A través del convenio que firmaron el Director del Organismo Autónomo Parques Nacionales, D. Juan...
  Amuparna ha estado presente a través de su presidenta, Rocío Espinosa (alcaldesa de Almonte...
Amuparna, Asociación de municipios con territorio en Parques Nacionales, participa en el 6º...
Amuparna se reune con Matilde Asían, Secretaria de Estado de Turismo, en un encuentro destinado a...
Amuparna participó en el Congreso Nacional de Parques Nacionales y Turismo Sostenible, celebrado...
El Consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez- Quiñones, ha...
El alcalde de Manzanares El Real, Óscar Cerezal, dio la bienvenida al Castillo de los Mendozas a...
Los municipios de Amuparna se dan cita esta semana en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama, para...
Próximos Eventos
<< Septiembre 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
       1  2
  3  4  5  6  7  8  9
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Como asociarse

 

Inicio Parques y Municipios Parques Nacionales Archipiélago de Cabrera

Archipiélago de Cabrera

Introducción

Introducción

A poco más de una hora de navegación desde Mallorca, el Archipiélago de Cabrera constituye el mejor exponente de ecosistemas insulares no alterados del Mediterráneo español. Desde 1991, el Parque Nacional Marítimo Terrestre cobija toda la riqueza natural de este conjunto de islas e islotes calcáreos: importantes colonias de aves marinas, especies endémicas y uno de los fondos marinos mejor conservados de nuestro litoral.

En este Parque , predominan los arbustos leñosos de hoja coriácea y pequeña, formadores de la garriga, matorral perfectamente adaptado a los rigores del clima mediterráneo, existen varios endemismos: astrágalo de las Baleares (Astragalus balearicus), rubia (Rubia angustifolia ssp. cespitosa), tragamoscas (Dracunculus muscivorum ), hipericón balear (Hypericum balearicum), etc. Constituye un importante punto de escala en la ruta migratoria de más de 150 especies de aves, tanto en el paso primaveral como en el otoñal. Son vecinas de las islas desde la gaviota de Audouin (Larus audouini) hasta el halcon de Eleonora (Falco eleonorae). Los fondos marinos también representan una parte muy importante del Parque, con más de 200 especies de peces y numerosos invertebrados endémicos.

  • Desde el 1 de julio de 2009, la gestión del Parque Nacional Marítimo - Terrestre del Archipiélago de Cabrera corresponde en exclusiva a la Comunidad Autónoma de les Illes Balears.
  • Real Decreto 1043/2009, de 29 de junio, de ampliación de las funciones y servicios de la Administración del Estado traspasados a la Comunidad Autónoma de las Illes Balears, en materia de conservación de la naturaleza (Parque Nacional Marítimo-Terrestre del Archipiélago de Cabrera). (BOE, nº 157, de 30 de junio de 2009) .

  • Fecha de declaración: Ley 14/91, de 29 de abril.
  • Instrumentos: Plan Rector de Uso y Gestión (Real Decreto 277/95, de 24 de febrero).
  • Superficie: 10.021 hectáreas (8.703 marítimas y 1.318 terrestres), pertenecientes al municipio de Palma de Mallorca.
  • Comunidad Autónoma: Islas Baleares.
  • Coordenadas: Sito en la Comunidad Autónoma de Baleares, al sur de la isla de Mallorca, el Parque Nacional engloba el Archipiélago de Cabrera y su entorno marino, entre los siguientes puntos geográficos: 39º 13’ 30’’ N2º 58’ E; 39º 13’ 30’’ N3º E; 39º 6’ 30’’ N3º E; 39º 6’ 30’’ N2º 53’ 30’’ E; 39º 10’ N2º 53’ 30’’E.
  • Teléfono: 971 72 50 10 - 971 72 04 61
  • Valores Culturales:

    Castillo del siglo XIV, declarado monumento histórico-artístico. Conjunto de yacimientos arqueológicos terrestres y subacuáticos.

  • Valores Naturales:

    Fondos marinos, islotes rocosos, maquia mediterránea, endemismos, aves marinas…

  • Otros Datos:

    El Parque Nacional está incluido dentro de la Red de Zonas de Especial Protección para las Aves (Z.E.P.A.S), producto de la aplicación en España de la Directiva Aves.De la misma forma es Lugar de Interés Comunitario (LIC).

    Debido a lo anterior está incluido en la Red Natura 2000.

    Está integrado en la red Z.E.P.I.M (Zonas de Especial Protección de Importancia para el Mediterráneo) del Protocolo de áreas marinas protegidas del Convenio de Barcelona desde el año 2003.

    Distribución de la propiedad: 100 % pública.
    Altitud máxima: 172 m s. n. m.
    Altitud mínima: 0 m s. n. m.
    Profundidad máxima del fondo marino: 118 m.

    Documentos:
    Norma y fecha de declaración: Ley 14/91, de 29 de abril.
    Desarrollo normativo: Plan Rector de Uso y Gestión (Decreto 58/2006, de 1 de julio).

    Legislación del Govern de les Illes Balears ante la toma de posesión de competencias en la gestión del P.N.M.T. del Archipiélago de Cabrera:

    LEY 5/2005, de 26 de mayo, para la conservación de los espacios de relevancia ambiental

Localización

Localización

Situación.

El Parque Nacional Marítimo-Terrestre del Archipiélago de Cabrera constituye uno de los espacios naturales mejor conservados del Mediterráneo. Este espacio natural español está situado en el Archipiélago de Cabrera, en la comunidad autónoma de las Islas Baleares, en la provincia española de Baleares, entre los siguientes puntos geográficos: 39º 13' 30'' Norte 2º 58' Este; 39º 13' 30'' Norte 3º Este; 39º 6' 30'' Norte 3º Este; 39º 6' 30'' Norte 2º 53' 30'' Este; 39º 10' Norte 2º 53' 30'' Este.

Límites.

El archipiélago de Cabrera está formado por un grupo de 18 islas e islotes situados al sur de Mallorca, a unos 10 Km de Cap de Ses Salines y a unos 12 Km del pequeño puerto de la colonia de Sant Jordi. El Parque Nacional consta de 10.021 ha, dentro del municipio de Palma de Mallorca, de las cuales 1.836 corresponden a islas e islotes y el resto al medio marino. La totalidad de la propiedad es de origen estatal.

Cómo llegar.

Al archipiélago de Cabrera se accede exclusivamente por vía marítima, a través del puerto de la isla principal, la isla de Mallorca, donde hay que alojarse. En Cabrera no hay ninguna posibilidad de alojamiento y está prohibida la acampada, es una isla totalmente deshabitada. Tampoco existe la posibilidad de comer en algún establecimiento, aunque se puede beber algo en la cantina militar.

Se puede llegar al puerto de Cabrera con embarcación propia. El atraque de los barcos privados en el Puerto de la isla principal requiere autorización previa, tras la que se asigna un puesto de fondeo con una duración de una noche en verano y hasta siete noches en invierno.

Historia

Historia

A pesar de su pequeño tamaño, Cabrera ha sufrido numerosos avatares con el transcurrir de los tiempos. Desde épocas remotas, muchos pueblos y civilizaciones han recalado en estas costas: fenicios, cartagineses, romanos y bizantinos buscaron aquí refugio, alimentos y agua.

En el siglo XIV se construye el castillo para proteger la isla de los ataques de los piratas berberiscos, que se mantendrán a lo largo de los siglos siguientes, marcando la historia de las Islas Baleares. Cuando los vigilantes oteaban un barco pirata, lo comunicaban con señales de fuego a las atalayas del sur de Mallorca, y de allí al resto de la isla. Cuentan las crónicas que una de las penas más duras, peor incluso que ir a galeras, era la de ser vigía en Cabrera.

A medida que aumenta el control naval sobre el Mediterráneo, van disminuyendo los asaltos de los piratas, lo que permite que se normalicen las actividades ganaderas y agrícolas.

En 1809, la batalla de Bailén supone la primera derrota de los ejércitos de Napoleón en la guerra de la Independencia. Los prisioneros franceses son trasladados a los pontones de Cádiz, barcazas que hacían la función de prisiones flotantes, y de allí a Mallorca, donde se ofreció Cabrera como alternativa, ante el temor de la población local de tener que albergar entre 6.000 y 9.000 prisioneros sin contar con las instalaciones adecuadas. El cautiverio se prolongó a lo largo de cinco años, hasta que se firma la paz en 1814. Sólo 3.600 hombres volvieron a Francia.

Durante el siglo XIX, se producen algunos cambios en Cabrera, que culminan a finales de siglo con un nuevo proyecto de repoblación que vuelve a fracasar. En 1890, Cabrera pasa a ser propiedad de la familia Feliu, que construye Can Feliu y Es Celler, impulsando el cultivo de la vid e intentando repoblar la isla. El proyecto se denominó Villacristina.

En 1916, Cabrera es expropiada por intereses de la defensa nacional, y se establece una pequeña guarnición de unos treinta hombres que no afectaba excesivamente a la naturaleza de la isla y que incluso mantenía cierto control sobre las actividades humanas.

El Parque Nacional
A principios de 1988, el Parlamento Balear tomó la decisión de iniciar el proceso de declaración de Cabrera como Parque Nacional Marítimo Terrestre, que culminó en marzo de 1991.

 

Geomorfología y Clima

Geomorfología y Climatología

La conformación geológica del archipiélago nunca fue idéntica, y ahí radica su belleza, puesto que la actual es consecuencia de una serie de fenómenos geológicos complejo que se han producido durante cientos de siglos.

Hace 200 millones de años, en el Jurásico, lo que hoy es Cabrera era el fondo del "Mar de Tethys" una cubeta gigantesca en la que se depositaban sedimentos con restos de plantas y animales marinos. Es fácil encontrar, a lo largo y ancho de los islotes, huellas fósiles del primitivo ecosistema marino. La compactación de estos sedimentos produjo rocas calizas estratificadas, que en el Oligoceno, hace unos 35 millones de años y debido al movimiento de las placas europea y africana, se plegaron y levantaron la gran cordillera Bética, de la que Cabrera, Mallorca y las Pitiusas forman parte. Se pueden observar todavía los estratos producidos en las rocas calcáreas por el resquebrajamiento. Hace 5 millones de años, a finales del Mioceno, el agrupamiento continuo de las placas, hizo que se cerrara la vía de comunicación entre el Atlántico y el Mediterráneo. El Mediterráneo se secó y quedó al descubierto toda la cuenca, Cabrera fue entonces la cima de una montaña enorme. En el Plioceno, hace 4 millones de años, a causa del movimiento continuo de las placas, quedó cerrada la zona de Gibraltar, y las aguas atlánticas ampliaron la cubeta mediterránea. El archipiélago de Cabrera quedó entonces transitoriamente aislado. Pero en el periodo Cuaternario, durante el último millón de años, el clima ha sufrido oscilaciones bruscas. Los glaciares causaron la congelación de grandes masas de agua, que se acumuló en los Polos. El nivel del Mediterráneo descendió más de 100 metros, con lo que Cabrera quedó unida a Mallorca y Menorca, formando la Gran Gimnesia.

Tras el último periodo glaciar, hace unos 12.000 años, el Mediterráneo recuperó su nivel caudaloso, y Cabrera y sus islotes quedaron separadas definitivamente de Mallorca hasta la actualidad. Durante milenios, el agua de lluvia ha ido disolviendo la roca caliza creando cuevas, oquedades, resaltes (lapiaz), etc., en un proceso de "Karstificación".

Así mismo, el choque de las olas con el litoral ha determinado el modelado de la costa, socavando los acantilados y formando arcos, grutas, repisas, marmitas, etc.

Cabrera es un microcosmos mediterráneo, ideal para la contemplación de parajes únicos y especies autóctonas. En estos islotes de extensión muy reducida las condiciones han producido una gran simplificación de los ecosistemas.

Climatología.

El clima es típicamente mediterráneo semiárido, muy influido por la cercanía del mar, con pocas precipitaciones (330 mm).

Registran una temperatura anual media de 17º C con inviernos suaves y cálidos, sin heladas y veranos muy calurosos y secos, aunque existe una abundante humedad atmosférica. Presentan un periodo de sequía estival bastante acusado.

En cuanto a los vientos, destaca el predominio de poniente (O-NO) o de levante (E-NE). La salobridad y la elevada humedad son una constante de estos vientos.

Conservación

Conservación

La flora del Parque está compuesta por 516 especies de plantas vasculares, 22 especies de musgos, 21 especies de líquenes y 162 especies de algas marinas. Veinte especies son endemismos baleares y una subespecie (Rubia angustifolia subsp. cespitosa) es endémica de la isla.

Algunas de las especies más interesantes son el aladierno balear (Rhamnus ludivici-salvatoris), la peonia balear (Paeonia cambessedessi), etc.

Entre la fauna de Cabrear destacan las grandes colonias de aves marinas: la pardela cenicienta (Calonectris diomedea), el paíño europeo (Hydrobates pelagicus), la gaviota de Audouin (Larus audouinii), etc.

Los fondos marinos son muy ricos en vertebrados e invertebrados como los llamativos nudibranquios. Los meros son característicos, los pulpos, las morenas (Muraena helena), etc. Además estas aguas dan cobijo a animales de mayor tamaño, como el delfín mular (Tursiops truncatus), el delfín listado (Stenella coeruleo-alba), el delfín común (Delphinus delphis), el calderón (Globicephala melaena), el cachalote (Physeter macrocephalus) y la tortuga boba (Caretta caretta).

