráneo no se encuentra dentro del Parque Nacional.

Representación de los tipos bioclimáticos del P.N. Sierra Nevada.

La peculiaridad de este clima ha permitido que en este territorio se hayan salvado de la extinción numerosas especies vegetales, que hoy son endemismos únicamente existentes en este Parque, ya que desaparecieron hace mucho tiempo en otros lugares. Estas mismas condiciones han permitido, asimismo, el desarrollo de nuevas especies que sólo se encuentran en Sierra Nevada. Existen alrededor de 65 especies exclusivas y 175 endemismos ibéricos. Además se encuentran representados 65 de los 181 taxones que componen el catálogo regional de flora silvestre amenazada.

Al igual que sucede con las plantas, son multitud los pequeños organismos que se adaptan a las condiciones climáticas existentes en este territorio. Estas condiciones empujaron a muchas especies de los antiguos glaciares a buscar esta zona de bajas temperaturas en el periodo postglaciar, provocando la aparición de endemismos o especies exclusivas. Los endemismos más numerosos que alberga el Parque Nacional de Sierra Nevada se encuentran entre los invertebrados. Entre los vertebrados el mayor número corresponde a las aves.

Con todo esto distinguimos principalmente dos grandes ecosistemas:

LA ALTA MONTAÑA

Este ecosistema englobaría a los pisos bioclimáticos oromediterráneo y crioromediterráneo. En invierno, el aislamiento del macizo que sobresale 1200 metros sobre los que le rodean lo convierten en la cara donde tropiezan las borrascas del levante mediterráneo, los frentes atlánticos de poniente, o los más fríos temporales del norte o noroeste, de modo que cualquier inclemencia entra rápidamente en sus cimas. Fuertes vientos, ventiscas, nieblas o nubes de montaña que roban la visibilidad, bajadas bruscas de temperatura y cambios imprevistos de las condiciones de la nieve, son habituales en el invierno de Sierra Nevada.

El verano sin embargo es soleado y seco, de escasas precipitaciones.

Una característica que la hacen especial es su cercanía al cálido mar de Alborán, que suaviza las duras condiciones de alta montaña, en la que la más mínima irregularidad del terreno produce un pequeño nicho natural que puede acoger a diferentes especies. Será la topología del terreno en cuestión la que determine el tipo de vegetación y fauna que albergue, aunque con otro importante condicionamiento, como es el de la pluviosidad. La alta montaña se caracteriza por ser húmeda ya que recibe precipitaciones entre 1.000 y 2.000 mm anualmente.

En su interior encontramos unos ecosistemas únicos, desde los pastizales de alta montaña, piornales, bosques caducifolios, hasta matorrales mediterráneos, que hacen de esta Sierra un lugar con una elevada diversidad biológica.

Así, este enclave, presenta una de las floras más valiosas de toda Europa, con más de 2.000 plantas catalogadas de las cerca de 8.000 que existen en la Península Ibérica. Es precisamente en la alta montaña, en los "cascajares" y "borreguiles", donde se localizan la mayoría de las más de 60 especies exclusivas de Sierra Nevada. Entre ellas, la estrella de las nieves, la amapola de la sierra, la violeta de Sierra Nevada y la manzanilla de la sierra son las más conocidas.

Aquí viven más de 60 especies de aves, no sólo típicas de montaña (águila real, acentor alpino), sino también pájaros de zonas menos agrestes (oropéndola, abubilla, chochín). Entre los mamíferos, es la cabra montés la que se deja ver con más facilidad. La fauna invertebrada también adquiere importancia, con más de 80 insectos endémicos.

El nivel oromediterráneo ocupa las laderas altas y cumbres entre los 2.000 y 2.900 metros. Se identifica como dominio forestal porque sus condiciones climáticas impiden la presencia de cultivos agrícola, con temperaturas anuales medias que oscilan entre 4 y 8 grados centígrados, que en el mes más frío descienden hasta 4 grados bajo cero.
Son destacables tres aspectos de este piso en comparación con otras alturas de 2000 metros de la Bética:
Primero, seguir manteniendo un número elevado de endemismos junto con el piso superior.

Segundo, la abundancia de borreguiles (prados higrofílicos), cuya existencia deriva de la geomorfología del periodo glaciar, que con la presencia de agua han producido los actuales prados húmedos.

Tercero, participar de un doble sustrato, silíceo que es el mayoritario y carbonatado, lo que se traduce en la existencia de dos comunidades vegetales diferenciadas, hecho totalmente atípico.
La franja caliza del piso oromediterráneo aparece en la vertiente occidental. La vegetación climax es un bosque abierto de pino salgareño (P. nigra subsp. clusiana) y pino albar o silvestre (P. sylvestris subsp. nevadensis), con arbustos como enebros y sabinas rastreras (Juniperus sabina, J. communis subsp. hemisphaerica, Prunus ramburii) junto a plantas de menor porte como el torvisco (Daphne oleoides).
En la primera fase de degradación del bosque, sobre suelos frescos y profundos se desarrolla un matorral espinescente agracejo (Berberis hispanica), majuelo (Crataegus monogyna) y endrino (Prunus rambuii).
Cuando las condiciones desfavorables se acentúan (suelos pedregosos, crestas poco resguardadas) coloniza el piornal, matorral de aspecto almohadillado y espinoso (Genista versicolor).

En los suelos silíceos la vegetación se caracteriza por la inexistencia de especies arbóreas, debido a la pobreza del suelo, la alta xericidad estival y la abundancia de nieve invernal. Se desarrollan piornales y enebrales, formando comunidades ricas en caméfitos fruticosos y hemicriptófitos (Festuca indigesta, Arenaria imbricata).

En áreas calcáreas a elevada altitud (Dornajo, cabecera del río Dúrcal), y a causa de la escasez de suelo, se desarrolla un espinal con sabinas y enebros, mezclado con un tomillar almohadillado (Sideritis carbonellis y Astragalus granatesis).
Por último, es característico del piso oromediterráneo nevadense, los prados higrófilos o borreguiles. Son botánicamente excepcionales al estar plagados de endemismos nevadenses (cerca de un tercio de las plantas de la alta montaña de Sierra Nevada se concentra en los borreguiles). Necesitan siempre de suelos profundos y encharcados o húmedos que sean capaces de mantenerse así durante la estación seca. Las plantas de estos hábitats están doblemente especializadas, pues son propias de montaña pudiendo permanecer largas temporadas bajo la nieve, y además están adaptadas a la humedad y encharcamiento. Son propios de estas zonas los musgos (Bryum), la tiraña planta carnívora endémica (Pinguicola nevadensis), cervuno (Nardus stricta) y la estrella de las nieves (Plantago nivalis) uno de los endemismos más emblemáticos.

