A través del convenio que firmaron el Director del Organismo Autónomo Parques Nacionales, D. Juan...
  Amuparna ha estado presente a través de su presidenta, Rocío Espinosa (alcaldesa de Almonte...
Amuparna, Asociación de municipios con territorio en Parques Nacionales, participa en el 6º...
Amuparna se reune con Matilde Asían, Secretaria de Estado de Turismo, en un encuentro destinado a...
Amuparna participó en el Congreso Nacional de Parques Nacionales y Turismo Sostenible, celebrado...
El Consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez- Quiñones, ha...
El alcalde de Manzanares El Real, Óscar Cerezal, dio la bienvenida al Castillo de los Mendozas a...
Los municipios de Amuparna se dan cita esta semana en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama, para...
Próximos Eventos
<< Septiembre 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
       1  2
  3  4  5  6  7  8  9
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Como asociarse

 

Inicio Parques y Municipios Parques Nacionales Monfragüe

Monfragüe

Monfragüe

Introducción

Introducción

MONFRAGÜE, UN LUGAR PRIVILEGIADO DE LA GEOGRAFÍA EXTREMEÑA

Monfragüe no es solamente un lugar único por su flora o por su fauna, es además un retazo de historia que nos presenta el resultado de la convergencia, en un mismo lugar y a lo largo de muchísimos años, de un clima muy especial, una geología peculiar y un grupo único de vegetales, animales y hombres.

Esta convivencia histórica, modelada por la actividad humana, ha creado un espacio natural irrepetible y como tal hay que entenderlo, apreciarlo y transmitirlo a las generaciones venideras.

  • Fecha de declaración: Ley 1/2007, de 2 de marzo
  • Instrumentos: PORN (Decreto 186/2005, de 26 de julio)
  • Superficie: 18.118 ha.
  • Provincia: Cáceres
  • Comunidad Autónoma: Extremadura
  • Teléfono: 927.00.60.00
  • Valores Culturales:
  • Valores Naturales:

    En Monfragüe encontramos la más extensa y mejor conservada mancha de monte mediterráneo a nivel mundial, rodeado de sierras pobladas con encinares, bosque y matorral mediterráneo, y salpicadas de roquedos, y arroyos. Todo ello permite la existencia de una rica y variada vida vegetal y animal.

  • Otros Datos:

    Reserva de la Biosfera (2003), ZEPA (1994).

  • Documentos:
    DECLARACIÓN: LEY 1/2007, de 2 de marzo, de declaración del Parque Nacional de Monfragüe (BOE nº 54, de 3 de marzo de 2007).

Localización

Localización

El Parque Nacional Monfragüe está situado al norte de la provincia de Cáceres, en la Comunidad Autónoma de Extremadura. Concretamente en el triángulo imaginario formado por las ciudades de Cáceres, Plasencia y Trujillo.

El Parque Nacional de Monfragüe se encuentra al norte de la provincia de Cáceres. Concretamente en el triángulo imaginario formado por las ciudades de Cáceres, Plasencia y Trujillo.

Las vías de acceso para llegar al Centro de Información de Visitantes y a los Centros Interpretación del Parque en Villarreal de San Carlos, son las siguientes:

  • En coche particular:
    • SI SE VIENE DESDE EL NORTE DE LA PENÍNSULA:

      Desde Salamanca, tomamos la autovía de la Plata A-66 dirección Cáceres y dejando Plasencia a la izquierda, continuaremos hasta la salida 479 para incorporarnos a la EX -A1 dirección Navalmoral de la Mata. A pocos kilómetros encontraremos la salida 46 que nos llevará por la EX -208 hasta Villarreal de San Carlos.

      Desde Ávila, tomamos la carretera N-110, pasando por el Valle del Jerte, hasta Plasencia, donde continuaremos dirección Trujillo por la EX -208 hasta llegar a Villarreal de San Carlos.