Usos compatibles

Usos compatibles

La pesca artesanal

Los testimonios más antiguos sobre la pesca en aguas de Cabrera provienen de los restos arqueológicos de Sa Platgeta. Se trata de unos depósitos rectangulares excavados en la roca inmediata al mar que se identifican como factoría de salazón de pescado. Estas factorías aparecen relacionadas, en otros puntos de la costa mediterránea, con la situación de las almadrabas utilizadas en la época romana. En esta zona se han localizado otros elementos relacionados con la pesca, como un peso de plomo de una red, que podría ser de la misma época. Todos los materiales parecen ser del siglo VI-VII.

Otros testimonios son el apresamiento de 22 pescadores con sus barcas por piratas berberiscos en Cabrera (siglo XVI) o los 17 prisioneros franceses que consiguieron escapar asaltando una barca de pescadores (principios del siglo XIX).

La actividad pesquera profesional en aguas de Cabrera experimentó un aumento importante durante la primera mitad de este siglo, consecuencia, en parte, del desarrollo de los puertos de pescadores próximos al Archipiélago, estimulados por el avance en las técnicas de pesca.

El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera establece una serie de reglas de obligado cumplimiento para la pesca artesanal tradicional de carácter profesional, única actividad extractiva permitida.

Actividades turísticas y recreativas

El Parque puede visitarse, sin más trámites, embarcándose en las golondrinas que parten de los puertos de la Colonia de Sant Jordi y de Porto Petro. Es recomendable reservar por adelantado.

Si pensamos hacer la visita en nuestra propia embarcación, es necesario disponer de una autorización expedida por la Administración del Parque. En la solicitud se hará constar nombre y datos de patrón y del armador, así como de la embarcación. Se incluirá una declaración de estar al corriente de los requisitos para el correcto uso de la embarcación.

Las autorizaciones que se conceden son de navegación (de hasta un mes de duración, pero sin fondeo nocturno), de pernocta (se autoriza una sola noche en julio y agosto, dos en septiembre, y siete durante el resto del año) y de buceo con escafandra autónoma (hay que presentar el titulo de escafandrista de las personas que vayan a realizar las inmersiones. Las zonas autorizadas pueden variar de un año a otro). En caso de querer amarrar en el puerto de Cabrera, es necesario un permiso expedido por el Gobierno Militar.

El Parque concierta visitas con grupos de un máximo de 60 personas, ofreciendo gratuitamente un servicio de interpretación y apoyo a la educación ambiental.

 

Ecosistemas

Ecosistemas

El Archipiélago de Cabrera es el único Parque Nacional que incluye ecosistemas marítimos además de los terrestres dentro de su territorio, haciendo de esta característica un valor añadido.

De esta forma vamos a describir por separado ambos ecosistemas marino y terrestre.

Ecosistema marino.

Las comunidades vegetales marinas del litoral están condicionadas por dos factores, la intensidad luminosa y el tipo de sustrato.

La luz influye en la estratificación de los organismos fotosintéticos acuáticos. A poco más de 80 o 100 m de profundidad, la luz ya no es efectiva para realizar el proceso fotosintético. La zona iluminada, denominada zona fótica, es la que soporta las mayores poblaciones de organismos acuáticos. El fitoplancton de las aguas superficiales presenta una tasa de renovación muy alta, mientras que la vida de las grandes profundidades oceánicas tiene una tasa de renovación muy baja. Cabrera carece de torrentes que aporten sedimentos, con lo que las aguas son muy transparentes y ello permite que las plantas puedan vivir a mayores profundidades.

Los sustratos blandos están dominados por la posidonia (Posidonia oceánica), especie importante, pues, además de producir grandes cantidades de oxígeno y ser la base de las cadenas alimentarias, estabiliza los fondos arenosos y evita su erosión. Esta especie no es un alga como puede parecer, sino una planta superior, con raíces y flores, endémica del Mediterráneo. Sus tallos dan cobijo a un gran número de seres: aquí viven peces como la chopa (Spondyliosoma cantharus), la vaca (Serranus scriba), la dorada (Sparus aurata), el dentón (Dentex dentex), la voraz lubina (Dicentrarchus labrax), la salpa o salema (Sarpa salpa), de reflejos dorados, que se alimenta de las hojas de la posidonia en grupos o cardúmenes de hasta cientos de individuos, auténticos rebaños submarinos, erizos, sepias. En estas praderas vive la nacra (Pinna nobilis), un escaso bivalvo, de hasta un metro de longitud, que se fija en la arena y que ha sido explotado desde la antigüedad por el hombre.

Los sustratos rocosos son los hábitats submarinos que ofrecen un mayor esplendor y diversidad, dotando a la fauna de refugio y alimento. En ellos viven diversas especies de algas: las algas verdes, ricas en clorofila, en las zonas superficiales; y a mayor profundidad se encuentran las algas rojas, que poseen pigmentos más eficaces para captar la menor intensidad lumínica. Éste es el lugar donde viven los meros (Epinephelus guaza), peces de gran tamaño y buen carácter, las escórporas y rascacios (Scorpaena spp.), de venenosas espinas, maestros del camuflaje, los pulpos (Octopus vulgaris), animal muy curioso e inteligente, las morenas (Muraena helena), los congrios (Conger conger), etc., seres todos ellos moradores de cuevas y recovecos.

Muchos animales, al depender directamente o indirectamente de las plantas, viven asociados a una determinada comunidad vegetal. Otros, como los corales, actinias y ascidias, son organismos filtradores que viven fijos sobre el sustrato y compiten por el espacio con las algas.
En las costas de Cabrera no faltan animales de mayor tamaño, como el delfín mular (Tursiops truncatus), el delfín listado (Stenella coeruleoalba), el delfín común (Delphinus delphis) y la tortuga boba (Caretta caretta).

Sus mayores valores ecológicos están relacionados con la extraordinaria importancia de su ornitofauna. En sus islotes y acantilados anidan el paiño (Hydrobate pelagicus), ave difícil de observar por sus costumbres nocturnas y porque se acerca a tierra sólo para reproducirse, la pardela pichoneta (Pufinus pufinus), el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), la gaviota argéntea (Larus cachinnans) y, sobre todo, la gaviota de Audouín (Larus audouini), especie endémica del Mediterráneo y en peligro de extinción. Entre las rapaces destacan el halcón de Eleonor (Falco eleonorae) y el águila pescadora (Pandion aliaetus) que crían en Cabrera. Destaca también la curruca sarda (Sylvia sarda) con una subespecie endémica. Dentro del grupo de los reptiles sobresale la lagartija balear (Podarcis lilfordi), de hábitos omnívoros (come vegetales además de insectos), con diez subespecies en islotes diferentes.

Los excrementos de las aves marinas, muy ricos en nitrógeno, crean unas condiciones muy singulares, propicias para el crecimiento de plantas como la salicornia, la lavatera arborea, el medicago (Medicago arborera), especie en peligro de extinción, y una variedad de acelga (Beta vulgaris).

En las islas, parece como si la evolución trabajara con prisas y las especies se diferencian antes que en los continentes. En consecuencia, abundan los endemismos, es decir, especies animales o vegetales exclusivas de una zona. Cabrera no es una excepción: viven aquí unas cuantas especies vegetales endémicas, la rubia (Rubia angustifolia ssp. cespitosa), el aladierno balear (Rhamnus ludivici-salvatoris), el tragamoscas (Dracunculus muscivorum), la peonía balear (Paeonia cambessedessi), el heléboro (Helleborus lividus ssp. lividus), el astrágalo de las Baleares (Astragalus balearicus), el hipericón de las Baleares (Hypericum balearicum) y otros.

Ecosistema terrestre.

En los ecosistemas terrestres, la cubierta vegetal del archipiélago está poco alterada, y las plantas están perfectamente aclimatadas a las exigentes condiciones del verano mediterráneo. La formación vegetal dominante es la garriga o formación vegetal de monte bajo abierto, leñosa y xerofítica, caracterizada por pequeños arbustos perennifolios y árboles bajos, y restringida a los suelos calizos de la zona mediterránea

La vegetación dominante es leñosa. Entre los pocos árboles que sostiene esta vegetación se encuentran enebros (Juniperus oxycedrus y Pistacia terebinthus), pero existen también otras muchas especies de arbustos y matas, como las jaras (Cistus sp.), el romero (Rosmarinus officinalis) y otras especies como la retama (Retama sphaerocarpa y Lithospermun fruticosum). Subarbustos característicos son la lavanda (Lavandula latifolia), el espliego (Lavandula angustifolia), el cantueso (Lavandula dentada), la salvia real (Salvia lavandulifolia), el tomillo común (Thymus vulgaris), y otras especies.

La garriga también comprende abundantes especies de gramíneas y de plantas herbáceas, perennes o anuales. Entre las gramíneas perennes se encuentran la avena (Andropogon sp.). Entre las herbáceas perennes se encuentra Hippocrepis scabra y variedades tales como Plantago albicans, Leuzea, y Taraxacum. También es característica el espárrago (Asparagus officinalis).

También es propio de la garriga la exhibición de una amplia gama de colores y olores que ofrecen las flores de muchas plantas bulbosas, como los tulipanes (Tulipa sp.), las orquídeas y los narcisos (Narcissus sp.).

Otra parte de la cubierta vegetal la constituye el matorral esclerófilo denso de acebuche (Olea europaea var. sylvestris) y lentisco (Pistacia lentiscus), donde es abundante el "llampúdol bord" (Rhamnus ludovici-salvatoris). En lugares aún más áridos aparece un matorral bajo de brezos (Erica spp), estepa joana (Hypericum balearicum) y romero (Rosmarinus officinalis). En la zona norte aparecen fundamentalmente bosquetes de pino carrasco (Pinus halepensis) y sabinas (Juniperus phoenicia). En los acantilados la garriga se empobrece, pero aparece la efedra (Ephedra fragilis).

Las aves a pesar de sus grandes especializaciones para la vida en el océano, siguen ligadas al medio terrestre a la hora de nidificar. Llegado el momento, suelen concentrarse en tramos muy concretos de costa, donde forman colonias de hasta cientos de miles de individuos, buscando en su elevado número la protección frente a posibles amenazas. En Cabrera viven varias especies de aves marinas: la pardela cenicienta (Calonectris diomedea), la pardela balear (Puffinus mauretanicus), el paíño europeo (Hydrobates pelagicus), el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), la gaviota de Audouin (Larus audouinii) y la gaviota patiamarilla (Larus cachinans).

Entre los reptiles y mamíferos cabe destacar la lagartija balear (Podarcis lilfordi). Es un saurio de pequeño tamaño que se distribuye por buena parte del archipiélago balear, habitando en pequeños islotes no colonizados por el hombre. En Cabrera, hay diez subespecies diferentes, y casi cada islote tiene la suya. Es un ejemplo perfecto de la especiación por aislamiento geográfico.

Otros reptiles que encontraremos en el Parque son la salamanquesa común (Tarentola mauretanica) y la salamanquesa rosada (Hemydactylus turcicus).

Tan sólo los murciélagos pueden ser considerados como mamíferos autóctonos; el resto ha sido introducido por el hombre en épocas recientes: la gineta (Genetta genetta), predador de hábitos nocturnos; el erizo moruno (Atelerix algirus); el conejo (Oryctolagus cuniculus); la rata negra (Rattus rattus); el ratón doméstico (Mus musculus), y el gato (Felis catus), que, asilvestrado, se concentra en los alrededores del puerto de la isla principal.

Flora      

Flora

  • Acedera, Arengada .

    Planta herbácea de la familia de las poligonáceas. Con un fruto tipo nuez muy nutritivo. Tallo derecho con hojas alternas y envainadoras y flores pequeñas, verdosas y dispuestas en verticilos. Son características sus hojas basales, que se disponen en forma de roseta y tienen un contorno que recuerda la forma de una guitarra, estas hojas desaparecen en el momento de la floración y fructificación. Las hojas caulinares no tienen esta forma tan marcada. Crece en márgenes de caminos, prados y pastos nitrófilos.

  • Adonis de otoño, Ull d'àngel.

    Planta anual o bienal, con vellosidades que puede llegar alcanzar los 40 cm de altura. En los extremos de las ramas nacen las flores, solitarias, de unos 2,5 cm de diámetro en los que destacan los pétalos color rojo brillante, con manchas oscuras en la base. Las hojas están muy divididas. La encontramos en todo el ámbito Mediterráneo, prefiere campos de cereales, terrenos herbosos y baldíos.

  • Adormidera. Cascall.

    Planta anual, ramosa, grisácea, con numerosas hojas grandes, profundamente lobadas y abrazadas a los tallos por su base; estos son ramificados y portadores en su extremo de una flor de 15 - 18 cm de diámetro con 4 - 6 petálos de color lila, azulados, rosas o blancos, suavemente manchados de negro en la base. No es raro encontrarlas asilvestradas procedentes de cultivos, en márgenes de caminos, carreteras y campos abandonados, más o menos en los mismos hábitats que el resto de Papaver. Floración primaveral.

  • Ajo de bruja, All de bruixa.

    Especie de amplia distribución por la Península Ibérica, es el único ajo con las flores de color rosa vivo, con hojas brillantes de color verde intenso que pone una nota de color y belleza en ribazos, márgenes de cultivos y caminos. Este ajo también es comestible, aunque tiene un sabor mucho más fuerte. Florece en la primavera.