El nivel crioromediterráneo comienza a partir de los 2.900 metros de altura y tiene temperaturas medias anuales por debajo de los 4 grados y con mínimas en los meses más fríos que nunca superan los 7 grados bajo cero. En las zonas de alta montaña (a partir de los 2900 m) se dan unas condiciones ecológicas que impiden el desarrollo de la vegetación arbórea, esto es debido a las duras temperaturas que se hacen heladas durante el invierno. Esta circunstancia es clave para explicar que la vegetación en las zonas altas del Parque, donde las temperaturas son más bajas, esté compuesta sobre todo por un pastizal de hojas pequeñas y persistentes y por arbustos enanos, gramíneas y líquenes, especializados en sobrevivir en un periodo vegetativo muy corto, cercano a tres meses. Son además plantas cuya altura está controlada por el espesor de la nieve durante el invierno.
Presentan un gran interés y constituyen uno de los aspectos más singulares de Sierra Nevada. Estos pastizales están compuestos por un gran número de especies endémicas (hasta el 40%). Un buen bioindicador de este piso es el endemismo Festuca clementei. Además también encontramos especies amenazadas como la manzanilla real (Artemisia granatensis) y otras como Arenaria tetraquetra subsp. amabilis , Hormatophylla purpurea.

Los canchales "cascajares" están muy extendidos y en ellos viven gran número de especies, con adaptaciones para resistir estos ambientes: la violeta de Sierra Nevada (Viola crassiuscula), Linaria glacialis. En los paredones rocosos son frecuente las especies que colonizan grietas y repisas: Saxifraga nevadensis, Arabis alpina.

Fauna en la alta montaña:
Pese a poseer en torno a 51.000 has por encima de los 2.000 metros, no existe a esa altura una comunidad compleja permanente de animales vertebrados, debido a las duras condiciones climáticas de esa zona. Son escasos los vertebrados que pasan el invierno en las cotas superiores, prácticamente reducido a dos aves: el acentor alpino (Prunella collaris) y el mirlo capiblanco (Turdus torquatus). Entre los mamíferos, la cabra montes (Capra pyrenaica) es la especie más emblemática del parque. También encuentran cobijo a estas alturas el topillo común (Pytimis duodecimcostatus), más propio de zonas húmedas a menor altura y el topillo nival (Chionomys nivalis), que instala sus galerías en zonas rocosas, así como a los animales a quienes sirven de presa como las comadrejas (Mustela nivalis).

Durante el otoño, la alta montaña puede recibir la visita de mirlos, jilgueros (Carduelis carduelis) y grupos de cernícalos (Falco tinnunculus).
Estos son los dominios de la collalba gris (Oenanthe oenanthe), la alondra común (Alauda arvensis) y el colirrojo tizón (Phoenicurus ochrurus). Entre los roquedos podremos observar al roquero rojo (Monticola saxatilis), que debe su nombre a la coloración roja del pecho del macho que contrasta con el negro azulado de su cabeza.

A estas alturas podemos ver bandadas de chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax) que instalan sus colonias en los escarpes y oquedades. Rasando las paredes de los tajos y peñones surge el águila real (Aquila chrysaetos) que utiliza estas alturas como terreno de caza. También podremos avistar algún buitre leonado (Gyps fulvus), y a la perdiz común (Alectoris rufa) que llega a subir hasta los 3.000 m.

A estas alturas, además de los endemismos botánicos, existen más de ochenta insectos endémicos. Los condicionantes de la alta montaña confieren a estos animales unos caracteres específicos: son en general de color negro, tienen el tegumento duro y han perdido la facultad de volar.

LA MEDIA MONTAÑA

Compuesto por el piso bioclimático supramediterráneo que va desde los 1.200 a los 2.000 metros, con frío invernal acusado. La media montaña se caracteriza por ser subhúmeda, ya que recibe precipitaciones entre 600 y 1.000 mm anualmente. Estas características lo convierten en territorio de caducifolios como los melojares o robledales (Quercus pyrenaica) o bosques de robles melojo, últimas reliquias de un valioso ecosistema donde se refugian plantas atípicas para estas latitudes, y un buen número de endemismos del piso supramediterráneo bético amenazados de extinción. El roble es una especie resistente que marca el paso de un clima mediterráneo a otro atlántico, sustituyendo al alcornocal en estas alturas. Ocupan las laderas medio-altas de Sierra Nevada sobre sustratos silíceos y ambientes húmedos capaces de retener humedad durante el verano, por ello se reducen a enclaves favorables donde la insolación está atenuada. La comunidad está dominada por robles y la arbustiva rascavieja (Adenocarpus decorticans), aunque pueden encontrarse otros árboles como el quejigo (Quercus faginea), mostajo (Sorbus aria), serbal (Sorbus torminalis) y cerezo silvestre (Prunus avium).

En el fondo de algunos barrancos de la cara norte, aparecen los arcerales (Arcer granatense, A. monspessulanum) y fresnos (Fraximus angustifolia)
En la vertiente alpujarreña el roble alterna con la encina (Quercus rotundifolia). Los encinares se sitúan entre los 1.300 y los 1.700 m, aunque en algunos enclaves pueden alcanzar los 1.900 m de altitud. Se desarrollan tanto en suelos carbonatados como sobre rocas ácidas.
El encinar propio de este piso se caracteriza por una menor densidad y porte de los ejemplares, esto disminuye el microclima boscoso que también afectará a la presencia de los estratos inferiores como arbustos, trepadoras, herbáceas y musgo que dependen de él. La comunidad la domina la encina y, dependiendo del tipo de suelo y altitud alterna en ocasiones con caducifolios como los quejigos (Quercus faginea) escasamente representados y el arce. Son frecuentes arbustos como enebros (Juniperus oxycedrus), torvisco (Daphne gnidium), rusco (Ruscus aculeatus), agracejo (Berberis hispanica) y majuelo (Crataegus monogyna), sobre suelos básicos. En enclaves con menor altitud son frecuentes el lentisco (Pistacia lentiscus), acebuche (Olea europaea sylvestris) y zarzaparrilla (Smilax aspera). El encinar silicícola es pobre en especies; además de la encina aparecen enebros, torvisco y madreselva (Lonicera etrusca).

