En la asamblea que la asociación celebró el pasado año en el P.N. de Guadarrama se decidió que...
A través del convenio que firmaron el Director del Organismo Autónomo Parques Nacionales, D. Juan...
  Amuparna ha estado presente a través de su presidenta, Rocío Espinosa (alcaldesa de Almonte...
Amuparna, Asociación de municipios con territorio en Parques Nacionales, participa en el 6º...
Amuparna se reune con Matilde Asían, Secretaria de Estado de Turismo, en un encuentro destinado a...
Amuparna participó en el Congreso Nacional de Parques Nacionales y Turismo Sostenible, celebrado...
El Consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez- Quiñones, ha...
El alcalde de Manzanares El Real, Óscar Cerezal, dio la bienvenida al Castillo de los Mendozas a...
Próximos Eventos
<< Octubre 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
  1  2  3  4  5  6  7
  8  91011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Como asociarse

 

Inicio Parques y Municipios Parques Nacionales Tablas de Daimiel Itinerarios Itinerario circular por los lugares emblemáticos de la "ruta del Quijote"

Itinerario circular por los lugares emblemáticos de la "ruta del Quijote"

  • Punto de partida: Daimiel.

La población de Daimiel está situada en la zona noroeste del Campo de Calatrava, en la suave cima del cerro Cabezas. Su historia está ligada a la Orden de Calatrava.

El casco antiguo de Daimiel ofrece lugares de verdadero interés turístico:

La Iglesia de Santa María la Mayor, de estilo gótico, es el edificio mas representativo (s. XV). Su interior albergó un importante archivo que fue trasladado en 1.560 a Simancas. El interior consta de tres naves de 46 m de largo, 33 m de ancho y 19 m de alto y bóvedas de crucería apuntadas en piedra. La Torre del reloj se caracteriza por sus cuatro cuerpos, si bien la actual es el resultado de la reedificación realizada en 1818.

En sus fachadas destacan:

· La puerta de la Umbría (fachada norte), caracterizada por su arco ojival con dos arquivoltas sobre capiteles decorados con motivos vegetales;
· La puerta de la fachada oeste se caracteriza por el arco gótico en piedra, a un metro por debajo del nivel del suelo;
· La fachada de la puerta del Sol (fachada del mediodía) posee un pórtico de tres arcadas y una galería superior que se construyó a finales del siglo pasado. La puerta del sol no puede ser la originaria, ya que posee un arco acortinado de corte renacentista.

La Iglesia de San Pedro (s. XVI), caracterizada por su planta de cruz latina, las bóvedas de ladrillo y arcos torales de piedra. En el crucero y ábside, las bóvedas son de crucería. El retablo barroco que poseía fue quemado durante la guerra civil. En 1948 se encargó un nuevo retablo al escultor Alfredo Lerga.

El Convento de las Monjas Mínimas (s. XVII) es una muestra de la arquitectura civil popular. La pieza principal es un armazón mudéjar (S. XV) que cubre el hueco de la escalera. El patio tiene balaustrada y columnas del siglo XVI. Desatacan los zócalos, bases de piedra y cornisas.

La Iglesia de la Paz, reconstruída en 1.650 y aneja al convento carmelita de la Paz (s. XVII). Alberga tres de las cofradías tradicionales en Daimiel y una talla de Jesús Nazareno del s. XVII.

Fuera del casco antiguo podemos visitar :

· La Motilla de Azuer a la que podemos llegar por la carretera nacional N-430 ( Km 282 ) que une Daimiel con Manzanares.
· Los Molinos Hidraúlicos. En el término de Daimiel existieron ocho molinos hidraúlicos: Zuacorta, Parrilla, Máquina, Nuevo, Griñón, Molemocho, Puente Navarro y Flor de Rivera. Se construyeron para la molienda de cereal, aprovechándo la fuerza del agua. La mayoría de los molinos cobraban la maquila, a modo de medida de capacidad de grano, harina o cereal que correspondía al molinero por la molienda. El agua del río llegaba al molino a través de varios tajamares (tablones) que derivaban la corriente a los distintos ojos; de aquí, un canalón a modo de embudo la conducía a un pozo en cuyo fondo un rodete con aspas trasmitía el movimiento a las piedras de moler. Uno de los molinos mas famosos es el de Griñón, situado entre Nuevo y Molemocho. Poseía una nave con diversas habitaciones, cuadras, zahúrdas, palomar y los elementos de molturación; la parte posterior disponía de troneras para disparar y cazar.