  • Aladierno balear, Llampúdol bord.

    Ésta es una de las especies de arbusto más importante y representativa de las Baleares. Endémico de las islas de Mallorca, Menorca y Cabrera, en esta última se desarrolla especialmente bien, integrándose como un elemento constituyente de las maquias litorales. En este sentido su comportamiento ecológico es diferente al de las poblaciones mallorquinas, más ligadas a las masas de encinar. Generalmente de pequeñas dimensiones, este arbusto raramente supera el metro y medio de altura, de hojas duras, brillantes y de color verde muy oscuro por le haz y mucho más claro por el envés.

  • Alga Udotea petiolata.

    Especie de color verde oscuro, que puede llegar a tener 10 cms de altura. Está durante todo el año, pero en primavera, verano y otoño las poblaciones están más boyantes. Prefiere las paredes muy verticales. Con menos potencia aparece entre la posidonia y otros lugares bien iluminados. Se encuentra solo en el Mediterráneo.

  • Aliso de mar, Caps blancs.

    Planta vivaz, débilmente lignificada en la base, con numerosos tallos herbáceos más o menos abiertos, formando una macolla, provistos de pequeñas hojas lineares y de color glauco porque son peludas; las flores, en el ápice de los tallos en grupos a modo de pequeñas umbelas que se prolongan en racimo, son numerosas y blancas, de forma que en el momento de la floración cubren toda la planta. Es frecuente en la costa, aunque también es muy corriente encontrarla asilvestrada aquí y allá en el interior de la Península, procedente de cultivos ornamentales. Crece en los taludes pedregosos y secos, así como entre las grietas de las rocas próximas al mar. Su distribución espontánea en España se reduce, por tanto, a las provincias costeras, siendo rara en el Cantábrico.Sus flores huelen a miel y la floración, gracias a lo benigno del clima marítimo en que viven, suelen durar todo el año, por lo que también es utilizada en jardinería, donde juega un importante papel en la confección de rocallas. Como planta medicinal, auque su uso es poco frecuente"

  • Amaranto, Bledo, Blet.

    Planta anual de la familia de las amarantáceas de ochenta a 90 centímetros de altura, de tallo fuerte y flores formando espiga densa. Semillas relucientes y negras. Es originaria de la India y también se cultiva como planta ornamental. Puede infestar los campos de cultivo durante el verano formando comunidades densas monoespecíficas o mezcladas con otras especies de Amaranthus.

  • Anogramma.

    Es un helecho muy pequeño y tenue, de hojas casi transparentes. Vive en lugares muy umbríos, entre los musgos que cubren las rocas. De los dos tipos de hojas que tiene, unas basales cortas y anchas, pueden llevar esporangios o no, mientras que otras, aéreas y más estrechas, son siempre fértiles, formando esporangios en los meses de febrero a septiembre. Es una planta anual que alcanza los 15 cm de altura. Lo encontramos en todo el ámbito mediterráneo, en zonas húmedas y sombrías .

  • Antimano, Magarza, Bolitx.

    Planta anual robusta que puede alcanzar hasta los 80 cm de altura. Tiene un tallo rígido muy ramificado, con muchas hojas. Sus flores, con el disco central de color amarillo, y con las lígulas también amarillas o parcialmente de color crema, nacen en los meses de marzo a septiembre. Se utiliza como planta ornamental aunque también la podemos encontrar en terrenos de cultivo e incluso llegando a formar comunidades monoespecíficas en campos abandonados y lugares un poco alterados. Se distribuye por todo el ámbito Mediterráneo.

  • Astrágalo de las Baleares, Eriçons, Gatovell.

    El astrágalo es una de las plantas más singulares y genuinas de la flora balear. Es un componente fundamental de las comunidades de cojinetes espinosos, típicos del litoral de Mallorca, Menorca y Cabrera, y una de las asociaciones más importantes de las Baleares. La forma en cojinete que los caracteriza es una adaptación a la sequedad y al fuerte viento que se da en las zonas en las que prosperan. En Cabrera no es especialmente abundante, y se asocia a otras especies de cojinetes también presentes como Dorycnium pentaphyllum ssp. fulgurans.

  • Azucena de mar, Assutzena d´arenal.

    En los meses de verano es frecuente encontrar en las secas arenas de las playas estas inconfundibles umbelas de grandes flores blancas de olor fuerte y agradable, que proceden de un grueso bulbo profundamente enterrado en la arena. Sus semillas son así mismo muy características, con aspecto de pequeños trozos de carbón contenidos en una cápsula globosa. Antiguamente se le atribuían múltiples propiedades curativas pero hoy en día se utiliza únicamente como planta ornamental.

  • Brezo blanco, Bruc.

    Es un arbusto alto, que puede alcanzar más de 3 m de altura, con unas hojas minúsculas muy características, aciculares, de medio centímetro de longitud y de bordes revueltos sobre el envés, casi ocultándolo. Flores blancas muy pequeñas, con forma de campana y perfumadas, agrupadas densamente, con anteras de color rojo oscuro. Como la mayoría de brezos, el brezo común prefiere suelos silíceos muy lavados, siendo común en encinares y matorrales.

  • Bruguera, Bruc d´hivern.

    Este brezo es fácilmente identificable gracias a sus flores rosadas, todas agrupadas en la parte final de las ramas y que se abren en otoño y a principios de invierno, a destiempo del resto de plantas del matorral mediterráneo. Como excepción a en las ericáceas europeas, esta especie vive sobre sustratos carbonatados.

  • Candilillo, Apagallums.

    Es una planta muy frecuente en las islas Baleares y en el sur de la Península Ibérica. Nace en los prados y terrenos abandonados, no siendo frecuente en los bosques. Sus tubérculos, que en la antigüedad eran comidos con mucha miel, son muy buscados por cochinos y jabalíes, que con sus jetas rompen el terreno para buscarlos. El apropiado nombre de "candilillo", con que se la denomina corrientemente, hace alusión a la forma de su flor, que invertida parece una lamparilla de aceite.

  • Cardo lechero, Card blanc.

    Planta anual que florece entre los meses de abril a agosto. Es una planta espinosa, que puede alcanzar los 100 cm de alto. Sus flores son de color rosa, lilas o blanquecinas, siendo las más externas estériles y de colores intensos para atraer a los insectos. La encontramos en los márgenes de los caminos, terrenos baldíos y pastos. Se distribuye por todo el ámbito Mediterráneo.

  • Carretón, Trèvol de llapassa.

    Planta anual, leguminosa silvestre de 10 a 80 cm de altura, hojas trifoliadas y flores de 2 a 5 centímetros de largo, amarillas, formando racimos pequeños de una a cinco flores. La legumbre de Medicago orbicularis forma una espiral aplanada sin espinas muy característica que permite identificarlo fácilmente del resto de especies del género. Vive en terrenos pedregosos y tierras de cultivo. Su distribución se extiende por el Mediterráneo, Canarias y Sureste de Asia.

  • Cepillitos.

    Es una gramínea inconfundible, sin vellosidades y con la inflorescencia abierta, pero unilateral, con muchas espiguillas largas de aspecto frágil, además de color dorado algo brillante. Alcanza un altura de 20 cm. La encontramos en terrenos baldíos, praderas, paredes y márgenes de caminos de todo el ámbito Mediterráneo.

  • Cerrajo de pared, Lletsó de paret.

    Sus hojas son casi compuestas, con lóbulos alargados que se estrechan en la base, de color verde oscuro. Sus flores tienen largas lígulas de color amarillo intenso, agrupadas en capítulos que tienen en su base una vellosidad con aspecto de algodón blanco, carácter que permite diferencias a esta especie de otros Sonchus. Se distribuye por toda la Europa meridional y su hábitat son escombreras, muros y zonas rocosas.

  • Cinogloso azul, Aferragós.

    Planta bianual que florece entre los meses de abril a julio y que puede alcanzar los 60 cm de altura. Con una roseta de hojas basales, peludas, con un limbo lanceolado con el ápice obtuso y un pecíolo relativamente largo. Las hojas caulinares no tienen pecíolo. El segundo año se forma la inflorescencia, que es erecta y muy ramificada, cada rama tiene la forma escorpioide característica de la familia de las boragináceas. Las flores son de color azulado, con venas más oscuras. Los frutos son muy característicos, cada flor forma cuatro piezas dispuestas en cruz, cada una cubierta de aguijones y tubérculos. Prefiere terrenos baldíos y márgenes de caminos. Se distribuye por todo el ámbito Mediterráneo.

  • Clora, Centaura groga.

    Planta anual, erecta, pequeña, grisácea, con hojas ovales en la roseta de la base, y opuestas, ovales-triangulares las del tallo, que soldándose por su base lo abrazan plenamente, a lo que hace alusión su nombre específico. Las flores son de color amarillo oro con un número irregular de pétalos (normalmente más de cinco). Vive en los sitios umbrosos y húmedos, se encuentra desde el nivel del mar hasta los 1.500 m en Sierra Nevada. Por su amplitud ecológica, se comprende fácilmente su polimorfismo. Sirve para teñir de amarillo.

  • Colleja.

    Planta que alcanza los 50 cm, con hojas de formas muy variables, y color verde azuladas, sus flores son de color blanco. Es muy frecuente en Europa y habita en caminos, taludes, canteras, bordesa de matorrales y pastos pobres.

  • Coralina.

    Es un alga calcificada que tiene su desarrollo máximo en profundidad. Después de muerta, permanece toda la estructura calcárea y como la parte viva sigue creciendo pueden llegar a formarse grandes estructuras calcáreas con una gran variedad de organismos que completan una comunidad muy evolucionada. Especie muy común en el Mediterráneo y el Atlántico.

  • Correhuela menor, Campaneta.

    La podemos encontrar extendida en el suelo o trepando sobre paredes y otras plantas. Sus hojas tienen forma de corazón y sus flores son acampanadas de color claro, casi blanco. Habita en campos, jardines y caminos. Se distribuye por toda Europa.

  • Correhuela rosa, Corretjola.

    Planta perenne de base leñosa, tallos delgados y trepadores y las hojas bastante divididas. Florece en los meses de abril a junio, siendo sus flores de color rosa vino. La encontramos en los márgenes de los caminos y en terrenos baldíos secos. Se distribuye por todo el ámbito Mediterráneo.

  • Crisantemo, Margarides.

    Planta herbácea de hoja perenne de la familia de las compuestas, con tallos anuales de hasta 90 centímetros que en otoño dan grandes y vistosas flores en capítulos de color amarillo con morfología de margarita, pero de color uniforme. Las hojas son un poco más carnosas, con el margen dentado o globulado. Es una planta silvestre que ocupa terrenos baldíos y cultivos de secano. Se distribuye por todo el Mediterráneo.

  • Culantrillo, Cap-pilera.

    Helecho de frondes brillantes y finas y de raquis muy oscuro, casi negro. Las pínnulas son pequeñas, más o menos con forma de abanico. Ocupan lugares con mucha humedad. Su infusión suele usarse como medicamento emenagogo y pectoral.

  • Culantrillo menor, Falzia roja.

    Pequeño helecho típico de las fisuras y de los bancales húmedos. El limbo está completamente dividido en pequeñas pinnas redondeadas.

  • Dactilo.

    Pertenece a la familia de las gramíneas. Es un especie cerealista con gran valor pascícola, contribuyendo de manera muy importante a la alimentación del ganado. Esta especie, por su resistencia a la sombra, proporciona materia verde al ganado durante mucho tiempo.

  • Doradilla, Dauradella..

    Es la doradilla un helecho eminentemente rupícola, que coloniza las grietas de los roquedos, los muros pedreros de separación de fincas, así como las paredes y muros de edificios. Tiene preferencia por los substratos básicos, pero se adapta a todos siempre que su situación sea algo umbrosa. Se encuentra en todas los ambientes desde el nivel del mar hasta los 2.700m. Este es uno de los helechos que resisten ambientes más cálidos y hasta la insolación solar directa. Puede hacerlo porque en el envés de la hoja hay muchas escamas de consistencia membranosa que hacen la función de espejo y reflejan la luz solar cuando el helecho queda expuesto a la insolación.

  • Enebro, Ginebre.

    Es característico y distintivo de este enebro el tener marcadas sus hojas aciculares por dos líneas de estomas, así como el color rojizo, de cuero curtido, de sus frutos. Esta planta no suele formar masas puras, se encuentra entremezclada con muchas otras especies, siendo compañera clásica de la encina y de varios pinos, pudiéndose encontrar también entre alcornoques, quejigos, robles, sabinas y abetos, así como en formaciones tipo garriga. Los enebros pueden llegar a ser pequeños arbolillos de hasta ocho metros de altura y tener diámetros respetables. Su madera es rojiza compacta, aromática y casi incorruptible; se utilizó para la fabricación de lápices, postes, dinteles y piezas que han de sufrir los efectos de la intemperie. Con los frutos se aromatizan las bebidas alcohólicas denominadas "ginebra".

  • Esparraguera vera.

    Perteneciente a la familia de las liliáceas, es una planta angiosperma, monocotiledónea, de flores hermafroditas y fruto capsular con muchas semillas. Tallo de hasta 90 centímetros, herbáceo muy ramoso cuyo rizoma produce en primavera muchos brotes.

  • Espiguilla de seda.