    • SI SE VIENE DESDE EL CENTRO:

      Por autovía desde Madrid, (dos alternativas):

      a) Tomamos la autovía A-5 dirección Navalmoral de la Mata, abandonamos esta vía en la salida 185 para incorporarnos a la autovía EX -A1. Unos kilómetros más adelante, tomamos la salida 29 para incorporarnos a la carretera particular de la Bazagona o de los embalses de Torrejón. Al final de esta carretera llegaremos al cruce con la EX -208, tomando ésta a la izquierda y a 1,5 km encontraremos Villarreal de San Carlos.

      b) Por la autovía A-5 dirección Navalmoral de la Mata, tomamos la salida 185 para incorporarnos a la autovía EX -A1 dirección Plasencia. Continuamos por la autovía EX -A1 hasta la salida 46 al Parque N. Monfragüe por donde nos desviamos a la EX -208 dirección Trujillo hasta llegar a Villarreal de San Carlos.

    • SI SE VIENE DESDE EL SUR

      Desde Cáceres, (dos alternativas):

      a) Por la autovía de la plata A-66 dirección Plasencia hasta la salida 479 por donde nos incorporarnos a la EX-A1 dirección Navalmoral de la Mata. A pocos kilómetros encontraremos la salida 46 que nos llevará por la EX -208 hasta Villarreal de San Carlos.
      b) Por la EX -390 dirección Torrejón el Rubio. Desde aquí, en el cruce de la EX -208 tomamos dirección Plasencia hasta llegar a Villarreal de San Carlos.

      Desde Trujillo, (dos alternativas):


      a) Por la Ex -208 dirección Plasencia hasta llegar a Villarreal de San Carlos.
      b) Por la autovía A-5 dirección Navalmoral de la Mata hasta la salida 227 a Jaraicejo, por la que abandonamos esta vía para tomar la carretera EX -385 hasta llegar al cruce con la EX -208 y donde tomamos dirección Plasencia continuando ésta hasta llegar a Villarreal de San Carlos.

  • En autobús

    Desde Torrejón el Rubio y Plasencia, con paradas en Villarreal de San Carlos: servicio de lunes a viernes.
    Telf. Estación de Autobuses de Plasencia: 927 41 45 50

Historia

Historia

Monfragüe cuenta con numerosos vestigios que ponen de manifiesto la presencia humana desde hace miles de años. El paisaje que define esta comarca ofrece todo lo necesario para que los seres humanos decidiesen asentarse o, por lo menos, tenerlo como lugar de paso. Agua, bosques con frutos, caza y covachas son los recursos que la tierra ofrece generosamente a quienes la habitan.

Lo más destacable de la etapa prehistórica es el gran número de pinturas rupestres que albergan las sierras de Monfragüe. Destacamos la Cueva del Castillo, abrigo situado en la cara sur de la Sierra de la Corchuelas, es visitable y en ella podemos disfrutar de la pintura esquemática, abarcando las edades del Cobre, Bronce y Hierro.

Los alrededores del Parque están salpicados de yacimientos o restos de la época prerromana. Aparecen restos de un castro vetón en Miravete, y en Malpartida de Plasencia en una finca conocida como El Calamoco. Igualmente las Estelas de Guerrero encontradas en Torrejón el Rubio y el Tesoro de Serradilla nos dan constancia de las sociedades altamente jerarquizadas, conocedoras de la agricultura y la ganadería, que habitan esta zona.

Nos internamos ahora en la Hispania romana. Nos han llegado restos de calzadas, puentes, fuentes y lápidas, algo lógico si tenemos en cuenta la cercanía de la ruta de la Plata. Un tramo de la ruta roja, el que baja al puente del Cardenal desde Villarreal, se puede considerar como un vestigio de calzada romana, aunque lo que ha llegado a nosotros es una acumulación de restauraciones y arreglos de los ganaderos trashumantes, ya que coincide, como en casi toda la geografía peninsular, la cañada con el trazado de la calzada. También hay restos de atalayas defensivas en nuestras sierras, el Cerro Gimio es un ejemplo. Es importante decir que es a los romanos a quienes debemos el nombre de nuestro Parque: Monsfragorum, monte fragoso. Sin duda, se quedaron maravillados con la riqueza y exuberancia del paisaje.