Llegada a Manzanares

Manzanares destaca por su Feria regional de muestras de campo, que se celebra en el mes de septiembre. En la época romana ya era punto de confluencia de varias calzadas, aunque la fundación de la ciudad data del 1229, asociada a la colonización por soldados de la casa solariega Infanzona Sagasti-Manzanrares (Navarra), traídos por el fundador de la Orden de Calatrava. En Manzanares destacan como lugares de interés el Castillo de Pilas Bonas (s. XIII); la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (s. XIV); el Ayuntamiento, de corte colonial; el Convento de las Concepcionistas Franciscanas Descalzas (s. XVII); casas de los siglos XVII y XVIII en el casco antiguo; la Fábrica de Harinas (principios de siglo); el Parador de Manzanares (1929) o la Casa señorial del Santo.

Llegada a Argamasilla de Alba

Las Lagunas de Ruidera se encuentran en su término. Destaca por su valor arqueológico con las Motillas de Retamar y Santa María del Guadiana, restos de épocas romanas y visigodas. La actual Argamasilla surge en la edad Media en torno a los castillos de Peñarroya y Argamasilla.

Llegada a Tomelloso

Su casco urbano tiene varias edificaciones dedicadas a bodegas y cavas o cuevas subterráneas para almacenar el vino, muestra de su industria a principios de siglo. Las cavas comunican con la calle mediante lumbreras cubiertas por enrejado. En Tomelloso destacan los vinos blancos de variedad airén y macabeo y los rosados cencibel y garnacha tinta.

De su arquitectura popular sobresalen los bombos o refugios de planta circular para los agricultores y ganado en el campo. La tradición señala el origen de Tomelloso en el siglo XVI, por parte de dos labriegos que situaron uno de estos bombos en terrenos de la Orden de San Juan, hoy un lugar cercano a la plaza del Ayuntamiento. En el casco urbano destacan la Posada de los Portales (s. XVII), muestra de las clásicas corralas; el Ayuntamiento de 1904, construido sobre los restos de un edificio mas antiguo; la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (s. XVI). En el Museo del Carro, en la carretera a Pedro Muñoz, pueden observarse los antiguos aperos de labranza y la reconstrucción de un bombo. El Museo de Antonio López Torres contiene gran parte de la obra de este pintor natural de Tomelloso.

Alcázar de San Juan

De camino a Alcázar de San Juan podemos ver varios molinos (en el Km 114 de la C-400 nos encontramos con una muestra de la arquitectura hidráulica del siglo XVIII, el Puente del Rey.

Las motillas de Pedro Alonso y los Romeros, así como restos hallados en el Cerro de Martín Juan, muestran un primer asentamiento en la edad de Bronce, aunque el origen de la actual Alcázar de San Juan parece debido a los romanos. El nombre de alcázar es de la época musulmana, pero su verdadero impulso lo recibe con la repoblación por los comendadores de la Orden de San Juan de Jerusalén (conocida como de los Caballeros Hospitalarios).

En su casco urbano podemos visitar una serie de monumentos: el Ayuntamiento, de estilo neoclásico (s. XVII); el lugar donde supuestamente nació Miguel de Cervantes, en la plaza posterior del Ayuntamiento; la Iglesia de Santa María la Mayor, de fecha desconocida, aunque su planta muestra trazos románicos; el Torreón o Palacio del Gran Prior de los Hospitalarios (s. XIII); la Iglesia de la Santa Quiteria (s. XVI) de corte barroco; la Iglesia de San Francisco, gótica del s. XVI; la Iglesia de la Santísima Trinidad (s. XVII) en la que destaca la portada barroca; la estación de RENFE de 1922 posee una estructura de cubierta de los andenes, característica de la arquitectura industrial de primeros de siglo; en el subsuelo del mercado de abastos se descubrieron unas bodegas del siglo XVI, en las que aún puede verse tinajería de la época; la Posada de Santo Domingo, en la que destaca la portada.

Llegada a Herencia

En el casco urbano destacan la plaza de España con Iglesia de la Inmaculada Concepción (s. XVII); la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced del antiguo convento de los mercedarios; casas particulares de los siglos XVII y XVIII caracterizadas por la construcción en torno a un patio central y las galerias superiores con balaustrada de madera.

Llegada a Puerto Lápice

Hasta el siglo XIX no ha tenido término municipal propio, dependiendo de Villarta, Arenas y Herencia. Este hecho es corroborado por las descripciones que de ella aparecen en el Quijote, como conjunto de ventas y quinterías, confluencia tanto de caballeros como de bribones. Destacan por su interés turístico, la posada de Dorotea Jiménez y la venta del Quijote.

Regreso a Daimiel.