    Planta angiosperma monocotiledónea con tallos huecos y de forma cilíndrica. Los tallos están interrumpidos a trechos por nudos llenos, de los que salen hojas alternas que abrazan al tallo. Flores muy simples formando racimos con el grano seco cubierto por las escamas de la flor.

  • Evax.

    Diminuta planta anual totalmente pegada al suelo, toda ella blanco-lanosa, con hojas formando una roseta que rodea a los capítulos, que son sentados y amarillos. Las hojas están densamente cubiertas de tomento blanco, apretadas e imbricadas; las flores están reunidas en capítulos compactos que se sitúan en el centro de la roseta, tienen largas brácteas acuminadas y amarillas.Una de las características más destacadas de esta planta es su hábito de vivir en terrenos con suelos raquíticos, arenosos y mínimos, en los que aprovecha el témpero primaveral para cumplir rápidamente su ciclo vital.

  • Flor de abeja amarilla, Abellera groga.

    Esta orquídea es fácil de identificar porque la flor tiene el labelo (el pétalo más grande) de color amarillo, mientras que los tépalos externos son de color amarillo-verdoso. Tiene un tallo muy delicado, que no supera normalmente los 25 cm de altura. La encontramos en lugares herbáceos, claros de matorrales y pinares. Se distribuye por todo el ámbito Mediterráneo.

  • Gallocresta, Cresta de gall.

    Es una planta anual que florece entre los meses de abril a julio. Las flores son claramente zigomorfas, con dos labios bien definidos, el inferior blanquecino, a veces amarillo. Habita en praderas rocosas y secas y es fácil verlas formando grupos. Se distribuye por todo el ámbito Mediterráneo.

  • Hierba de las ulceras, Farigola mascle.

    Pequeña mata propia de terrenos calizos, donde se encuentra en sitios pedregosos, asociado a romerales, tomillares y otros matorrales termófilos, en las tierras casi desarboladas provenientes de antiguos encinares. No suele tener más de 20 cm de altura, con ramificaciones desde la base y todas las ramas cubiertas de pequeñas hojas lineales patentes o reflejas con una fisionomía que recuerda a una Erica en miniatura. Las flores son de color rosa que crecen todas agrupadas en una inflorescencia terminal. Su área de distribución comprende la región mediterránea europea y el Norte de África. En la Península se encuentra en los terrenos calizos de la zona mediterránea, incluyendo Baleares, desde el nivel del mar hasta los 1.500m.

  • Hinojo marino, Fonoll marí.

    Planta vivaz de escasa altura, de tallos decumbentes y ramificados, leñosa en la base y algo carnosa en las ramas jóvenes, lampiña, verde-grisácea. El hinojo marino es muy común en el litoral, tanto del Mediterráneo como del Atlántico, donde vegeta en condiciones tanto halófilas (amiga de la sal), como psammófilas (amiga de la arena). El perejil del mar, en sus carnosas hojas, contiene vitamina C en gran proporción.

  • Hipericón de las Baleares, Estepa joana.

    Es un arbusto endémico de Baleares, que florece de forma vistosa durante todo el año. Tiene las hojas de color verde oscuro y de aspecto granuloso, debido a la presencia en su interior de vesículas que le confieren un característico olor afrutado. En Cabrera es relativamente frecuente, encontrándose en todo tipo de ambientes, pero principalmente en la zona oriental. Las flores grandes y de color amarillo destacan sobre el fondo verde de la planta.

  • Jara blanca, Estepa blanca.

    Mata o arbusto erguido, muy ramoso, en conjunto de un color blanco-grisáceo. Sus hojas, que asemejan fieltro, son aovadas o elípticas, con el borde entero y recorridas por 3-5 nervios principales, están densamente cubiertas de pelos estrellados, nacen opuestas, sin peciolo y abrazando al tallo en la base. Sus grandes y vistosas flores, de 4-6 cm de diámetro tienen largos pedúnculos y petálos de color entre rosa y púrpura. La Jara blanca, al contrario que gran parte de sus congéneres españoles, tiene marcada preferencia por los terrenos calizos, en los que desempeña un papel similar al de las demás jaras en los terrenos silíceos, como reacción de rápida defensa del suelo en los terrenos incendiados. Florece desde abril hasta junio y, ya formando grandes manchas o aislada, se encuentra por toda la Península. Llama la atención en esta jara, denominada "blanca", el que sus flores sean rosas, pero el nombre hace referencia a las hojas.

  • Labiérnago prieto, Áladern de fulla estreta.

    Arbusto o pequeño arbolillo siempreverde que, dependiendo de las condiciones de su hábitat, puede alcanzar hasta 8 m de altura; hojas opuestas, coriáceas, de color verde intenso y lustrosas por el haz y mate y más pálidas por el envés; flores menudas, en ramilletes de color blanco-verdosas; fruto en drupa pequeña, como un guisante , negro o negro-azulado. Indiferente en cuanto a suelos, forma parte del cortejo de la encina y de los matorrales subseriales que la sustituyen cuando empieza a desaparecer. Lo encontramos en zonas húmedas, siempre en un clima templado sin heladas significativas. Tiene una distribución mediterránea ampliada a Santander, País Vasco y faldas del Pirineo.

  • Lágrimas, Balladors.

    Planta anual de tallos delgados que alcanza alturas entre los 10 y los 60 cm. Su floración se produce en los meses de abril a junio. Sus espiguillas son muy anchas, tienen textura membranosa y cuelgan de la planta, agitándose al ser movida ésta por el aire. Habita en bosques claros y cultivos. Se distribuye por todo el ámbito Mediterráneo.

  • Lengua de buey, llengua de bou.

    Planta perenne, con anchas hojas muy ásperas al tacto, de vellosidades blanquecinas muy densas y punzantes. Puede llegar alcanzar los 1,5 m de altura. Sus flores se agrupan formado racimos de un color azul brillante. Habita terrenos de cultivo, baldíos y márgenes de caminos. Se distribuye por todo el ámbito Mediterráneo.

  • Madreselva, Gavarrera.

    Madreselva de hoja siempre verde, tiene tallos delgados muy flexibles y resistentes. Son muy características de esta planta sus hojas opuestas, sobre todo las que rodean a las inflorescencias, dos hojas parejas soldadas por la base a modo de copa. Las flores carecen de pedúnculo, forman un tubo largo que acaba en dos labios desiguales y son de color blanco amarillento. Se extiende por lugares con matorral en las regiones mediterráneas y en Portugal.

  • Madroño, Alborçó.

    Vive en suelos sueltos y profundos. Lo podemos encontrar asociado con encinas y alcornoques o entre el matorral de las series regresivas de este tipo de bosques, indicando, en este caso, las facies más próximas al bosque y los sitios menos degradados. Se reconoce por su corteza rojiza y las hojas serradas en los márgenes. Los frutos del madroño tardan un año en madurar, de modo que en su plenitud, coinciden con la floración del año siguiente. La floración y fructificación se da en otoño.

  • Medicago arboreo.

    Es uno de los endemismos más importantes del archipiélago de Cabrera. Es una alfalfa leñosa ligada a las zonas litorales nitrificadas por las deyecciones de las aves marinas. Se debe considerar como rara y, aunque localmente sus poblaciones pueden ser importantes, a nivel estatal está catalogada como En Peligro de Extinción. En España es la única especie leñosa y de porte arbustivo de este género, siendo su área de distribución mundial muy reducida, ya que incluye únicamente a las islas Columbretes, distintos islotes de las Pitiusas y tres islotes de Cabrera. Entre las leguminosas arbustivas se distingue perfectamente por sus frutos enroscados en círculo o espiral corta de vuelta y media. Tiene muchas posibilidades en la creación de pastizales leñosos, donde a sus cualidades forrajeras une el enriquecimiento del suelo, tanto por la labor colonizadora de sus raíces como por la aportación de nitrógeno de sus nódulos.

  • Mielga.

    Esta pequeña hierba, algo vellosa y con frecuencia glandulosa y de aspecto grisáceo, es uno de los componentes de estos pastos míseros de campos estériles, orillas de caminos, márgenes de cultivos, dunas y terrenos arenosos. Frutos espinosos y espiralados con 3 - 5 vueltas.

  • Narciso de manojo, Assa groga.

    Planta bulbosa perenne, que florece entre los meses de febrero a mayo. Tiene un tallo fuerte y puede alcanzar los 65 cm de altura. Sus flores, aromáticas, tienen colores blancos, crema o amarillos. La encontramos en terrenos de cultivos, matorrales y orillas de los ríos en todo el ámbito Mediterráneo.

  • Nueza negra, Gatmaimó.

    Planta dioica que brota de una raíz tuberosa, que puede llegar a tamaños enormes. Sus tallos volubles se enredan y trepan por cuanto encuentran a su alcance; los pies masculinos tienen sus flores pequeñitas, de 5 mm, en forma de campanitas, donde se sitúan seis estambres; en los pies femeninos las flores han sustituido los estambres por el ovario, que es como el fruto pero pequeño.Es planta corriente en la Península Ibérica y en gran parte de Europa.Las extremidades de los tallos tiernos, desde tiempos muy antiguos se consumen aderezados como si fueran espárragos; también pueden sustituir a las alcaparras cuando se encurten con vinagre y salmuera. Los frutos son peligrosos, especialmente para los niños, pues su atractivo color rojo vivo y su proximidad a las zarzamoras pueden incitarlos a probarlo y encontrarse con un sabor agrio y desagradable, que produce heridas y quemaduras en la boca, lo cual sólo es inicio de la acción tóxica, con dolores abdominales, vómitos y diarreas. Cuando la intoxicación es grave,"

  • Olivilla, Olivereta.

    Mata o arbusto de hojas persistentes que vive en los terrenos calizos de las colinas secas poco alejadas de la costa. de hojas alargadas con el ápice obtuso frecuentemente escotado. Las flores son amarillas con tres pétalos. Los frutos rojos cuando maduran tienen tres partes. Su nombre común es poco adecuado, pues si alguien llegara a considerar sus frutos comestibles, se llevaría la desagradable sorpresa en forma de violenta purga. También tiene efectos rubefacientes.

  • Orquidea piramidal, Barreret.

    Esta es una de las orquídeas más fáciles de encontrar al ser bastante frecuente, y muy visible entre el matorral debido a que en el extremo del pedúnculo desarrolla una inflorescencia cónica, llena de flores purpúreas o blanquecinas; las flores tienen un pétalo central con tres lóbulos más o menos de la misma medida y un largo espolón que sale hacia abajo. Florece en primavera. Con distribución europea y mediterránea, la solemos encontrar en prados de suelos calizos.

  • Ortiga menor.

    Sus hojas son de color verde claro y sus flores pequeñas y aracimadas, de color blanco. El contacto con ella produce irritación en la piel, picores y escozor. Se encuentra en campos, herbazales en los que abundan las malas hierbas y en algunos jardines. Se distribuye por toda Europa, siendo bastante frecuente.

  • Padania.

    Es un alga laminar en forma de abanico, de color blanquecino que puede alcanzar los 10 cms de altura. Especie muy común presente todo el año que fructifica al llegar la primavera. Prefiere los fondos rocosos de poca profundidad bien iluminados y de aguas moderadamente tranquilas.

  • Peine de venus, Agulles.

    Es un tipo de hierba anual, muy rica en formas y que alcanza los 50 cm de altura. Sus frutos con forma de un pico largo (hasta 8 cm) y agrupados todos ellos más o menos erectos hacen sencilla la identificación de esta planta. Flores reunidas en umbelas de color blanco intenso. Florece en los meses de abril a septiembre. La encontramos en terrenos de cultivo y baldíos. Se distribuye por todo el ámbito Mediterráneo.

  • Perpetua.

    Arbusto de porte pequeño que no supera los 60 cm de alto, está recubierto por un tomento que puede ser amarillo, gris o blanco, con base leñosa. Florece en los meses de mayo a agosto. Sus flores son de color amarillo y en conjunto la planta carece de fragancia. Habita en roquedales calcáreos junto al mar y en paredes del Mediterráneo central y occidental.

  • Peysonelia.

    Alga laminar de color pardo rojizo o pardo amarillento que puede llegar a tener 4 cms de diámetro. Está presente durante todo el año y es muy común en los fondos rocosos umbríos así como también en los fondos de posidonia. También se le puede encontrar en fondos letriticos.

  • Pino carrasco, Pi blanc .

    Es la conífera más típica de la región mediterránea, donde en muchos casos toma el papel protagonista del paisaje, formando todos los pinares de las islas Baleares. Ocupa casi un tercio de la isla de Cabrera, apareciendo aquí unido a la maquia de brezo y romero. Los pinares cubren buena parte del norte de la isla, aunque hay algunos pequeños núcleos distribuidos al azar. Las piñas permanecen durante varios años en el árbol.

  • Rabo de lobo, Espàrec bord.

    Las plantas pertenecientes a este género son todas ellas parásitas, nutriéndose de la savia de otras plantas, no necesitando, por tanto, clorofila, por lo que carecen de color verde. El nombre específico ramosa hace referencia a que generalmente se ramifica desde la base al contrario de las otras especies del género que no están ramificadas. Esta especie parasita muchas plantas diferentes (leguminosas, compuestas, labiadas), especialmente los cultivos de especies del género Solanum, como patata, tomates, berenjenas, etc.

  • Romaza espinosa, Bleda borda.