Durante la Edad Media estas tierras, al igual que el resto de la Península, están marcadas por la impronta musulmana. En el siglo IX, y según las crónicas de la época, se construye el castillo, con cinco torres y dos perímetros de murallas. Lo que nos ha llegado hasta hoy son restos de las múltiples restauraciones que se hicieron por las órdenes militares que tomaron esta plaza para el rey Alfonso VIII. La torre redonda es del siglo XII y la pentagonal, mucho más moderna en el tiempo, del siglo XV.

Igualmente, en el siglo XV se construyó el Puente del Cardenal. Mandado hacer por Juan de Carvajal en 1450, facilitó las comunicaciones entre Plasencia y Trujillo. Se hizo íntegramente en sillares de granito.

En la guerra de Sucesión a principios del siglo XVIII, la zona se vio seriamente afectada. Desapareció la aldea de Monfragüe, refugiándose sus habitantes en la cercana aldea de Corchuelas. También fueron seriamente dañadas las aldeas de la Piñuela, en el otro extremo de la sierra.

El mencionado Puente del Cardenal era, prácticamente, el único que cruzaba el Tajo en Extremadura. Por lo cual era paso obligado de todo viajero entre Plasencia y Trujillo. Esto dio pie al pillaje, convirtiendo la zona en un paraíso de bandoleros y atracadores que se veían arropados por unas sierras escarpadas e impenetrables.

Con el fin de remediar esta situación, Carlos III decidió fundar una villa en mitad de camino entre el puerto de la Serrana y el Puente del Cardenal. Así surgió Villarreal de San Carlos. Contaba con iglesia, fuente y cuartel, pero a pesar de los privilegios que se otorgaron a sus pobladores, nunca pasó de ser una pequeña aldea vinculada a Serradilla. Lo peligroso de la zona y la pobreza de las tierras contribuyeron a ello.

La Guerra de Independencia dejó marcadas estas tierras. Desapareció la aldea de Corchuelas y sus habitantes se repartieron por los pueblos de Torrejón el Rubio, Serradilla y Malpartida de Plasencia. El Castillo de Monfragüe quedó prácticamente destruido al igual que el Puente del Cardenal y, en Miravete, el Castillejo del Pico fue derribado.

Después, nuestra comarca queda relativamente en paz hasta la Guerra Civil. Ésta, que asoló al país en los años treinta, transcurrió casi tangencialmente por estos parajes. La rápida toma de Extremadura hizo que lo peor del conflicto fuesen las consecuencias, hambre y pobreza, más que la contienda en sí. No podemos dejar de mencionar la importancia de nuestros impenetrables montes para acoger a los maquis de la comarca: destacando los grupos comandados por los célebres guerrilleros como el "Francés", "Quincoces" y "Chaquetalarga"

La construcción de las presas de Torrejón y Alcántara en 1966 y 1969, respectivamente, alteró irreversiblemente el paisaje y la belleza salvaje de las orillas del Tajo, quedando sumergidas todas las zonas de ribera, junto con la riqueza ecológica y etnológica que allí se concentraba.

Además, en 1970 dan comienzo las brutales repoblaciones con eucalipto y pino. La prometida y nunca construida industria papelera en Navalmoral de la Mata, hizo que muchas hectáreas del Parque quedaran asoladas e irremediablemente alteradas por los aterrazamientos con maquinaria pesada. La sierra de Miravete y parajes de los barrancos de los arroyos Malvecino y Barbaón recibieron un duro golpe. Se hicieron desaparecer importantes espesuras del siempre, desgraciadamente, maltratado bosque mediterráneo.