Fauna

Estas zonas boscosas son habitadas, de forma más o menos constante, por el pito real (Picus viridis) y el agateador común (Certhia brachydactyla). Junto a ellos, podemos ver algunas especies sedentarias como el carbonero común (Parus major), el carbonero garrapinos (Parus ater) y el herrerillo común (Parus caeruleus), que utilizan los orificios de los troncos para hacer sus nidos. Posados en las ramas de los árboles podemos ver al escandaloso arrendajo (Garrulus glandarius) y al mirlo común (Turdus merula).

Entre los visitantes típicos de primavera, podemos encontrar al reyezuelo (Regulus ignicapillis), los mosquiteros (Phylloscopus collybita), las currucas (Sylvia atricapilla, S. communis) y al pinzón vulgar (Fringilla coelebs).
Ya en tierra firme y en zonas abiertas, podemos tropezarnos con grandes ejemplares de culebra de escalera (Elaphe scalaris), alguna culebra lisa (Coronella girondica), lagarto ocelado (Lacerta lepida) o con el sapo corredor (Bufo calamita).

Entre los mamíferos, el zorro (Vulpes vulpes) es frecuente en estas zonas aunque a veces sale a cazar a los herbazales. La comadreja (Mustela nivalis) disputa conejos y liebres a otros mamíferos. El tejón (Meles meles) y la gineta (Genetta genetta), aunque comunes, son muy difíciles de ver ya que presentan hábitos nocturnos.


Flora       

Flora

ÁRBOLES Y ARBUSTOS


  • ACEBUCHE (Olea europaea)

AcebucheTambién llamado olivo silvestre. Es un arbolito siempre verde muy longevo, robusto que llega a alcanzar los 10 o 12 m de talla. La corteza es lisa de color pardo cenizosa. Su tronco se ramifica a muy poca altura y las ramas mimbreadas son con frecuencia espinosas en su extremo. Copa densa y redondeada. Hojas opuestas y coriáceas. Flores blanquecinas, pequeñas y agrupadas en racimos.

Hábitat

Amante de la luz, indiferente en cuanto al suelo, prefiere los suelos frescos y algo fértiles.

Distribución

Se encuentra espontáneo en el litoral mediterráneo y en Canarias, también se encuentra en Baleares.

 

  • ARCE (Acer campestre).

Es un pequeño árbol de copa tupida, ramas extendidas, corteza hendida y acorchada, con ramitas también de corteza rugosa. Hojas simples, opuestas, caedizas y pequeñas, verdes en las dos caras. No forma masas boscosas puras sino que se encuentra más o menos aislado en los claros de los bosques.

Hábitat

En claros de zonas boscosas.

Distribución


Principalmente por el noreste de la península en el Pirineo y Navarra. Algunas poblaciones aisladas al sur en Sierra Nevada.

 

  • CASTAÑO (Castanea sativa)

Árbol de tronco estrecho, grueso y corto capaz de alcanzar los 35 m de talla. La copa es frondosa y amplia. Corteza verdosa pardusca muy agrietada longitudinalmente. Las hojas caedizas y alternas son lanceoladas, tres a cinco veces más largas que anchas. Las flores masculinas son de color amarillento y olor desagradable. Las flores femeninas están protegidas por una envoltura que después de ser fecundadas se transformará en una cúpula o envoltura coriácea, gruesa y armada de púas con dos o tres castañas en su interior que recibe el nombre de erizo popularmente.

Hábitat

Prefiere los terrenos silíceos, sueltos, profundos y sustanciosos, muy exigente en cuanto a la humedad o frescura del suelo, requiriendo de 75 a 200 litros por metro cuadrado de precipitaciones estivales y 600 mm anuales como mínimo. Es una especie de sombra.

Distribución

Es originario de los países de Asia y Europa que rodean inmediatamente al mar Mediterráneo, sin embargo ne nuestro país se ha asilvestrado y está presente en casi todas las provincias, especialmente en el este y noreste.

  • ENCINA (Quercus ilex)

EncinaÁrbol de forma ancha y extendida en los ejemplares grandes, que también puede no pasar de forma arbustiva. Tronco grueso, con corteza casi negra y agrietada. Hojas de elípticas a estrechas y ovadas, rígidas y coriáceas, enteras o con unos cuantos dientes pequeños, cubiertas de pelos blancos de jóvenes y después conservando el haz brillante y el envés cubierto de pelosidad (en los ejemplares jóvenes, la forma de la hoja es variable).

Las flores masculinas cuelgan en amentos amarillos y las femeninas son poco vistosas y aparecen a finales de primavera. El fruto es la bellota, alargada y cubierta por una cúpula.

Hábitat y distribución: Colinas, bosques y matorrales del área mediterránea.


  • ENDRINO O CIRUELO SILVESTRE (Prunus lusitanica)

Árboles o arbustos espinosos, perenne de hasta 6 m, con hojas grandes, lustrosas, fuertes, coriáceas, de color verde oscuro, flores blancas dispuestas en inflorescencias largas y estrechas de 5 a 25 cm. Hojas ovales, regularmente aserradas muy oscuras y lustrosas.

Hábitat

No manifiestan preferencia en cuanto a la composición mineralógica del suelo. Son especies de media luz.

Distribución

Originaria de la Península Ibérica.

  • ENEBRO (Juniperus oxycedrus)

EncinaPequeño árbol de 6-8 m de altura, aunque muchas veces crece en forma arbustiva o subarbustiva. El tronco es derecho, con la corteza grisácea, delgada, desprendiéndose en placas y tiras. Ramas patentes con ramillas colgantes. Acículas en verticilos de 3, dispuestas perpendicularmente al ramillo, punzantes, de 15-25 mm de longitud y 1-1.5 mm de anchura, con dos bandas blancas en el haz y verdes en el envés. Su follaje presenta en conjunto un color verde glauco.

Inflorescencias masculinas y femeninas sobre diferentes pies. Conos subglobosos de 8-10 mm de diámetro, carnosos, de color rojizo o marrón en la madurez, alcanzando ésta en el segundo año. Contiene tres semillas.

Distribución: extiende su área de distribución a toda la región mediterránea.