    Planta anual que florece entre los meses de febrero y mayo. Puede alcanzar los 60 cm de altura. Sus flores femeninas y masculinas se diferencian, las femeninas son pequeñas y apelotonadas, protegidas por unas hojas que en el periodo de fructificación desarrollan espinas. Las masculinas las encontramos en grupos más sueltos. Sus frutos tienen tres espinas bastante pinchudas. Es una hierba perenne con una raíz gruesa en forma de nabo. Habita en las cotas arenosas del Mediterráneo Meridional.

  • Rompesacos, Blat bord.

    Las espiguillas de esta gramínea son muy hinchadas y ventrudas (de aquí su nombre específico), siempre bien adheridas al tallo. Cada espiguilla tiene una larga arista también unida al tallo. No hay ninguna otra especie que se le parezca. Vive en los márgenes de campos y caminos. Florece al final de la primavera.

  • Rubia, Rotgeta, Raspeta.

    La subespecie caespitosa es exclusiva de Cabrera, siendo el único endemismo exclusivo del Parque Nacional. En principio fue descrita como variedad de la especie original, pero estudios posteriores le han conferido el rango de subespecie. Se diferencia de la Rubia nominal - Rubia angustifolia ssp. angustifolia - porque las hojas son más estrechas y la forma de la planta es cespitosa, formando pequeñas masas densas y rastreras. Está muy ramificada con las ramas aplicadas sobre el suelo o formando pequeñas matas. Tiene hojas lineares en verticilos normalmente de cuatro, muy ásperos al tacto. Toda la planta tiene una característica tonalidad gris y hasta blanquecina. Desde el punto de vista científico es una planta importante, ya que ilustra magníficamente los procesos de especiación insular: se la puede considerar una especie "en proyecto".

  • Sabina, Savina.

    Esta sabina es la más frecuente en los montes de la Península Ibérica, faltando únicamente en el cuadrante Noroeste, pero su presencia más importante se da en las dunas litorales, como Doñana, Puerto de Santa María, Conil, etc., así como en las costas calcáreas de las islas Baleares y otras del Mediterráneo, donde es frecuente encontrarla acompañando a maquias de lentisco y enebro como formaciones dominantes. En estas situaciones, con fuertes y frecuentes vientos marinos, el porte de la planta es rastrero y achaparrado, dándole especial peculiaridad al paisaje.

  • Tártago de mar, lleteresa de platja.

    Las playas son el único hábitat de esta lechetrezna. El tallo alcanza los 60 cm de altura, es rígido y de color verde azulado, sólo se ramifica en la inflorescencia. Está cubierto por hojas de forma lanceolada, gruesas y carnosas, rígidas y dirigidas hacia arriba. La inflorescencia está formada por radios bastante cortos, las cápsulas son rugosas. La encontramos en la las dunas de arena, en las costas de Europa occidental y meridional.

  • Titimalo, Lletrera.

    Arbusto con tronco erguido que se ramifica regularmente en forma ahorquillada, tomando el aspecto de un árbol en miniatura, lampiño, con las ramillas jóvenes, y a veces toda la planta, de un color pardo rojizo o rojo vivo. Toda la planta es muy rica en látex, que brota rápidamente al menor rasguño.El apelativo dendroides hace referencia a su aspecto de matorral leñoso (tiene madera) muy raro entre las especies europeas de este género, aunque muy frecuente en las que se encuentran en África y en las islas Canarias, por citar sólo las más próximas. Se encuentra en Baleares y muy localizada en la costa de Gerona.

  • Uva de pajaro, Siempreviva, Arròs.

    Vive sobre las rocas, muros y tejados en casi toda España. Es planta que gusta de esos suelos raquíticos, a los que se adapta gracias a las reservas de agua que acumula en sus hojas. Dentro de los sedum españoles, éste es el que muestra un aspecto más desgarbado en el momento de la floración, por la gran diferencia de tamaño entre los tallos fértiles y los estériles. Sin embargo, es el que con más frecuencia se usa como cubresuelos, por la facilidad de su implantación.

  • Verdolaga, Pulsallana.

    Planta anual, herbácea, con tallos tendidos jugosos y gruesos de 40 centímetros de largo. Hojas redondeadas y carnosas, blancas por el envés y verdes por el haz. Flores amarillas y frutos con semillas pequeñas y negruzcas en cápsulas. Es una planta comestible que se usa como verdura.

  • Zamarrilla, Timó mascle.

    Se encuentra la zamarilla amarilla en los collados y laderas de las tierras bajas, así como en los arenales marítimos y entre los matorrales y malezas de los montes, teniendo siempre una marcada preferencia por los suelos calizos. Es planta muy polimorfa, que aumenta o disminuye el tomento y enrollamiento de las hojas según las inclemencias de la región en que vive. Florece desde mayo hasta el final del verano. Desde el punto de vista medicinal ha sido considerada como tónica y estimulante, utilizándose en forma de infusión con cierta frecuencia. No se debe confundir con el verdadero poleo, aunque a veces se utilice como sustituto. Tiene la zamarrilla una esencia a base de acetato de bornilo que se utiliza en perfumería.

  • Zarzamora, Abatzer.

    Esta zarza se caracteriza por tener los tutoriales débiles y cilíndricos, provistos de glándulas y pequeñísimos aguijones suavemente curvados. Los frutos consisten en la agrupación de 2-5 drupeolas gruesas, formando la característica zarzamora de color azulado glauco y sabor ácido.Es propia de terrenos calcáreos y frescos, aguanta menos la insolación que sus congéneres y es mucho menos agresiva en la colonización e invasión del suelo.

Fauna      

Fauna

  • Abubilla.

    Habita en terrenos abiertos de hasta media montaña, bosques de pinos e incluso en zonas desérticas. Mide 28 centímetros y tiene un vuelo lento y ondulante. Generalmente come en el suelo despejado, desde sapos y ranas, hasta grandes insectos y gusanos. Hace el nido en agujeros de viejos árboles y cría desde abril a julio en nidos que progresivamente, con el crecimiento de los pollos, aumenta su olor nauseabundo debido a la acumulación de excrementos que los adultos no pueden evacuar, y al olor a carne podrida que tienen los pollos para repeler a los posibles intrusos que pudieran acercarse al nido.

  • Acentor comun.

    Prefiere zonas montañosas con estrato arbustivo denso y bajo. Por ello escasea en áreas peladas sin matorral y en el interior del bosque. Tiene de 14 -15 centímetros y prácticamente canta durante todo el año. Cría de abril a julio y durante la primavera y verano se alimenta de insectos, gusanos, caracoles y arañas.

  • Aguacuajada.

    Es una medusa típica con la umbrela aplanada y una elevación central semiesférica. Puede llegar a 30 cms de longitud y otros tantos de diámetro. Es una especie muy común que vive en las aguas superiores oceánicas y de costa. Cuando mejor se la ve es en los meses de Mayo a Octubre"

  • Aguila pescadora.

    Habita en ríos transparentes y de curso lento, preferiblemente bordeados de árboles. Se alimenta de peces con un peso inferior a medio kilo completando su dieta en ocasiones con anfibios y pequeños mamíferos. Nidifica en cantiles y árboles casi siempre cerca del agua. En el interior es invernante y cría principalmente en las costas del levante y sur de la península.

  • Aguilucho lagunero.

    Se distingue del resto de los aguiluchos por su mayor tamaño y robusta complexión. Tiene además las alas más anchas. El plumaje es variable, los machos inmaduros y las hembras son muy similares, de un color pardo oscuro muy uniforme, el macho sin embargo tiene un dorso oscuro que contrasta con la cola gris. Habita en terrenos pantanosos y marismas, con grandes zonas de carrizales espesos. Construye su nido , grande, en el carrizal, normalmente rodeado de agua.

  • Alcaravan.

    Es un ave grande de 40 cm con una cabeza redondeada y grandes ojos amarillos. Se mueve por terrenos pedregosos y arenosos descubiertos o eriales y colinas desnudas generalmente con poca vegetación. Ocasionalmente frecuenta marismas o entornos con pinos dispersos. Es característico el grito que emite principalmente al anochecer.

  • Alcatraz.

    Es un ave naturalmente marina que solemos ver muy lejos de la costa. Cría en grandes colonias en acantilados rocosos de islas. Se alimenta de peces, los cuales caza lanzándose en pico, a veces desde 30 metros o más. Suele volar bajo, y realizar planeos cortos.

  • Alondra comun.

    Habita en páramos, prados de montaña y dunas. En invierno puede observarse en los altiplanos nevados, bandadas de alondras a modo de coros, con un canto que puede durar 10 minutos sin interrupción. Tiene 18 centímetros y anida de abril a julio en el suelo.

  • Andarrios chico.

    Podemos verlo en solitario o en grupos reducidos, aunque cuando migra, los bandos son muy numerosos. Realiza vuelos cortos a ras del agua con fuertes aletazos y manteniendo arqueadas las alas. Para descansar se posa en islas o maderas flotantes. Se alimenta de insectos, lombrices, arañas y pequeños crustáceos. Nidifica de mayo a julio, hace su nido en el suelo al amparo de alguna mata muy cerca del agua. Pone 4 huevos que incuban ambos progenitores. Es una especie protegida. Vive en orillas de ríos, pantanos y lagunas. Durante la migración también lo encontramos en costas y playas.

  • Anemona de mar.

    Puede alcanzar un diámetro de 25 cms. y una altura de 30 cms..Tiene de 180 a 260 fontículos delgados y largos con la punta violacea y algo más ancha. Es muy corriente en fondos de roca, grava o arena iluminados o ligeramente umbríos. Sus tentáculos urticantes dan protección a " Gobius bucchichii ". Habita en el Mediterráneo y Atlántico Norte.

  • Ascidia clavelina.

    Grupo de zooides aislados muy próximos unidos por estolones. El tamaño individual puede alcanzar los tres cms. y son transparentes de naturaleza gelatinosa . Ciclo menor de año: en octubre comienza el desarrollo y desaparece en Julio.Común, prefiere los fondos rocosos con luz o un poco umbríos.

  • Autillo.

    Habita fundamentalmente en sotos fluviales, alamedas, árboles junto a construcciones y dehesas. Mide 19 centímetros y emite un repetido silbido melancólico muy parecido a los de algunos sapos. De hábitos nocturnos se alimenta fundamentalmente de insectos y también de pequeñas aves y micromamíferos. La puesta se produce desde abril a junio en huecos de árboles y nidos viejos de córvidos.

  • Avion.

    Las colonias rupestres de este ave abundan en bastantes parajes montañosos, hasta alcanzar los 2.500 m de altitud. Es una especie muy sociable, observando a menudo que ejecuta sus desplazamientos de caza y el retorno a los nidos con bastante coordinación colectiva. En verano es fácil ver bandadas de aviones merodeando a gran altura sobre las cumbres de las sierras, atraídos por la concentración de insectos transportados en las corrientes ascendentes de aire caliente. Su alimentación se basa en los insectos que caza al vuelo, principalmente moscas y mosquitos, aunque también captura pulgones y pequeños coleópteros y mariposas. Se distribuye por toda la Península y Baleares.

  • Babosa peregrina.

    Cuerpo alargado de hasta 45 mms de longitud, ceratos finos y largos, blancuzcos y casi transparentes. Están agrupados siete a cada lado, los primeros insertados en arco y el resto en línea.La base de su alimentación son hidrarios del género Eudendium. Muy común, se le ve con más frecuencia sobre las colonias de las que se alimenta, en fondos rocosos iluminados o moderadamente umbríos.

  • Bisbita comun.

    Es un ave solitaria aunque en otoño e invierno se hace más gregaria. Se alimenta de insectos, arácnidos, gusanos y semillas. Hace sus nidos en el suelo, generalmente en zonas abiertas al abrigo de la vegetación rala. Pone de 3 a 5 huevos que son incubados por la hembra, en los meses de abril a julio. Lo encontramos en pastizales, parameras, prados, cultivos, dunas, estuarios, vegas húmedas y brezales. Es una especie protegida.

  • Blenio.

    Especie de cabeza gruesa sobre cuerpo comprimido y ojos situados lateralmente. Tiene boca pequeña con dientes fuertes y labios gruesos. Tiene las aletas ventrales pequeñas y las pectorales grandes. Es una especie común del Mediterráneo y del Atlántico.

  • Cangrejo ermitaño.

    Cangrejo rojizo de hasta 5 cms. con el borde del cascarón relativamente escotado. Se alimenta de poliquetos y crustáceos. Es una especie propia de las comunidades de coral o algas, de grutas y extraplomos y en general de lo que constituye el infralitoral. Abunda tambien en praderas de posidonia.

  • Carricero comun.

    Una de las habilidades del carricero es trepa por las cañas, lo que hace agarrándose con sus robustos dedos y uñas avanzando a sacudidas. Se alimenta de hormigas, chinches de campo y caracoles. La hembra es la encargada de hacer el nido. Habitante estival del carrizo, también le encontramos en áreas encharcadas y orillas medio secas.

  • Cernicalo.

    Es una de las rapaces más comunes en España que podemos ver cernirse a poca altura sobre cualquier campo. Pesa alrededor de 250 gramos y aunque prefiere terrenos abiertos también se le encuentra en bosques aclarados y entornos urbanos a próximos al hombre. Caza suspendiéndose entre 10 y 30 m con la cola abierta en abanico durante un minuto o más inspeccionando el terreno y pasando a otro punto si en el anterior no ha tenido suerte. Cría en solitario y en ocasiones aprovecha los nidos viejos de córvidos, ardillas u otras rapaces. Habita en toda la península, Baleares y Canarias.