En 1968 llegó por vez primera a estas tierras Jesús Garzón. Este hombre, enamorado de la belleza de Monfragüe y sensibilizado con la conservación de la naturaleza, sostuvo una muy dura batalla con la administración, los propietarios de las fincas colindantes, políticos, alcaldes de la zona…Pero su empeño y el apoyo recibido por científicos y amantes de la naturaleza desencadenaron en el nombramiento del Parque. El 4 de abril de 1979 Monfragüe fue declarado Parque Natural.

Los años siguientes son en los que se afianzaron las mentalidades conservacionistas, las infraestructuras en Villarreal y las intenciones de dar a conocer las riquezas del Parque. Veinticinco años de experiencias, buenas y no tan buenas, han sido la base sólida para la consecución del nombramiento, por Ley del 2 de marzo de 2007, de Monfragüe como Parque Nacional.

Conservación

Conservación

Monfragüe es uno de los mejores enclaves de bosque mediterráneo, presentando además algunos vestigios de carácter atlántico y continental. Los cursos de los ríos Tajo y Tiétar forman el eje articulador del parque, encajado en una estrecha garganta, entre dos alineaciones de sierras de cuarcitas y pizarras.

De estas características bióticas y abióticas deriva la gran variedad de ecosistemas que conforman el Parque y su entorno, lo que junto a su buen estado de conservación, hacen que su principal característica sea su biodiversidad.

Así, además de los característicos encinares, alcornocales, madroñales, jarales y brezales, aparecen también otros enclaves con especies caducifolias como quejigos, arces en las laderas de umbría, o bien fresnos y alisos en los sotos de ríos y arroyos.

Los rasgos biogeográficos de este territorio, junto con la variedad de la estructura y composición de las comunidades vegetales y el escaso grado de intervención antrópica, favorecen el mantenimiento de numerosas especies de la fauna, gravemente amenazadas en su área de distribución pero que gozan en este área de una excepcional representación; son especies de gran importancia para la preservación de la diversidad genética propia del Mediterráneo. Entre estas especies destacan por su interés científico, singularidad y vulnerabilidad el águila imperial ibérica, el buitre negro, la cigüeña negra y el lince ibérico.

Bordeando el Parque se encuentra la dehesa, ecosistema modelado por la mano del hombre, y ejemplo de equilibrio hombre-naturaleza. Es aquí donde las grullas, venados y jabalíes, cigüeñas y garcillas, se alimentan junto al ganado que pasta el rico alimento sombreado por encinas y alcornoques. Sobrevolando la dehesa veremos a las grandes rapaces que, junto a pequeños pajarillos, se alimentan de sus productos.

Usos compatibles

Usos compatibles

El paisaje actual de Monfragüe, aun estando poco modificado por la labor humana, debe buena parte de su aspecto actual a actividades tradicionales realizadas durante cientos de años, gracias a los cuales se han alcanzado equilibrios paisajísticos y ecológicos sumamente valiosos. El que dichas actividades cayeran en desuso significaría la pérdida de estos equilibrios.

Por tanto es fundamental compaginar el mantenimiento y fomento de aquellos usos tradicionales que permitan un desarrollo sostenible y ordenado del área, con la conservación y mejora de sus valores naturales, que a su vez favorezca el beneficio y mantenimiento de la población rural, a través del aumento de la calidad de vida y el empleo.

La ordenación de recursos naturales tales como la ganadería, la agricultura, la apicultura o la extracción de corcho, persigue asimismo la promoción de productos de calidad, producidos de forma ecológica y siguiendo prácticas tradicionales, compatibles con la estabilidad de los ecosistemas y la protección del entorno.

Flora

Flora

  • Acebuche.

    Es un árbol típico de las solanas, siendo bastante abundante en el Parque. Sus hojas alargadas presentan un color blanquecino-plateado por el envés. Su fruto, una pequeña aceituna, juega un importante papel en la alimentación de pequeñas aves, y otros animales durante el invierno. Es una especie que soporta muy bien la sequía estival, pero que resulta menos tolerante a los fríos intensos invernales.