  • PINO ALBAR (Pinus sativa)

Pino que puede alcanzar 40 m de talla, con la corteza gruesa que se desprende en placas amarillo-verdosas o rojizas, papiráceas. Acículas fasciculadas en grupos de 2, de 3-10 cm de longitud y 1.5-2 mm de grosor, de color verde glauco. Ramillas pardo-verdosas con yemas ovoides con escamas de márgenes blancos, ligeramente resinosas. Piñas ovado-cónicas, simétricas o algo asimétricas, de 3-8 cm de longitud, con escamas pardo-amarillentas mates, con escudete aplastado o algo prominente, sobre todo en las escamas opuestas al ramillo.

Hábitat

Prefiere los suelos silíceos, frescos, sueltos y profundos, con algo de mantillo sobre todo los terrenos aluviales. Prefiere las umbrías o exposiciones al norte o noroeste.

Distribución: Área de distribución muy extensa por Europa y Asia.

  • PINO NEGRO DE MONTAÑA (Pinus uncinata)

Árbol de hasta 25 m de altura cuando se desarrolla en suelos ricos y profundos. Posee un corteza gris negruzca y hendida. Ramas cortas y ramillas finas y flexibles. Las piñas son pequeñas de 3 a 5 cm de longitud, aovadas o aovadas-cónicas, de color pardo lustroso con escamas.

Hábitat

Requiere suelos algo húmedos y no compactos adaptándose a toda clase de suelos, es una especie que crece en condiciones de media luz y llega a formar poblaciones extensas, en las regiones elevadas, donde forma a menudo bosques de protección contra la erosión y el derrumbamiento de terrenos en montaña.

Distribución

Especialmente en los Alpes y especialmente en los Pirineos. En nuestro país vive aislado en bosquetes en gran parte de los Pirineos aragoneses y catalanes. También se encuentran al sur de esta región en la Sierra de Gúdar y al límite oeste del Moncayo en Soria, así como en Sierra Nevada al sur de la Península.

  • PINO PIÑONERO (Pinus pinea)

Pino que puede sobrepasar los 25 m de talla, con la corteza marrón-rojiza, con placas también rojizas en los ejemplares con edad. El tronco, después de su fuste único se divide en ramas del mismo grosor, dándole una copa redondeada o aparasolada característica. Acículas en grupos de 2, de 10-20 cm de longitud y 1.5-2 mm de grosor, flexibles, arqueadas, de color verde algo azulado. Yemas cilíndricas de color marrón claro, con escamas bordeadas de blanco, algo revueltas. Piñas que maduran al tercer año, diferenciándose en ello de la mayoría de los otros pinos que tardan dos años. Son ovado-esféricas, de 8-14 cm de longitud, con escudetes inflados de color marrón rojizo brillante, con ombligos poco salientes. Pueden permanecer varios años sobre el árbol.

Hábitat: suelos arenososos, sobre todo cerca de la costa, del área mediterránea.

Distribución: Circunmediterránea.

  • PINO RODENO ( Pinus pinaster)

Es el mejor árbol europeo productor de resina. El tronco es derecho y cilíndrico y elevado ya que puede alcanzar los 40 m si se desarrolla en suelos sueltos y frescos. La corteza es espesa, profundamente hendida, de color pardo oscuro y escamas rojizas y separadas por surcos de tono amoratado. La copa es piramidal en pinos jóvenes y algo redondeada en los viejos, de sombra escasa.

Hábitat

Aguanta el clima templado-frío, y el templado, el seco y el muy húmedo. Es un especie calcífuga caracterizada y acidófila; soporta suelos muy pobres. Es muy exigente en luz y calor.

Distribución

Abundante en toda la Penínula, especialmente en la cuenca mediterránea occidental. También se desarrolla extensamente en Portugal, especialmente en la Matta de Leiría.

  • QUEJIGO (Quercus faginea)

Llega a los 20 m aunque algunas veces es arbustivo. Es de porte regular, esbelto, con el tronco derecho en ejemplares bien tratados, de corteza no corchosa de color grisáceo-parduzca, comúnmente recubierto de líquenes de color ferruginoso o verdoso que facilitan su identificación a distancia. Ramas alargadas, finas y ascendentes, ramillas jóvenes pardo-rojizas o grisáceas con pubescencia estrellada.

Hábitat

Se halla en terrenos muy diversos, graníticos, neíscos, pizarrosos, arcillosos, areniscas, calizas, etc.

Distribución

Se extiende por todas las provincias españolas excepto Galicia, Asturias, Guipúzcoa y Vizcaya.

  • ROBLE MELOJO (Quercus pyrenaica)

Como planta amante de la luz es un árbol robusto y sus extendidas raíces laterales rebrotan a su alrededor formando matas espesas. La talla es moderada, a veces alcanza los 25 m, el tronco no siempre recto, la copa ancha e irregular y la sombra que proporciona escasa. La corteza es de color parduzco y se asurca longitudinalmente y transversalmente.

Hábitat

Vegeta el altitudes que van desde los 600 m hasta los 2000 m. Es una especie calcífuga pues prefiere los suelos silíceos puros o en mezcla con arcillas. En general requiere una precipitación media superior a 600 mm al año y estivales superiores a 125 mm.

Distribución

En mayor o menor abundancia parece encontrarse en todas las provincias peninsulares.

  • SABINA (Juniperus phoenicea)

Arbusto o arbolillo con copa cónica, alargada muy densa y ramosa con ramas erectas o patentes de color verde oscuro.

Corteza oscura pardo-grisácea o pardo-rojiza que se hiende o agrieta longitudinalmente y se desprende en escamas y tiras delgadas.

Presenta hojas escamiformes obtusas con bordes estrecho. en plantas adultas y frutos terminales. Fruto maduro rojo oscuro.

Hábitat: lugares arenosos, rocosos y colinas.

Distribución: Portugal, España y Francia.

  • TOMILLO (Corydothymus capitatus)

Arbustillo muy aromático, compacto, grisáceo, muy ramificado, con bástagos blancos aterciopelados y hojas estrechas, con ramilletes redondeados o alargados de flores rosadas o blancas. Hojas lanceoladas con el margen enrollado.

Hábitat

Rocas y ribazos secos, frecuentemente cultivada y a veces naturalizada en el sur.

Distribución

Se distribuye por Portugal, España, Francia e Italia principalmente.