  • Chocha perdiz.

    Es muy tímida y difícil de observar debido a sus costumbres crepusculares y a que pasa buena parte del tiempo oculta entre la vegetación. Se alimenta de lombrices, insectos, pequeños moluscos, caracoles diminutos e incluso hierba y algunas semillas. Nidifica en el suelo en un hoyo que tapiza con hojas muertas, entre los meses de marzo a agosto. Pone 4 huevos que incuba la hembra. Suele criar en zonas boscosas con cierta humedad, con áreas aclaradas y abundante maleza. Cuando migran, se las puede ver en playas y praderías.

  • Codorniz.

    Tiene un aspecto muy parecido al de la perdiz, pero su tamaño es mucho más pequeño. Tiene un vuelo corto y lento, que le cuesta levantar en época de cría. La encontramos en praderas, sembrados y pastos, pocas veces, en campo abierto.

  • Colirrojo real.

    Caza a la espera, encaramado en un punto dominante. Su alimentación es principalmente de origen animal. Es un ave muy bella, que recibe su nombre por el color rojizo de su cola. El colirrojo real necesita árboles espaciados para hacer el nido en todo tipo de cavidades: agujeros de árboles, huecos de paredes o edificios, también en recovecos rocosos.

  • Colirrojo tizon .

    Habita en todos los acantilados y pedrizas de nuestras cordilleras. Es un pájaro de roca que anida en agujeros y evita el follaje. Recorren con gran destreza los roquedos y cantiles y se alimentan de insectos, escarabajos, mariposas, etc., y en otoño de semillas y bayas. En invierno coloniza murallas, corrales y casas de todo el país.

  • Collalba gris.

    Habita preferentemente en pedrizas, prados rocosos del piso alpino, páramos y acantilados. Tiene 15 centímetros y anida en agujeros, pedreras e incluso madrigueras de conejo. Cría de abril a junio y se alimenta principalmente de pequeños coleópteros sin desdeñar algunas semillas.

  • Conejo.

    Es un animal muy conocido y común en España. Tiene un tamaño mediano, hace sus madrigueras en el suelo, donde saca adelante su abundante prole. Se alimenta de cortezas, fresas salvajes y brotes tiernos de vegetales. Su carne es muy apreciada y su piel se utiliza en peletería barata.

  • Congrio.

    Las hembras pueden llegar a tener tres metros de longitud. Son de color grisáceo algo más claro en el vientre, con una cabeza grande con lengua. Se reproduce siempre a grandes profundidades entre los meses de junio y julio. Se alimenta de crustáceos, peces y moluscos y generalmente es de hábitos nocturnos.Habita generalmente en grutas y huecos rocosos y en fondos de detritus.

  • Cormoran moñudo.

    Es un ave marina. Frecuenta costas rocosas e islas con acantilados y cuevas. Cría en colonias, en mesetas rocosas, sus nidos los ubica entre las rocas. Se alimenta de peces.

  • Cuco.

    Habita en los pastizales altimontanos y en los bosques mixtos de coníferas y frondosas, preferentemente en el borde del monte, sobre todo en niveles medios de montaña. La hembra pone sus huevos en nidos de otros pájaros, uno por cada nido que parasita. Cuando este huevo eclosiona, lo primero que hace la cría de cuco es expulsar a las crías del pájaro parasitado y reclamar para si todos los afanes alimenticios de su " padre " adoptivo. Mide 33 centímetros se alimenta casi exclusivamente de orugas, incluida la procesionaria, otros insectos y caracoles.

  • Curruca cabecinegra.

    Debe el nombre al capirote negro del macho sobre el que se dibuja un anillo colorado que rodea el ojo, dentro de un colorido general gris oscuro, más desvaído por abajo. Frecuenta las garrigas y el monte bajo mediterráneo y caracteriza la avifauna de las comarcas donde crece el olivo. Es una ave típicamente insectívora que caza tanto entre los árboles de nuestros jardines y cultivos como entre los matorrales de los campos.

  • Curruca capirotada.

    Se trata de una especie muy distribuida y común, que anida en variedad de lugares arbolados. Desde los parques urbanos a los bosques más recónditos, ya sean de coníferas o caducifolios, a nivel del mar o en monte, este ave se adapta sin ningún problema. Se la considera una buena aliada del hombre, debido a la cantidad y tipo de insectos que come. En épocas de frío y escasez busca bayas silvestres.

  • Curruca carrasqueña.

    Coincide con la curruca cabecinegra en parte de su área de distribución aunque busca los insectos en lugares distintos, la cabecinegra los busca en el estrato rastrero y la carrasqueña en la parte aérea del matorral. Vive en montes quejidos, alcornoques y carrascas, prefiere las solanas y recorre las masas de jaras de etapas regresivas. Como la curruca zarcera la curruca carrasqueña llega a España en el mes de abril cuando empieza a moverse el mundo entomológico. Completa su dieta con moras, higos y semillas.

  • Curruca mosquitera.

    Es un ave de costumbres escondedizas, siempre oculta entre el ramaje, es muy difícil de ver. Precisa para criar, espesuras de arbustos altos, con o sin árboles, y lugares relativamente húmedos. Cuando llega a la Península dispuesta a criar, consume gran cantidad de insectos, con los que saca adelante a su prole. Sin embargo, cuando se prepara para volver en otoño al Sáhara, acumula gran cantidad de reservas a base de consumir zarzamoras, bayas e higos.

  • Curruca zarcera.

    Son pájaros muy prudentes y por ello difíciles de observar, sin embargo en la época de celo la curruca pierde su timidez y se la puede observar realizando vuelos danzarines. Frecuenta terrenos abiertos con arbustos bajos y claros herbáceos, gusta del matorral de majuelos, zarzas, genistas, brezos y bojes. Se alimenta de pulgones, orugas, mariposas, hormigas, abejorros, mosquitos y moscas que caza vorazmente, aunque no desprecia cereales, zarzamoras y los frutos de majuelos y endrinos.

  • Delfin comun.

    Es uno de los cetáceos más pequeños. Son grandes nadadores y tienen la capacidad de dar grandes saltos en el aire. Son muy juguetones y les gusta acercarse a los barcos y hacer carreras, nadando muy cerca de la proa, dando saltos ondulantes. Comen sardinas, anchoas y otros peces. Son animales muy inteligentes, tienen un lenguaje propio y emiten sonidos parecidos a los humanos. Se pueden domesticar.

  • Defin mular.

    Es uno de los cetáceos más pequeños. Como son mamíferos, respiran por pulmones, lo que les obliga a salir a la superficie. Se alimentan principalmente de anchoas y sardinas. Son grandes nadadores. Tienen un lenguaje propio y emiten sonidos parecidos a los humanos.

  • Erizo de mar.

    Coloración variable y tamaño alrededor de los siete cms.. Se alimenta de algas y de la comunidad de invertebrados asociadas a ellas. Aunque se pueden reproducir a lo largo de todo el año, el periodo más activo corresponde al verano.Habita en fondos con posidonia y en los rocosos iluminados o algo umbríos.Sí las aguas donde vive son muy agitadas puede excavar pequeñas fosas para protegerse, y sí están muy iluminadas se cubre para guarecerse de cualquier cosa que encuentre natural o artificial.

  • Erizo moruno.

    Habita en Baleares. Es más ágil y de pelo más claro que sus congéneres. Como todos los erizos, tiene unos músculos que le permiten estirar o contraer sus púas a voluntad, por lo que cuando se siente amenazado esconde la cabeza y estira sus púas formando una bola.

  • Esponja axinella.

    Esponja erguida que puede llegar a tener 50 cms de altura. Tiene un esqueleto formado por oxas y estilos, y su habitat preferido son las zonas de infralitoral con fondos rocosos moderadamente umbríos. Se distribuye por todo el Mediterráneo y el Atlántico.

  • Esponja clatina.

    Especie que forma colonias de masas flexibles de hasta 15 cms y color amarillo. Es vivíparo y se reproduce entre abril y agosto. Prefiere fondos rocosos y umbríos de aguas tranquilas. Es común en el Mediterráneo y el Atlántico.

  • Esponja espirestrella.

    Es una esponja que según la luz del entorno en que vive toma una coloración distinta. Puede alcanzar los 40 cms de diámetro. Prefiere los fondos rocosos poco agitados y moderadamente umbríos. Común en el Mediterráneo y en el Atlántico.

  • Esponja oscarella.

    Son esponjas que no tienen esqueleto, de consistencia blanda y superficie resbaladiza que pueden llegar a formar conjuntos lobulados de distinto tamaño. El color puede variar desde los tonos rojizos o azulados hasta otros amarillo-verdosos en zonas umbrosas. Es una especie común que prefiere fondos rocosos con poca luz.

  • Estornino pinto.

    Habita lo mismo en bosques y parques que en el campo o núcleos habitados. Tiene 22 centímetros y es una especie poco exigente que prospera muy bien próximo al hombre. Anida en pequeños agujeros de árboles y suelo. Cría de abril a julio y se alimenta de frutas, insectos, caracoles y gusanos.

  • Estrella roja espinosa.

    Puede alcanzar los 30 cms. de diámetro y siempre es de coloración roja. Suelen tener cinco brazos aunque existen ejemplares de seis o siete.La reproducción es en Otoño y se alimenta principalmente de esponjas. Es una especie muy común que habita todo tipo de fondos con la condición de que no sean demasiado umbríos.

  • Garceta comun.

    Habita en marismas, ciénagas y lagunas. Se alimenta de peces, en aguas poco profundas. Cría en colonias, en arbustos o árboles, en acantilados costeros y bosques.

  • Garza real.

    Se distingue del resto de las garza por su mayor tamaño. Su pico es amarillento y tiene forma de puñal, sus patas son de color pardusco, su cabeza y cuello blancos, tiene una lista de color que va desde el ojo hasta la punta del largo y grácil penacho. En primavera sus patas y picos se vuelven de color rojizo. La encontramos de pié inmóvil durante mucho tiempo, en el agua o cerca de ella, con su largo cuello erguido o hundido en sus hombros, también podemos encontrarla posada en los árboles. Su vuelo es, a pesar de su lento batir de alas, potente. Habita en vegas o praderas encharcadas, ríos, lagos y costas. Anida en colonias, normalmente en árboles altos.

  • Gato montés.

    El gato montés es uno de los felinos más bonitos, y aunque aparentemente se le puede confundir con un gato casero, no tienen prácticamente nada en común. Es más grande, su cola es ancha y truncada y su pelo de tono gris verdoso tiene algunas listas negras en el lomo, además su cara tiene aspecto feroz. Su celo tiene lugar entre enero y febrero. Tienen su camada en lugares apartados del monte, en un tronco hueco, en algún matorral espeso o a veces en guaridas abandonadas. En cuanto la madre percibe el más mínimo atisbo de peligro, cambia a las crías de lugar para protegerlas. Su alimentación se basa en pequeños mamíferos y algunos pajarillos que caza mientras duermen.

  • Gaviota de audouin.

    Es menos sociable que otras aves de su género, aunque se reproduce en colonias. Es un ave de mar abierto. Se alimenta de peces y crustáceos en las rompientes de las costas o mar adentro, despreciando, por lo general, las sobras humanas. Anida en el suelo, en nidos hechos con plantas. Hacia el mes de mayo pone de 2 a 3 huevos que son incubados por ambos padres. Es un ave muy marina, prefiere las pequeñas islas a las costas continentales. También puede versela mar adentro, muy lejos de tierra, en calas y zonas húmedas litorales, generalmente salobres. Es una especie protegida.

  • Gaviota patiamarilla.

    Es un ave marina de largas y puntiagudas alas, pico robusto y curvado, más robustas y con las patas más largas que las golondrinas de mar. Habita en las costas en grupos numerosos y se alimenta de peces.

  • Gineta.

    Pertenece a la familia de los vivérridos, es una de las alimañas de la fauna hispánica más ágil y hermosa, a pesar de su desproporción, ya que tiene el cuerpo alargado y sus patitas son muy cortas. Su piel es de color grisáceo y está manchada con lunares negros. Tiene su lomo recorrido por rayas del mismo color, pero a pesar de esta belleza, afortunadamente su piel es poco apreciada en peletería, por desprender un fuerte olor acre. En España la encontramos en el centro y el norte principalmente y también en menor número en Baleares. Prefiere zonas húmedas y áridas. Son de costumbres nocturnas, caza grandes y pequeños roedores, aves, come huevos, insectos anfibios, reptiles y no desprecia ciertos frutos. Tiene mal carácter y no duda en morder al menor síntoma de miedo, su ferocidad hace que prácticamente no tenga predadores.

  • Golondrina comun.

    Es un ave muy popular que goza de la simpatía humana, debido a la creencia de que da buena suerte que nidifique en nuestra casa. Sus nidos los elabora a base de barro, que une con saliva, adosados a paredes y vigas. Los rellena con vegetales y plumas. Es una especie rural aunque se la puede ven en algunas ciudades. Caza volando y a menudo por encima del agua todo tipo de insectos.

  • Gorgonia amarilla.

    Porte en forma de arbusto que puede alcanzar los 50 cm de altura. Especie colonial que va del amarillo al naranja. De la placa que se fija al sustrato sale un eje con ramificaciones cilíndricas de aproximadamente 3 mm. de diámetro.Especie muy común de fondos rocosos o de detritus, ligeramente umbríos y de agua poco agitada. Solo existe en el Mediterráneo.