  • Alcornoque.

    Árbol característico de las dehesas extremeñas, al igual que la encina, aunque este requiere algo más de humedad que aquélla, por lo que es más abundante en las umbrías. Es un árbol de gran importancia económica, ya que de él el hombre extrae diversos productos, tales como las bellotas, el corcho o su madera utilizada como leña. Una vez realizada la saca del corcho, que se produce cada 9 ó 10 años, el tronco de este árbol queda de un color rojizo muy característico y de gran belleza.

  • Aliso.

    Árbol de hoja caduca que llega a alcanzar los 25 m de alto. Se encuentra distribuido por toda la Península, a lo largo de ríos y arroyos, formando bosques de galería. Sus raíces presentan unos nódulos que alojan una bacteria capaz de fijar el nitrógeno atmosférico, y por tanto enriqueciendo el suelo, lo que le permite vivir en terrenos muy pobres. Al ser una especie pionera, se utilizaba bastante para repoblar suelos pobres y encharcados. Su madera es de mala calidad, ya que se descompone fácilmente en contacto con el aire, pero sumergida en el agua es muy duradera, por lo que se ha empleado en obras hidráulicas y antiguamente para las casa construidas dentro del agua, como en Venecia. Su corteza y hojas se utilizan en medicina para aliviar dolores de boca, amigdalitis, dolores de pies, etc.

  • Almez, Ojaranzo.

    Árbol de hoja caduca que puede alcanzar de 20 a 25 m de altura. Flores de abril a mayo y los frutos maduran a finales de verano o comienzos de otoño. Necesita suelos algo frescos y siendo bastante abundante aunque nunca llega a formar grandes agrupaciones. Su madera es muy elástica dura y compacta por lo que ha sido muy apreciada para la fabricación de útiles y herramientas, especialmente para toneles y cubas. Además es un árbol ornamental de gran belleza, utilizado sobre todo para alineaciones, que puede vivir hasta 5 ó 6 siglos. En el Parque destaca el almez situado en el Huerto del Ojaranzo, declarado ?árbol singular?.

  • Aulaga.

    Arbusto leguminoso fuertemente espinoso. Florece de marzo a junio con vistosas y abundantes flores amarillas. Es una especie abundante en el matorral mediterráneo, ocupando los lugares degradados por talas o quemas de encinares o alcornocales. Tradicionalmente ha sido utilizado como combustible, y colocados en las cercas de fincas y corrales servia como refuerzo del cerramiento por su carácter espinoso.

  • Brezo Rojo.

    Arbusto bastante abundante, distribuido por la mitad occidental de la Península. Prefiere sobre todo las umbrías apareciendo junto a madroños y durillos, pero también se le puede encontrar en las solanas junto con las jaras. Su hermosa y larga floración le hacen útil para usos ornamentales. También es importante como planta melífera. Antiguamente las raíces de los brezos eran muy preciadas para la fabricación de pipas de fumar. Su madera es muy dura, muy buena como combustible y para la obtención de carbón, uno de los mejores para las fraguas.

  • Candil.

    Pequeña planta que florece en otoño e invierno, y que destaca por la curiosa forma de sus flores semejantes a una jarra con tapadera. Es muy abundante en zonas cultivadas, olivares, jarales, en torno a las rocas, etc. Es una planta que resulta tóxica para el hombre y debido a la forma de su flor, popularmente, se le atribuyen propiedades curativas contra las picaduras de las serpientes.

  • Cantueso.

    Mata pequeña que encontramos con bastante frecuencia en las dehesas extremeñas. Las flores están apiñadas en densas espigas terminales que terminan en un penacho de brácteas estériles. Sus flores son de color púrpura, aunque raramente pueden ser blancas. Florece de abril a junio. El nombre del género deriva del verbo latino lavo: lavar o purificar por haberse utilizado alguna de sus especies para perfumar los baños. En medicina popular se ha utilizado como antiséptica y vulneraria, limpiando con su esencia las llagas y heridas. En Extremadura se le conoce como ?tomillo?.