 

HERBÁCEAS

  • FESTUCA (Festuca clamentei)

Espículas redondeadas en el dorso. Bastante recia, lampiña, perenne. Ramas ásperas y patentes. Hojas de 6-18 mm, lisas, lustrosas por el envés, lampiñas en la intersección de la hojas con el tallo.

Hábitat

Bosque y lugares umbríos.

Distribución

Gran parte de Europa, excepto en Portugal, Islandia y Albania.

  • MANZANILLA REAL DE SIERRA NEVADA (Artemisa granatiensis)

Pequeñas plantas alpinas que raramente superan los 15 cm de altura. Humilde con pubescencia plateada, herbácea, muy foliosa, aromática, alpina, perenne, con tallos florales erectos, redondeados y globosos. Las hojas tienen peciolos largos con limbo completamente divididos a modo de abanico.

Hábitat

En los pedregales de la parte alta de Sierra Nevada.

Distribución

Es endémica de Sierra Nevada.

Fauna       

Fauna

AVES

  • ABUBILLA (Upupa epops)

Ave de plumaje castaño-anaranjado en la cabeza, cuello, pecho y vientre, y de color blanco y negro en las alas y en la cola; tonalidades que se distinguen fácilmente durante su vuelo, típicamente ondulado. Tiene un pico largo, curvado y negro. Posee una cresta muy característica en la cabeza, también de color castaño-anaranjado y con las puntas negras, que puede plegar y desplegar.

Hábitat

Vive en bosques abiertos y soleados, como dehesas (sobre todo de encinas, robles y quejigos); puede frecuentar también terrenos baldíos con matorrales, viñedos, zonas de cultivo de secano o regadío, sotos o parques.

Alimentación

Se alimentan de insectos, gusanos y pequeños animales, como lagartijas, que buscan en el suelo y capturan con su largo pico, ya que pueden introducirlo en grietas y agujeros.

Distribución

La abubilla se extiende por las regiones Paleártica, Etiópica y Oriental. En España se distribuye desde las Islas Canarias, por el oeste, hasta el noroeste de la India, Siberia suroccidental y China, por el este. Por el norte, tiene como límite los paralelos 50-60 y por el sur nidifica en el noroeste de África, desde Marruecos hasta Libia, y en Oriente Medio, desde Turquía hasta la India.

  • ALCAUDÓN REAL (Lanius excubitor)

Son pájaros de tamaño mediano. El plumaje alterna los tonos grises, blancos y negros, y a veces también castaño-rojizos. Las hembras son similares a los machos, ligeramente pardas con listas oscuras, parecidas a los ejemplares jóvenes según las especies. Es destacable una lista ocular ancha y negra. El pico es robusto, grande, negro, ligeramente ganchudo; la cola es bastante larga.

Hábitat

Vive en todo tipo de hábitats abiertos, con o sin matorrales, pero con árboles y arbustos dispersos.

Alimentación

Los alcaudones se posan en lugares elevados, como cables de la luz o ramas altas de los árboles, desde donde acechan a sus presas que varían según el tamaño de la especie, y entre las que se encuentran insectos grandes, larvas, gusanos, caracoles, arañas, lagartijas, lagartos, pequeños pájaros y mamíferos.

Distribución

Cuenta con una amplia distribución por Europa, Asia y África. Apenas se encuentra representado en Asia Menor y en el sureste de Europa. Es sedentario, excepto en el norte de Europa. En España también se asegura una amplia distribucion; solamente es raro en la zona cantábrica y en Galicia, y también evita las zonas de montaña. Está presente en las Canarias, pero no en Baleares.

  • CANARIO (Serinus canarius)

Es un pájaro pequeño. Su plumaje es gris con manchas más oscuras en el dorso y en el píleo, amarillento en las partes inferiores (excepto las infrcobertoras caudales, que son blancas), en el obispillo y en la cara. Las alas y la cola son grisáceas amarillentas. Tiene los flancos ligeramente moteados. La hembra presenta el plumaje más oscuro, mientras que el de los ejemplares jóvenes es más claros. El pico es de color pálido y cónico, como el de todos los fringílidos.

Hábitat

Es sedentario y vive en una gran diversidad de hábitats; muestra preferencia por los bordes de bosques (en Canarias especialmente de pinos y de laurisilvas), las zonas de alta montaña, los barrancos situados a mediana altitud, e incluso es posible encontrarlo en zonas arboladas de ciudades como parques y jardines.

Alimentación

Se alimenta de semillas.

Distribución

Se distribuye por los archipiélagos atlánticos de Madeira, Azores y Canarias.

  • CERNÍCALO (Falco tinnunculus)

Ave de presa cuyo plumaje varia de castaño a gris moteado con manchas negras, en la hembra se observan además franjas negras. Son capaces de mantenerse en vuelo estático mientras exploran el terreno con su aguda vista.

Hábitat

Prefieren los bosques o edificios altos, en las ciudades, para anidar y el campo abierto para cazar.

Alimentación

Se alimenta de ratones domésticos y campestres, pequeñas aves como gorriones y estorninos, insectos como escarabajos, polillas y saltamontes y lombrices de tierra, también puede comer carroña .

Distribución

Se encuentran en todo el mundo menos en la Antártida.

  • CUERVO (Corvus corax)

Ave paseriforme carnívora, fornida y poderosa, la mayor de la familia de los córvidos. Están consideradas como las aves más inteligentes, como se comprueba por la versatilidad de su dieta y en su conducta alimentaria, y evolucionadas, pues son los más aleja Tiene una longitud de 51-63 cm y una envergadura alar de unos 120 cm; el plumaje es completamente negro con reflejos metálicos. El pico es robusto, cónico, grueso y amenazador, más largo que la cabeza y, al igual que las patas, de color negro. Las fosas nasales son externas y están cubiertas de plumas cerdosas. La cola es más bien larga y de forma cuneiforme.dos de las típicas aves canoras.

Hábitat

Viven en zonas montañosas y agrestes y en acantilados, aunque también se le puede encontrar en los bosques..

Alimentación

Su dieta es muy variada; son principalmente carroñeros y se reúnen en grupos, como los buitres, en torno a restos de animales. También matan pequeños vertebrados (conejos, ratas, ratones, topos, erizos, aves, lagartos, ranas). De hecho, comen cualquier cosa comestible, como huevos, caracoles, insectos, grano, bellotas y hayucos. Manipulan el alimento con facilidad con su pico robusto y de múltiples usos. En una ocasión se observó como uno de ellos cazaba una paloma bravía en vuelo, cayendo los dos al suelo, lugar en el que el cuervo sajó la garganta de su víctima.