  • Gorgonia blanca.

    Especie colonial de aspecto arbustivo. Puede alcanzar hasta 40 cm. de altura y tiene un color blancuzco. Se fija al sustrato por una placa de la que sale un eje que se ramifica cerca de la misma. Estas ramificaciones son cilíndricas y tienen aproximadamente 3 mm. de diámetro. Es una especie que aparece en fondos rocosos o detríticos, no muy iluminados y de aguas tranquilas.Se distribuye por todo el Mediterráneo.

  • Gorrión comun.

    Es un ave muy común y numerosa. Vive sin ningún problema en ciudades, debido a su carácter desenvuelto y atrevido. Lo encontramos también en zonas rurales, prefiriendo las cercanas a vegas de regadío, donde es más fácil encontrar alimento. Anida en huecos de edificios y bajo las tejas en los centros urbanos y en la costa Mediterránea y zonas de Andalucía, lo hace en los árboles, construyendo su nido que parecen bolas de hierbas y paja a los que añade todo tipo de materiales. Es un gran consumidor de cereales y semillas de todo tipo, los insectos forman parte principal de su dieta, sobre todo en primavera. En invierno es fácil verlos en vertederos buscando semillas y larvas.Son pájaros tan avispados que saben sacar provecho de cualquier producto comestible que encuentre en sus periplos callejeros.

  • Gusano plano prosteceracereus.

    Especie de platelminto de hasta tres cms. de longitud, forma de hoja y coloración violeta con bandas claras. Propia del Mediterráneo prefiere los fondos rocosos no muy iluminados de la franja litoral, entre 5 y 40 m de profundidad.

  • Halcon abejero.

    Su cabeza más pequeña, similar a la de una paloma, su cola más larga y sus alas anchas, le distinguen del resto de los halcones. Su pelaje es muy variado. Se alimenta de larvas de avispas y abejas, a veces caza ratones y pajarillos, y no desprecia los huevos. Habita en calveros y cercanías de bosques. Aprovecha normalmente los nidos viejos de los córvidos para hacer su puesta.

  • Halcon de eleonor.

    Vive en islas y acantilados rocosos del Mediterráneo. Se alimenta de insectos y pequeños pájaros.

  • Jilguero.

    Es una ave que debido a su belleza y su canto se enjaula como animal de compañía. Son individuos muy sociables que para criar necesitan combinar eriales y cultivos con árboles diseminados. También en jardines, parques abiertos, arboledas de las afueras de los pueblos, sotos y olivares, encontramos muchas parejas que hacen sus nidos muy cerca los unos de los otros. Su alimentación principal es de origen vegetal, con su pico fuerte y afilado le resulta fácil sacar las semillas de las cabezuelas de los cardos más pinchudos; aunque la variedad vegetal que les alimenta es muy extensa. En primavera durante la cría, y parte del verano, caza insectos para completar su dieta.

  • Lagartija balear.

    Es una lagartija de tamaño mediano y aspecto robusto, siendo el macho algo mayor que la hembra. La encontramos en todas las islas e islotes del archipiélago de Cabrera. Se adapta sin problema a la pobreza, tanto en fauna como en flora, característica de los islotes. Se alimenta de insectos, hojas, flores y frutos. Es un animal que se muestra muy agresivo cuando se encuentra en pequeños islotes con abundantes congéneres, llegando a devorar sus colas. Es presa de gaviotas, erizos y ginetas.

  • Lavandera blanca.

    También llamada pajarita de las nieves, habita sobre todo en las orillas de ríos, aunque ha colonizado los núcleos urbanos. Por ello la podemos encontrar anidando en cualquier granja o casa de la España húmeda y vallas frescas de los macizos interiores. Mide 18 centímetros y se alimenta principalmente de pequeños invertebrados; ocasionalmente picotea los excrementos de vaca para aprovechar los pequeños coleópteros y larvas. Cría de abril a agosto en nidos que acondiciona en agujeros.

  • Lavandera boyera.

    Habita generalmente cerca del agua en praderas o márgenes de ríos, principalmente en terrenos pantanosos con vegetación baja y a veces en terrenos anegados junto a ríos de llanura. Mide 17 centímetros y se alimenta de larvas e insectos, caracoles, babosas y lombrices. Cría de mayo a julio en nidos que construye en concavidades bajo el pasto.

  • Liebre de mar.

    Molusco gasterópodo de hasta 25 cms. de longitud. Color verde sucio con pequeñas manchas blanquecinas. Es una especie muy asustadiza, que en cuanto se la molesta algo, expulsa un líquido defensivo. Se alimenta de muchos tipos de algas y habita en fondos rocosos iluminados o moderadamente umbríos con escasa actividad hidrodinámica.

  • Martin pescador.

    Es un ave muy arisca y desconfiada, la encontramos recorriendo los bordes fluviales en vuelos muy rápidos, a ras del agua, solo podemos verlo con detalle en su posadero, desde donde vigila las idas y venidas de los pececillos. Su curiosa forma de cazar consiste en lanzarse en picado sobre el agua, desde su posadero o inmóvil batiendo las alas sobre su objetivo, para salir rápidamente con la presa en el pico si ha tenido éxito. Se alimenta principalmente de alevines de agua dulce, de hasta 6 centímetros, de cabezones de ranas y sapos, así como de coleópteros acuáticos, caracoles y limacos también puede cazar al vuelo libélulas y frigáneas,. Para reproducirse necesita cursos fluviales, lagos, lagunas, o marismas de agua transparente y orillas con taludes o terraplenes blandos para hacer su nido.

  • Martinete.

    Es un ave rechoncha de patas cortas. Tiene hábitos nocturnos, pasando el día oculto e inactivo, en árboles. Habita en ciénagas cubiertas de maleza, riberas y marismas con arbolado y abiertas. Cría en colonias con especies afines.

  • Mero.

    Pez peciforme propio del Mediterráneo que puede llegar a tener un metro de longitud. Tiene un cuerpo casi oval, color amarillento oscuro en el lomo y blancuzco por el vientre. Cabeza grande con muchos dientes y aleta dorsal espinosa. Su carne es muy apreciada.

  • Mirlo capiblanco.

    Se alimenta principalmente de insectos, aunque en otoño e invierno consume bayas y frutos. Cría en los bosques de alta montaña y cruza el Mediterráneo para pasar el invierno en zonas más cálidas.

  • Mirlo comun.

    Habita en todas partes: en bosques con matorral de llanura y montañas, en tierras cultivadas y en parques y jardines urbanos. Solamente está ausente en zonas desnudas de alta montaña y en las estepas de gramíneas. Mide 25 centímetros y se alimenta de bayas y frutas, insectos y larvas de todo tipo, caracoles y lombrices. Cría de marzo a julio en nidos que construye en matorrales y árboles.

  • Mojarra.

    Pueden alcanzar 45 cms.y es de color gris-amarillento. Una seña inconfundible es la mancha negra en el pedúnculo, y la que va desde la nuca a la aleta pectoral. Vive en grupo y la reproducción tiene lugar en otoño. Se alimenta principalmente de crustáceos, moluscos y poliquetos. Puede vivir en fondos rocosos, de arenas, detriticos y en grupos de fanerógamas. Es una especie muy común y comestible.

  • Morena.

    Es una especie de actividad nocturna que puede alcanzar metro y medio de longitud. Tiene una boca sin lengua con mandíbula y dientes muy fuertes. Se reproduce entre los meses de Julio y Septiembre y se alimenta de forma voraz de peces, moluscos y crustáceos. Es muy común y habita en las grutas, grietas y fisuras de los fondos de rocas.

  • Oropendola.

    Es un pájaro esencialmente arbóreo que habita en riberas fluviales y arboledas que bordean ríos sobre todo con especies frondosas de alisos, sauces, olmos, chopos, etc. Este follaje tan tupido, impide ver con comodidad a la oropéndola a pesar de su colorido y tamaño que alcanza los 25 centímetros. Podemos observarla con frecuencia en rodales mixtos de pinos y frondosas pero su presencia en montaña suele restringirse al fondo de los valles. Cría de mayo a julio y se alimenta principalmente de insectos y en época, de frutas maduras ricas en azúcar.

  • Paiño comun.

    Es el ave marina más pequeña de Europa. En tierra tiene costumbres nocturnas, en el mar persigue barcos muy lejos de la costa, volando casi a ras del agua. Anida en colonias, hace sus nidos bajo las rocas o en muros de piedra.

  • Paloma torcaz.

    Es más grande que el resto de las palomas. Es frecuente que en invierno se reúnan en grandes bandadas. Se la puede ver mezclada con palomas domésticas y zuritas, huye ruidosamente ante cualquier peligro. Es muy frecuente en todos los ámbitos, tan solo exige la presencia de árboles y zonas no muy al norte. Hace sus nidos en árboles, setos y nidos viejos.

  • Papamoscas cerrojillo.

    Habita en hayedos, robledales o setos muy frondosos y en pinares con nidales artificiales. Mide 13 centímetros y anida también en agujeros de árboles y muros. Necesita que bajo los árboles existan espacios abiertos para la caza de moscas y presas en el suelo y en el aire. Tiene una gran destreza para cazar al vuelo todo tipo de insectos que no sean ni muy duros, ni muy grandes.

  • Papamoscas gris.

    Su costumbre de posarse en postes y ramas puntales, desde donde se lanza sobre los insectos voladores que pasan a su alcance para, después volver a su lugar de origen, hacen del papamoscas gris un ave fácil de identificar. Anida en agujeros de árboles y huecos de edificios. Necesita espacios abiertos y ricos en insectos voladores para poder cazarlos desde su posadero. Es un especialista de la caza al vuelo y por tanto gran consumidor de mariposas, moscas, mosquitos, abejorros y otros insectos voladores, como pequeños coleópteros. La dieta vegetal es prácticamente nula.

  • Pardela balear.

    Es un endemismo de Baleares, donde encuentra un hábitat idóneo para su reproducción. Tienen un único pollo, el cual tarda mucho tiempo en abandonar el nido ya que su crecimiento es muy lento. En noviembre, las pardelas emigran hacia el Atlántico en busca de lugares donde la pesca sea más abundante.

  • Pardela cenicienta.

    Ave de hábitos marinos a veces próxima a la costa. Cría en zonas rocosas de las islas, donde las oquedades le proporcionan un buen lugar para ubicar sus nidos.

  • Pardillo comun.

    Es un ave muy gregaria. Es frecuente ver bandos que en otoño, por ejemplo, se reúnen con gran algarabía en dormideros arbóreos. Tiene un peculiar y característico vuelo ondulado. Se alimenta principalmente de semillas aunque no desprecia algunos invertebrados. De abril a julio, anida en todo tipo de arbustos. Construye su nido a base de hierbas secas y musgo. Pone de 3 a 6 huevos, que incuba la hembra. Su hábitat son sotos fluviales, zonas abiertas con alta vegetación anual, zonas forestales, matorrales, setos y a veces parques.

  • Petirrojo.

    Nidifica fundamentalmente en bosques de las zonas húmedas del norte y en los valles umbrosos de los macizos de montaña. También le podemos ver en tierras de labor, jardines y bordes de río con matorral impenetrable. Mide 14 centímetros y llega a confiar en el hombre más que otras aves. Cabe destacar la territorialidad de los invernantes, de tal forma, que no toleran la presencia de otro individuo de su especie en la parcela elegida. Siempre come en el suelo insectos, lombrices y moluscos pero completa su dieta con frutos como el majuelo, moras, etc. Anida en agujeros o grietas de muros o rocas, árboles, etc.

  • Pez castañuela.

    Especie de actividad diurna que por la noche duerme junto a las rocas de los fondos rocosos. Habita principalmente en el infralitoral mediterráneo y del Atlántico cercano. En verano se produce la reproducción, encargándose el macho de fecundar y proteger la puesta, que se deposita normalmente en salientes de la roca. Se alimenta de pequeños organismos de placton y su carne no se consume. Cuando son jóvenes tienen un color azul brillante que los hacen inconfundibles.

  • Pez luna.

    De apariencia grisacea, puede llegar a tener una longitud próxima a los tres metros. Aunque es gregaria también pueden verse ejemplares solitarios, que como las colonias, se dejan llevar tumbados por las corrientes.Es una especie común de carne muy apreciada, que vive alejada de las costas mediterráneas y atlánticas. Se reproduce en verano y se alimenta de zooplacton.

  • Pez verde.

    El macho es más grande que la hembra y pueden alcanzar normalmente los 25 y 15 cms. respectivamente. Son gregarios y hermafroditas. Primero son hembras y luego machos que se reproducen entre los meses de junio y julio. Se alimentan de crustáceos, moluscos y poliquetos Habitan en los fondos rocosos y de arenas donde pueden enterrarse para pasar la noche. Es una especie muy común con poco valor culinario.

  • Pinzon vulgar.

    Es uno de los fringílidos que más abunda en nuestro país. Habita en todo tipo de bosques, llegando hasta los últimos pinos negros de los bosques pirenaicos. En ocasiones se forman bandadas organizadas por sexos. Mide 15 centímetros y construye el nido generalmente muy bajo en arbusto o árboles, donde cría de abril a julio. Se alimenta de semillas forestales e insectos perjudiciales, y es especialmente útil, porque destroza gran cantidad de crisálidas para aprovechar la seda de sus capullos en el forrado de su nido.