  • Dedalera.

    Planta que presenta al final del tallo, racimos de vistosas flores en forma de dedal, de donde procede su nombre popular. Es un endemismo ibérico. Puede resultar muy venenosa para el hombre pero en proporciones adecuadas se utiliza en medicina por sus acciones cardiotónicas. Esta especie es dos o tres veces más tóxica que la Digitalis purpurea. También se utiliza como especie ornamental.

  • Dedalera común, digital.

    Planta herbácea que puede alcanzar hasta 1 m de altura. Posee flores de un intenso color purpúreo con manchas más oscuras en su interior. La floración se produce de mayo a agosto. La digital es conocida y usada desde muy antiguo para tratamientos de úlceras, heridas, etc. En el siglo XVII, se empleó como diurética y en 1975 fueron descubiertas sus propiedades cardiotónicas por William Withering.

  • Durillo.

    Arbusto que puede alcanzar hasta cuatro m de altura y que es bastante común en las zonas de umbrías con bastante humedad. Florece a finales de invierno y principio de primavera. Sus frutos maduran a finales de verano o en otoño, conservándose largo tiempo sobre la planta. Éstos son de un color azul metálico bastante llamativo, que no son comestibles, produciendo inflamación de los labios y la boca. Se cultiva como ornamental dado la persistencia de sus flores y frutos y su follaje siempre verde. El nombre específico ?tinus? significa ?laurel silvestre? y fue aplicado a esta planta debido al parecido de su hoja con la del laurel.

  • Encina.

    Es un árbol típico de las dehesas extremeñas. Llega a medir entre 15 o 20 m aunque en algunos casos llegan a ser bastante más grandes. Es un árbol del que el hombre ha obtenido y obtiene gran variedad de productos: leña, alimento para el ganado?, además de servir para cobijo de pajarillos, base de nidos de grandes rapaces, etc. Las bellotas de la subsp. rotundifolia son las más dulces del género por lo que se han empleado incluso en alimentación humana, mezcladas con trigo y otros grano para fabricar pan en los años de escasez. También las hojas y corteza, debido a su contenido en taninos, se ha utilizado para curtir pieles. Sin embargo su principal aplicación es como alimento para ganado porcino.

  • Enebro.

    Arbusto o arbolillo que puede llegar a alcanzar los 10 m de altura. Su copa suele ser de forma cónica, presentado hojas rígidas, perennes y pinchudas con dos bandas blanquecinas en el haz. Su fruto, de tonalidades pardo-rojizas, es utilizado para la fabricación de la ginebra. Su madera es muy apreciada por su colorido y belleza existiendo aún zonas en Extremadura donde se sigue trabajando con ella. En la localidad de Mestas situada en la Sierra de Gata, existe un enebro declarado ?Árbol Singular? y conocido por el Enebro de Mestas. Esta especie está catalogada como ?Vulnerable? en Extremadura.

  • Escoba Blanca.

    Arbusto leguminoso endémico de la mitad occidental de la península (ausente en Andalucía) de hojas trifoliadas en la parte inferior pero hojas simples en la parte superior. Forma parte de matorrales entre encina, melojos, alcornoques... Se utiliza como ornamental pues en el momento de la floración produce tal cantidad de flores que no dejan ver las hojas y ramas; a ello alude su nombre científico.

  • Esparraguera.