Distribución

Se le puede localizar en Europa, norte de África, Asia (menos en el sur), Groenlandia y América hasta Nicaragua.

  • GAVILÁN (Accipiter nisus)

Partes superiores de color pizarra. Mejillas rojizas, garganta clara con rayitas longitudinales. Partes inferiores rojizas con bandas estrechas transversales más rojizas y pardo oscuras. Cola parda por encima y gris por debajo. Ojos, cera y patas (bastante grandes) amarillos. Hembras adultas de mayor tamaño y distinta sobre todo en las partes inferiores que carecen de colores rojizos. Los jóvenes se parecen a la hembra pero en general más parduscos.

Hábitat

Bosques casi siempre mixtos, de coníferas y frondosas, sotos, plantas arbustivas grandes, con terrenos abiertos cercanos (pastizales, campos cultivados).

Alimentación

Su dieta se basa en pájaros pequeños, también come mamíferos pequeños e insectos.

Distribución

Paleártica. Cría en casi toda Europa, noroeste de África y oeste, centro y este de Asia. En la Península Ibérica, repartido por casi toda ella pero relativamente escaso especialmente en Portugal.

  • HERRERILLO (Parus sp.)

Pájaro de plumaje de vivos colores blanco y rojo, pico pardo oscuro y patas negruzcas y amarillentas y cola azul cobalto.
Hace el nido de barro y en forma de puchero en los huecos de los árboles.

Alimentación

Pájaro insectivoro.

Distribución

Muy común en España.

  • MIRLO (Turdus merula)

El macho es de color negro, con el pico amarillo, y la hembra pardo oscuro, con la pechuga rojiza. Los machos son agresivos entre sí, pero resulta más acusada su agresividad en primavera; ésta puede ser la razón de que se les vea corriendo o volando en pequeños grupos, uno tras otro, con mucha excitación. En el suelo puede correr o saltar, deteniéndose a los pocos pasos. Son tímidos y ariscos, y, al menor peligro, huyen volando entre la maleza; los animales jóvenes parece que hacen pequeñas migraciones.

Hábitat

Viven en la espesura, entre setos y arbustos, son muy frecuentes en bosques, parques y jardines.

Alimentación

Se alimentan de bayas y frutas dulces, por lo que pueden resultar muy dañinos para los cultivos de fresas, grosellas y moras, aunque también comen grano, semillas, insectos y sus larvas, lombrices, arañas, miriápodos y pequeños caracoles.

Distribución

Se encuentran en Europa y las islas adyacentes, Asia y el norte de África.

  • PALOMA BRAVÍA (Columba livia)

Ave columbiforme de 33 m de longitud, con gran variedad de formas y cuyo plumaje varía desde casi negro a casi blanco o listado, con reflejos verdes y violetas a ambos lados del cuello.

Hábitat

Habitan en el campo en terrenos rocosos o precipicios, viven en parejas formando bandadas, donde son muy numerosas. No emigran, pero se trasladan a otras zonas para colonizarlas.

Alimentación

Hoy dependen completamente del hombre para su cobijo y alimentación, que se les proporciona en lugares públicos como parques y plazas, siendo el pan su alimento más común; como esta alimentación no es la adecuada se les ha visto comiendo cemento del suelo a fin de obtener el calcio necesario para la formación de la cáscara del huevo.

Distribución

Se encuentran en Europa, norte de África y Asia.

  • PERDIZ MORUNA (Alectoris barbara)

Perdiz con tonos rojizos, con píleo castaño, cara blanca y collar castaño con pintas blancas. Frente castaña, dorso pardo grisáceo con alas más rojizas y escapulares gris azuladas con ribetes rojo vivo. Cara blanca grisácea con anillo ocular rojo y listas tras el ceño castaño con abundantes manchitas blancas, en hileras. Banda pectoral no muy ancha, gris pardusca, pechera rojiza, partes interiores blancas con tinte algo acastañado. Cola parda. Pico y patas rojos.

Hábitat

Vive en monte bajo y terrenos baldíos, siempre que tenga agua y cobertura suficiente. También plantaciones de árboles, campos cultivados.

Alimentación

Se compone sobre todo de semillas, frutos pequeños, etc., además insectos y otros animalillos terrestres.

Distribución

Mediterránea. Cría en el norte de África, Canarias, Cerdeña y en Gibraltar.

  • PINZÓN (Fringilla coelebs)

Ave paseriforme de pequeño tamaño, de gran belleza, que puede verse en los jardines como en el campo. Mide 15 cm de longitud. El plumaje es muy vistoso: presenta la frente de color negro, el píleo y la nuca de color gris azulado, el dorso castaño y el obispillo verdoso amarillento; los lados de la cabeza, el cuello, la garganta y el pecho son rojizos, mientras que las plumas timoneras externas son blancas, por lo que en vuelo se distingue fácilmente por esa mancha. La hembra no tiene el plumaje tan brillante y carece del color gris azul. El pico es robusto, apto para romper los granos. Cada una de las partes del pico tienen, por dentro, una formación córnea cupuliforme, provista de cresta, que, accionadas una contra otra por los ponentes músculos del pico, le sirven para triturar frutos de dura cáscara, como nueces, pepitas e incluso huesos de aceituna.

Hábitat

Su hábitat es muy diverso, pues pueden vivir, formando bandadas, en bosques, jardines, parques, zonas de cultivo y dehesas.

Distribución

Se encuentra extendida por Europa y parte de Asia, y emigra anualmente en grandes bandadas para pasar el invierno en el norte de África, Irak y Oriente Medio.

Alimentación

Se alimenta básicamente de granos, sobre todo de semillas, pulpa de fruta, capullos, yemas y sustancias vegetales, aunque también consume invertebrados (insectos, arañas y lombrices de tierra).

  • TÓRTOLA (Streptopelia turtur)

Ave de la familia de las palomas, de menor tamaño que éstas; mide unos 27 cm de longitud y es de color gris rosado en el dorso, gris en la cabeza, gris vino en la garganta y pecho y blancuzco en la región ventral. Los tarsos los tiene desprovistos de plumas, los ojos son rojos y el pico es relativamente débil; la cola tiene largas plumas escalonadas, todas de punta blanca menos la del centro.