  • Rascacio.

    Pez teleósfero marino de cabeza espinosa y aleta dorsal con espinas fuertes que utiliza para defenderse. Su carne es comestible muy parecida al cabracho. No sobrepasa los treinta centímetros. Vive tanto en terrenos cenagosos como en fondos rocosos, aunque desciende algo menos que el cabracho. Se alimenta principalmente de cangrejos.

  • Rata negra.

    Es originaria de Persia y la India y se extendió por Europa a principios del siglo XII. Su coloración es función de la raza geográfica, tiene cabeza maciza, orejas prominentes y una cola desnuda, más larga que la cabeza y el tronco juntos. Ocupan todo tipo de áreas faltando sólo en la alta montaña y seguramente en los bosques de hoja caduca. En competencia con la rata común aquella es expulsada de todas las zonas subterráneas obligándola a ocupar las partes más altas de las construcciones.

  • Raton domestico.

    Es originario de Asia y más pequeño que el ratón de campo. Habita todo tipo de terrenos sin llegar a la alta montaña. Puede transmitir enfermedades aunque no tanto como las ratas. Son omnívoros y pueden llegar al canibalismo sobre todo cuando sus congéneres han sido atrapados con cepos. Alcanzan su madurez sexual a las pocas semanas y la gestación dura de 20 a 25 días. Pueden llegar a tener 10 camadas en el año de 3 a 10 ratoncitos cada una.

  • Reyezuelo listado.

    Es un ave muy activo que no para de buscar insectos entre la foresta. Aunque es muy nervioso, puede versele fácilmente y muy de cerca. Se alimenta de todo tipo de insecto y arañas, completando su alimentación con semillas y frutos. Camufla su nido entre las hojas de los árboles. Pone de 7 a 10 huevos que incuba la hembra, entre los meses de abril a junio. Vive en cualquier tipo de bosque, perenne o caducifolio, también en sotos y a veces en parques y jardines.

  • Roquero solitario.

    Habita en las laderas desnudas de montaña y todas las cortadas y paredes del país, incluso a nivel del mar. Es un pájaro esquivo y asustadizo amigo del sol y la roca. Se alimenta de mariposas y ortópteros que vigila desde una roca a modo de oteadero y también se le ve en zonas de pradera en busca de insectos, orugas y caracoles del suelo. En otoño e invierno completa su dieta con semillas y frutos. Cría de abril a junio, en nidos construidos en las grietas de las rocas, acantilados o construcciones.

  • Ruiseñor comun.

    Es un ave escondediza y solitaria, de plumaje pardusco y canto brillante, que habita el fondo de los valles de montaña, los bosques frondosos y los setos y arboledas con abundante estrato arbustivo. Mide 17 centímetros y construye nidos completamente mimetizados difíciles de encontrar. Es un ave eminentemente insectívora que pasa el invierno en África.

  • Salamanquesa comun.

    Los machos son de mayor tamaño que las hembras, haciendo más visible su aspecto aplanado. Tienen una cabeza grande muy diferenciada del cuerpo y los ojos redondos con las pupilas verticales. La encontramos en zonas rocosas y costeras. La hibernación no es obligatoria en zonas cálidas, donde puede verselas en los días soleados de invierno. En verano presenta una actividad crepuscular o nocturna, siendo muy difícil verlas durante el día. Tienen dos puestas al año. Se alimenta principalmente de insectos y arañas.

  • Salamanquesa rosada.

    Tiene un tamaño pequeño, no pasa de los 110 mm. Su cabeza grande y triangular con el hocico redondeado y los ojos de pupilas verticales, se diferencia muy bien del cuerpo. Su aspecto general es aplanado. Prefiere las zonas costeras y dentro de estas los roquedos y lugares pedregosos. Desarrollan su actividad en el crepúsculo o en la noche. En la época de celo se vuelven muy territoriales, y utilizan su voz para delimitar su territorio. Se alimentan de insectos y arañas.

  • Salmonete.

    Pez teleósteo marino de tamaño igual o menor de 25 centímetros, lomo de color rosado y blanco manchado en el vientre. Tiene una cabeza grande con dos barbillas en la mandíbula inferior y un cuerpo oblongo con la cola horquillada. Abunda mucho en el Mediterráneo y su carne es comestible y muy apreciada.

  • Sepia.

    Puede llegar hasta los 40 cms. de longitud y tiene una gran capacidad para mimetizarse con el entorno. Posee una boca de dos mandíbulas y ocho brazos. Se la ve sobre todo desde abril a septiembre en aguas costeras y habita en cualquier tipo de fondo rocoso, grutas o formaciones de fanerógamas en ambiente no muy oscuros.Su carne es muy apreciada y ampliamente comercializada.

  • Serrano.

    Puede llegar a medir 35 cms. Es de color marrón rojizo, con bandas transversales ocres y coloración azulada en el vientre. Su reproducción tiene lugar en primavera y verano, y se alimenta vorazmente de peces, crustáceos y moluscos. Es comestible y habita en fondos rocosos, cuevas y en general lo que se considera como infra y circalitorial.

  • Serviola.

    Pez marino comestible que puede llegar a tener una longitud de 180 cm. Cuerpo comprimido con el dorso coloreado de azul.

  • Tarabilla comun.

    Es un ave típica de los matorrales con claros, aunque es muy abundante por toda la Península. Encontramos poblaciones desde el nivel del mar hasta Sierra Nevada. Consume gran cantidad y variedad de insectos. Tiene dos puestas al año.

  • Torcecuello.

    Es un pájaro pequeño, trepador, con un plumaje que le camufla perfectamente en los troncos y huecos de los árboles que frecuenta. La peculiaridad de esta especie reside en la enorme movilidad de su cuello. Cuando se siente en peligro lo retuerce sinuosamente, con movimientos de culebra, mientras eriza las plumas de la cabeza e hincha el cuerpo, emitiendo además un audible bufido, lo que pone en rápida huida a los supuestos agresores. Se alimenta principalmente de hormigas aunque no desdeña pequeñas mariposas, escarabajos y arañas.

  • Tortola comun.

    Es reconocible por su gracia y menor tamaño con respecto al resto de las palomas. La encontramos en campos abiertos de matorral, en setos silvestres y pequeños bosques. Anida en arbustos y matorrales.

  • Tortuga boba.

    Es una tortuga muy frecuente en nuestras costas mediterráneas, puede llegar a medir un metro de largo. Como todas las tortugas marinas, sus patas se han transformado en aletas, adaptadas para nadar. Pone sus huevos en las playas, en agujeros que ellas mismas hacen con sus patas. Esto las supone un gran esfuerzo, ya que en tierra son bastante torpes. Una vez que los huevos eclosionan, los centenares de tortuguitas corren hacia el agua, donde comienzan su ciclo vital.

  • Tres colas.

    Pez de 25 cms. con las aletas ventrales muy largas. Vive en grupo y se reproduce en Primavera, y como es normal la puesta se integra en el placton.Es una especie que come activamente alevines de peces, crustáceos y moluscos. Su carne es muy apreciada para comerla fresca o ahumada.Es una especie muy común que podemos verla nadar en las aguas próximas a los acantilados.

  • Triguero.

    Lo encontramos en tierras cultivadas y praderas, se asienta también en áreas no roturadas, que dispongan de sitios para percharse y herbazales abiertos. Como muestra de estos enclaves podemos citar las colinas con retama de escobas, las junqueras y los pastizales cercanos a las marismas. Los grupos de trigueros se reúnen en gran número en los dormideros invernales. Cazan gran cantidad de insectos para sacar adelante a su prole, desde su posadero se lanza velozmente sobre escarabajos, saltamontes, mariposas y orugas entre otros.

  • Vaquita suiza.

    Su nombre vulgar hace referencia al aspecto general que tiene su cuerpo blanco de hasta doce cmts de longitud con manchas oscuras o negras de tamaño variable .Se alimenta de esponjas y se la ve principalmente de Julio a Septiembre. Prefiere los fondos poco iluminados, umbríos o medianamente umbríos. Se le encuentra solo en el Mediterráneo.

  • Vencejo comun.

    A finales de abril llegan a las ciudades y pueblos los vencejos. Las colonias de vencejos se instalan para criar en edificios aprovechando los huecos a cierta altura. También anidan en roquedos y cantiles y es muy poco frecuente en España la reproducción en huecos de árboles. Pasan la noche en vuelo a enorme altura. Si caen al suelo, tienen muchos problemas para remontar el vuelo. Se alimenta únicamente de lo que caza volando, generalmente moscas, mosquitos, pequeñas mariposas y escarabajos.

  • Verderon comun.

    Habita en los bosques de coníferas con terrenos rocosos y poco densos, de los Pirineos, Macizo Cantábrico y sistemas Central e Ibérico. Es un ave de borde, que cría entre los 1.000 y 2.000 metros de altitud, aunque existen poblaciones que viven en los márgenes de hayedos y abedulares con cotas inferiores. Tiene un tamaño de 12 centímetros y se alimenta de semillas e insectos. Cría de mayo a agosto, en nidos que construyen en coníferas.

  • Zarcero comun.

    Prefiere el matorral abierto de mediano porte y cría en grupos amplios en los setos que separan los campos y bordean los caminos, en las malezas de las colinas y en los claros y bordes de los bosques, también podemos verlo en jardines y parques urbanos. Se alimenta de todo tipo de insectos, aunque escoge preferentemente aquellos carente de caparazón duro, como son los pulgones, orugas, larvas y pequeños caracoles. En otoño completa su dieta con zarzamoras y bayas.

  • Zorzal charlo.

    Prefiere para instalarse el borde forestal y las masas clareadas, aunque podemos encontrarlos en número suficiente en bosques de montaña, sean de coníferas o de frondosas. Se alimenta en praderas cercanas del arbolado. Muchos ejemplares vienen a invernar a la Península y manifiestan un comportamiento errático. Su dieta es muy variada. Gran consumidor de bayas y otros frutos, no desprecia los insectos, los cuales consume en gran cantidad, sobre todo en la época de cría. La afición que tiene de comer en invierno las bolas viscosas del muérdago, le convierte en el principal transmisor de esta planta.

  • Zorzal comun.

    Es fácil verlo en el suelo, saltando o dando carreritas. Suele utilizar piedras contra las que rompe los caracoles que caza. En invierno suelen ser bastante gregarios y establecer dormideros comunes. Se alimenta de insectos, gusanos, bayas, caracoles y semillas. Nidifica en arbustos y árboles bajos, sus nidos los construye con hierba, hojas y barro. De marzo a agosto hace la puesta, de 3 a 6 huevos que incuba la hembra. Lo encontramos en zonas boscosas, áreas de monte bajo, olivares en invierno, huertos y a veces en parques en las afueras de las ciudades.

Mapa      

Mapa

Normativa 

Normativa

El 29 de abril de 1.991 las Cortes Generales aprobaron, por la ley 14/91, la declaración del archipiélago de Cabrera como Parque Nacional marítimo-terrestre.

Como base la ley 4/89, de 27 de marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres.

Para el uso y gestión del Parque se aprueba por el Real Decreto 1431/1.992, de 27 de noviembre, el Plan de ordenación de los recursos naturales del Parque Nacional marítimo-terrestre del Archipiélago de Cabrera.

El Plan rector de uso y gestión del Parque Nacional Marítimo-Terrestre del Archipiélago de Cabrera se aprueba en el Real Decreto 277/1.995, de 24 de febrero.

Para la ordenación de los recursos naturales se toma el Plan de Ordenación de los Recurso Naturales aprobado por Real Decreto 1431/92, el 27 de noviembre de 1.992.

El Parlamento Balear aprueba la Ley 1/1.991 de Espacios Naturales de la CAIB LEN.

Otros nombramientos:

Este parque forma parte de la red ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves).

Equipamientos

Equipamientos

En Cabrera no hay ninguna posibilidad de alojamiento y está prohibida la acampada. Tampoco existe la posibilidad de comer en algún establecimiento, aunque se puede beber algo en la cantina militar. Para la atención al público tan sólo cuenta con un centro:

CENTRO-MUSEO "Es Celler"

Cuenta con una exposición permanente sobre el Archipiélago de Cabrera y sus atractivos naturales. Desde aquí salen los grupos de visitas guiadas a pie ya que para preservar el entorno está prohibido el uso de vehículos tanto individuales como colectivos. Este centro cuenta además con una sala de exposiciones y audiovisuales, videos documentales, programas de educación ambiental y voluntariado social. Existen además, una sala de usos múltiples y una oficina de información en el Puerto de Cabrera, Centro de información, acogida o recepción.

Dirección: Isla de Cabrera. Tlf: 630-982363.

Oficinas del parque nacional.

  • Oficina del Parque Nacional Marítimo Terrestre del Archipiélago de Cabrera
    Plaza de España, 8; 1º. 07.002 Palma de Mallorca (Baleares). Tlf: 971. 72. 50. 10. Fax: 971. 72. 55. 85. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla
  • Oficinas del Parque Nacional en la Colonia de Sant Jordi. C/ Burguera, 2. 07640 Colònia de Sant Jordi. Ses Salines.

Itinerarios

Itinerarios

  1. Subida al Castillo
  2. Playa de S'Espalmador
  3. Monumento a los Franceses y Celler
  4. Faro de N'Ensiola
  5. La Miranda
  6. Sa Cova Blava
  7. De Sant Jordi a la Cabrera Gran

Municipios

Municipios