    Planta herbácea con tallos leñosos y ramificados y falsas hojas aciculares espinicentes, que pueden alcanzar entre 1 y 2 m. Las flores, amarillo verdoso, son unisexuales y las de cada sexo van en diferente pie de planta. Es una planta muy común en la península, asociada a los bosques esclerófilos. Sus brotes tiernos, los espárragos, son muy apreciados como alimento, siendo ricos en minerales. Existe otra especie similar, Asparragus albus, que se caracteriza por sus tallos blancos y que posee flores hermafroditas. Las esparragueras se cultivan desde hace al menos 6000 años en Egipto, como lo demuestran las pinturas de la época. Más tarde los griegos y los romanos la extendieron por toda la cuenca del Mediterráneo.

  • Estepa Blanca.

    Mata o pequeño arbusto de llamativas flores de color rosa purpúreo. Tiene las ramas y las hojas afieltradas de color blanco - grisáceo, característica de la que se ha tomado su nombre popular y científico. Es frecuente en toda la Península soportando todo tipo de suelo, aunque prefiere claramente los suelos calcáreos. Esta y la Cistus crispus son las únicas especies de jaras presenten en el Parque con flores rosa, ambas poco frecuentes.

  • Fresno.

    Puede alcanzar de 15 a 25 m de altura, de corteza gris agrietada y hoja caduca. Podemos encontrarlos en riberas y suelos frescos y húmedos, siendo uno de los árboles típicos de los bosques de ribera. Sus frutos y hojas se han utilizado como laxantes y contra la artrosis, mientras que su corteza era muy popular como tónica y febrífuga. La madera se utilizaba para ebanistería y combustible, y su ceniza para lavar la ropa.

  • Hiedra.

    Planta arbustiva, de altura variable, que crece tendida sobre el suelo o bien trepa por muros, pared y árboles, gracias a unas raíces adventicias en forma de garfios. Florece a finales de verano y principios de otoño. Las ramas con flores tienen las hojas romboidales mientras que las demás tienen forma palmadas. Los frutos, de color negro, son tóxicos produciendo vómitos, cólicos y diarreas"

  • Jaguarzo, Alcayuela.

    Pequeño arbusto o matilla de la misma familia que las jaras y que se encuentra solamente en el centro y oeste peninsular. Florece a partir de abril, a veces en febrero, y hasta en agosto o septiembre. Destaca por sus largas, grandes y vistosas flores de color amarillo-dorado, con los pétalos provistos a menudo de una mancha oscura en la base. Se cría en cantuesales, tomillares, jarales y brezales, en terrenos silíceos, en el centro y mitad occidental de la Península. Por su intensa floración y gran belleza es utilizado como ornamental.

  • Jaguarzo Morisco.

    Arbusto de vistosas flores blancas algo más pequeñas que las de la jara pringosa. Florece de abril a junio y se encuentra sobre suelos pobres de lugares soleados, tolerando muy mal los fríos invernales. Dado su contenido en taninos ha sido utilizada para curtir las pieles. Además era usada como combustibles para los hornos caseros destinados a hacer pan. Sus hojas se empleaban como astringentes y sus raíces como cicatrizantes. En Marruecos sus hojas eran empleadas como sucedáneo del café.

  • Jara Cervuna.

    Arbusto de grandes hojas acorazonadas, tallos rojizos y fuerte olor balsámico. Especie presente en toda la Península sobre todo en el sur, que requiere suelos y ambientes algo más frescos que otras jaras. El nombre específico de esta planta significa hoja de álamo, dado la semejanza existente. La madera, como la de todas las jaras, es muy dura y resistente, pero dado su pequeño tamaño, sólo se utiliza para quemar.

  • Jara Pringosa.

    Arbustos que pueden llegar hasta los 2 m de altura. Puede formar grandes manchas que dan cobijo a un gran número de aves y mamífero. Florece de abril a mayo. De la jara se obtiene el ládano, resina pegajosa que se localiza en las hojas y que se trata de una táctica que utiliza la planta para reflejar los rayos del sol. El hombre utiliza este producto para como fijador de productos de perfumería. Antiguamente se preparaba con este producto el ?emplasto regio? o ?contrarotura? utilizado para curar hernias y fracturas de huesos.