Hábitat

Prefiere bosques abiertos, parques, zonas de matorrales y jardines para posarse.

Alimentación

Desde finales de abril o principios de mayo, cuando llega a los lugares de verano, se alimenta en los campos de heno; más adelante come cereales y otros granos, complementándolo con pequeños caracoles.

Distribución

La tórtola inverna en África tropical, pero migra hacia el norte para criar, y es visitante estival en casi toda Europa; puede llegar incluso hasta Noruega, Suecia y parte de Finlandia, además de zonas de África del Norte y Asia.

MAMÍFEROS Y REPTILES

  • CONEJO (Oryctolagus cuniculus)

Mamífero de orejas largas y ojos prominentes, con las patas posteriores más largas que las anteriores, que son fuertes y le dan un gran impulso en la carrera.
Animal gregario, tiene juntas las madrigueras, que realiza con el esfuerzo de varias generaciones, desmenuzando la tierra con las patas delanteras y echándola hacia atrás con las traseras (si encuentra piedras las mueve con los dientes, y si no puede, con las zarpas). Las madrigueras son extensas con salidas de urgencia y sitios para la cría. En Australia y las islas británicas muchos conejos hacen nidos en la superficie, y viven en camadas. Es nocturno principalmente, ya que sale al anochecer y regresa al amanecer.

Alimentación

Come hierba y hojas tiernas, pero cuando faltan en invierno, come cortezas. También es coprófago, pues come sus excrementos, cuando contienen sustancias no digeridas.

Distribución

Su territorio era el sur de Europa y el norte de África, pero ya está extendido más al norte y al sur con la ayuda del hombre. Se introdujo en Australia y, como no tenía enemigos naturales, causó un desastre tan grande que se convirtió en una plaga.

  • ERIZO (Erinaceus europaeus)

Pequeño mamífero insectívoro con el dorso y la parte superior de la cabeza cubiertos de púas puntiagudas de casi 2 cm de largo, y que tiene la capacidad de enrollarse formando una bola cuando se siente amenazado. El cuerpo está cubierto por un grueso manto de espinas en el dorso y de un áspero pelaje en los flancos y en la región ventral. Aunque el hocico es largo y puntiagudo, la parte anterior del cráneo es roma, por lo que, al no tener soporte óseo, el hocico es muy móvil. Tienen glándulas odoríferas anales, pero no están muy desarrolladas y no se utilizan para dejar señales perceptibles.

Hábitat

Ocupa un hábitat muy variado, como tierra arbolada o cultivada, jardines urbanos, pluvisilva tropical, estepa o desierto. Necesita vegetación o una capa de hojarasca seca para dormir.

Alimentación

Come gran variedad de presas; su preferida es la lombriz de tierra, pero también se alimentan de otros invertebrados (babosas, caracoles, gusanos, etc.), frutas y semillas, o aprovecha los restos de cualquier animal que encuentre muerto, los huevos y las crías de los nidos de los pájaros, si bien no son depredadores importantes para ningún vertebrado.

Distribución

Erizo europeo occidental, que se extiende por el oeste y norte de Europa.

  • MUFLÓN (Ovis musimon)

Mamífero artiodáctilo, herbívoro y rumiante; que es el más pequeño de las ovejas salvajes, está adornado con grandes cuernos enrollados hacia atrás, pose glándulas en los pies, en la ingle y preorbitales, y los machos no tienen un olor ofensivo. Su pelaje es entre marrón y castaño oscuro, más claro en la silla, tiene una mancha en la rabadilla bien marcada y un collar de pelos más oscuros, la cola es corta, ancha y oscura; conforme se hacen adultos la cara se vuelve más clara; este pelaje es el más parecido al de la oveja doméstica, con un doble pelaje en invierno en el que el inferior es lanoso .

Hábitat

Vive en áreas montañosas, frías y desérticas donde el terreno es extremadamente abrupto y escarpado.

Alimentación

Para alimentarse prefiere el pasto, hierbas y hierbajos.

Distribución

En estado salvaje se le puede encontrar en Asia Menor, Irán, Cerdeña, Córcega y Chipre, y ha sido ampliamente introducido en Europa.

  • MURCIÉLAGO MONTAÑERO (Pipistrellus savii)

Presenta un cuerpo pequeño, pelos del dorso con las puntas blancas y pulgar corto.

Hábitat

Ocupa cotas altitudinales desde el nivel del mar hasta los 2150 metros de altitud. Se encuentra normalmente en ligares escarpados como grandes barrancos, cortados del interior y fallones verticales próximos al mar.

Alimentación

Es insectívoro.

Distribución

Se presenta en las Islas Canarias en la Isla de La Palma, Tenerife, Gran Canaria, El Hierro y La Gomera.

  • NÓCTULO PEQUEÑO (Nyctalus leisleri)

En general, su coloración es parduzca con el dorso algo dorado y el vientre un poco más claro. Las orejas son anchas y redondeadas, pero algo triangulares. Posee unas glándulas sobre la boca, entre el hocico y los ojos, las cuales se desarrollan especialmente en otoño. El pelaje es largo y suave al tacto. Los pelos son de coloración uniforme de la raíz a la punta. Sus membranas alares son largas y estrechas. No presenta dimorfismo sexual.

Hábitat

Se refugia generalmente en huecos de árboles y, con menor frecuencia, en grietas de construcciones humanas.

Alimentación

Come básicamente mariposas, coleópteriso y otros insectos voladores.

Distribución

Es una especie rara, presentando poblaciones dispersas por la Península Ibérica. Aparece en el centro y norte peninsular, desde la cornisa cantábrica al Pirineo, pasando por los sistemas Ibérico y Central, y ciertos puntos de Andalucía. Ausente en Baleares, sí aparece sin embargo en Canarias.

  • LAGARTO (Lacerta galloti)

Reptil de cuerpo alargado cubierto de 10 series longitudinales de escamas ventrales, con córneas, que termina en una cola que pueden perder con facilidad y más tarde regenerar, este nombre se le da a cualquier reptil del suborden Lacertilia. Presentan un collar aserrado. La lengua es muy versátil, está bien desarrollada y es extensible y está sujeta al borde anterior de la boca, y con ella tantean el medio ambiente constantemente, tomando muestras de moléculas que después analizan en el órgano sensitivo químico de la boca.

Hábitat

Se distribuyen en zonas semisecas son pocos aportes por precipitaciones.

Alimentación

Se alimentan de insectos, mamíferos, aves y otros reptiles.

Distribución

Islas Canarias.



Mapa       

Mapa

Normativa

Normativa

  • Es preciso señalar que la declaración de Parque Nacional de Sierra Nevada es la primera que se produce por las Cortes Generales tras la modificación de la Ley 4/1989, de 27 de marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre, por la Ley 41/1997, de 5 de noviembre, para adaptarla a la Sentencia 102/1995, de 25 de junio, del Tribunal Constitucional.
  • Ley 3/1999, de 11 de enero por la que se crea el Parque Nacional de Sierra Nevada.
  • Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, aprobado por el Decreto 64/1994, de 15 de marzo.
  • Declaración Parque Natural por el Parlamento de Andalucía en 1989.

La diversidad biológica es el principal valor ecológico de Sierra Nevada, especialmente en lo que se refiere a la flora vascular. Se citan a continuación la normativa para la protección de especies:

  • Real Decreto 439/90, de 30 de marzo por el que se regula el catálogo general de especies amenazadas.
  • Existen además, 18 taxones que aparecen en el anexo II, 9 de ellos prioritarios (Real Decreto 1997/95, de 7 de diciembre), de interés comunitario y para cuya protección es necesario designar zonas especiales de conservación.

Equipamientos

Equipamientos

Los equipamientos de uso público del Parque Nacional de Sierra Nevada poseen todos ellos una exposición interpretativa de las características generales del Parque y de la Comarca donde está ubicado el centro. Hasta la nueva categoría de Parque Nacional estos centros pertenecían a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, y ha pasado en la actualidad a manos del Ministerio, su gestión se hace bajo unos estándares de imagen y calidad por la Red de equipamientos y servicios GesNatur.

DIRECTOR CONSERVADOR

D. Javier Sánchez Gutiérrez
Ctra. Antigua de Sierra Nevada, Km. 7, 18071Pinos Genil (GRANADA).
Tlf.: 958 02 63 00. Fax: 958 02 63 10.
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla

CENTROS DE VISITANTES

  • Centro de Visitantes El Dornajo

Información y orientación al visitante, biblioteca, venta de libros y mapas, cafetería, tienda verde. Otras actividades: Educación ambiental, actividades deportivas de naturaleza, excursiones guiadas.

Horario: Lunes a domingo, de 9,30 - 14,30 h. / 16,30 - 19,30 h.

Localización: Carretera de Sierra Nevada, Km. 23, Güéjar Sierra (Granada). C.P.: 18196.

Tlf.: 958 34 06 25.

Fax: 958 34 06 25.

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla .

  • Centro de Visitantes "Laujar de Andarax"

Información y orientación al visitante, venta de libros y mapas.

Horario: Abierto viernes, sábados y domingos de 9,00 - 14,00 h. / 15,30 - 18,30 h.

Localización: Carretera Laujar de Andarax Berja Km. 1, Laujar de Andarax (Almería). C.P.: 04470.

Tlf: 950 51 35 48.

PUNTOS DE INFORMACIÓN

  • Punto de información de Pampaneira

Información y orientación al visitante, venta de libros y mapas.

Otras actividades: Actividades deportivas de naturaleza, excursiones guiadas.

Horario:

Lunes a sábado de 10,00 - 14,00 / 17,00 - 19,00h.
Domingos de 10,00 - 15,00 h.

Localización:

Plaza de la Libertad, s/n., Pampaneira (Granada). C.P.: 18411.

Tlf.: 958 76 31 27.

Fax: 958 76 33 01.E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla .

  • Punto de Información Puerto de La Ragua

Información y orientación al visitante, venta de libros y mapas.

Otras actividades: Actividades deportivas de naturaleza.

Horario: Viernes, sábados, domingos y festivos, de 10,00 a 14,00 / 16,00 a 18,00 h.

Localización: Carretera de La Calahorra Cherin, Km. 11,6. C.P.: 04479, Bayárcal (Almería).

Tlf.: 950 52 40 20.

AULAS DE NATURALEZA

Es otro de los servicios que ofrece el Parque. Ubicadas junto a los centros de acogida en el entorno de los circuitos, que tienen un carácter eminentemente didáctico.

  • Aula de Naturaleza Ermita Vieja

Organizan actividades y cursos de educación ambiental.

Localización: Central Hidroeléctrica de Dílar. C.P.: 18152, Dílar (Granada).

Tlf.: 958 34 04 72

Fax: 958 22 84 96

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla .

  • Aula de Naturaleza de Paredes

Actividades de Educación ambiental. Oraginzan también otras actividades deportivas de naturaleza, excursiones guiadas y turismo rural.

Horario: Abierto permanentemente.

Localización:  Abrucena (Almería) C.P.: 04520.

Tlf.: 950 52 10.

Fax: 950 52 10 69.

JARDINES BOTÁNICOS

  • Jardín Botánico La Cortijuela

Se puede realizar un itinerario botánico

Horario: Lunes a viernes, de 9,00 a 14,00 h, sábados, domingos y festivos, de 12,00 a 18,00 h.

Localización: La Cortijuela. C.P.: 18193. Monachil (Granada).

REFUGIOS DE MONTAÑA

Se han habilitado varios antiguos cortijos como refugios, permanecen permanentemente abiertos y sin guardia, con una capacidad que oscila entre las 10 y 12 plazas.

  • Refugio de Postero Alto

Localización: Jérez del Marquesado (Granada).C.P.: 18518.

Tlf.: 958 34 51 54.

  • Refugio del Poqueira

Localización: Capileira (Granada) C.P.: 18413.

Tlf.: 958 34 33 49.

OTRAS DIRECCIONES Y TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Organismo Autónomo Parques Nacionales. Tlf.: 91 597 54 00
  • Junta de Andalucía, Consejería de Medio Ambiente Tlf.: 95 500 35 00
  • Delegación Provincial de Medio Ambiente de Granada. Tlf.: 958-537600
  • Delegación Provincial de Medio Ambiente de Almería. Tlf.: 950-2512 52
  • Central de Reservas Sierra Nevada. Pradollano (Gr.) Tlf.: 958 24 91 11
  • Información Meteorológica para Sierra Nevada Tlf.: 906 365384
  • Oficina de Turismo (Gr) Tlf.: 958-225990
  • Oficina de Turismo (Al) Tlf.: 950-620135