  • Lentisco, Charneca.

    Arbusto muy ramificado que puede alcanzar gran altura. Tiene flores unisexuales diminutas que aparecen en pies distintos (especie dioica). Pertenece al mismo género que los pistachos o la cornicabra, este último también abundante en el Parque. Es un arbusto frecuente en el matorral mediterráneo, que al verse afectado por la heladas falta en gran parte de la España continental. Su madera es muy dura y acepta el pulimento por lo que es muy apreciada por los ebanistas. De su fruto se extraía un aceite que en las Baleares era empleado para el alumbrado. Su principal aplicación es la extracción de una resina aromática que en Asia Menor se utiliza para la industria de los barnices, para preparar cementos dentarios en odontología, para fabricar masillas,... A pesar de ser una especie abundante en la Península, aquí no se ha realizado una explotación abundante con esta finalidad.

  • Lirio amarillo de monte.

    Planta bulbosa de grande y llamativas flores de color amarillo intenso. Alcanza los 60-80 cm de altura y presenta hojas alternas a lo largo del tallo. Florece desde mayo a la primera mitad de junio, apareciendo en los lugares umbrosos de nuestras sierras. Es una especie endémica del suroeste peninsular que en el Catálogo Regional de Especies Protegidas aparece como especie ?Vulnerable?. Existe en Extremadura otro lirio muy similar de flores amarillas, el Iris pseudacorus del que es fácil de distinguir atendiendo solamente a su hábitat ya que aparece siempre ligado al agua.

  • Madreselva.

    Su nombre latino significa entrelazada, enmarañada. Es un arbusto trepador de hojas opuestas que en la zona superior bajo de la inflorescencia, aparecen totalmente soldadas. Tiene flores irregulares en forma de tubo estrecho y alargado. Es una especie mediterránea que se encuentra en el piso inferior y montano de gran parte de la Península, especialmente en su mitad oriental y meridional y en las islas Baleares. Los frutos de ésta y de otras madreselvas son venenosos en mayor o menor grado, e irritantes para las mucosas y la piel. Las especies de este género son cultivadas como ornamentales aunque normalmente se prefieren otras madreselvas exóticas por lo que ésta no es muy frecuente en los jardines.

  • Madroño.

    Arbolillo o arbusto característico de las umbrías. Su fruto, una baya de color rojo, puede contener hasta un 0,5% de alcohol, por lo que si se come en grandes cantidades puede producir síntomas de mareo o emborrachamiento. El nombre especifico de ?unedo? fue dado por los latinos para indicar que sólo se debía comer uno de sus frutos.

  • Majuelo.

    Arbusto de la misma familia que las rosa, que florece de abril a junio aunque sus frutos no maduran hasta el otoño. Se han encontrado huesos de su fruto en asentamientos humanos prehistóricos, por lo que debió de formar parte de la alimentación de los grupos primitivos. Su madera es de color blanco-rosado y resulta ser muy resistente al rozamiento por lo que es muy apreciada en tornería y para la fabricación de carbón. Las flores tienen propiedades cardiotónicas y eran empleadas contra la arteriosclerosis y la angina de pecho.

  • Mirto, arrayán.

    Arbusto de brillantes hojas verdes que desprenden un agradable olor a limón. Florece de junio a agosto. Sus frutos son unas bayas de color azul-negruzco. Según la mitología clásica, cuando nació la diosa Venus, al verse desnuda se protegió detrás de un mirto. En el mundo árabe fue muy apreciado en jardinería y en este sentido cabe destacar el Patio de los Arrayanes de la Alhambra de Granada. En medicina popular se ha utilizado como astringente, antiséptico, desodorante y anticatarral. Por su riqueza en taninos también se ha utilizado para curtir pieles, y su madera, dura y compacta es apreciada por ebanistas y torneros.

  • Narciso de roca.

    Presenta de 1 a 3 flores colgantes de color amarillo pálido. Es madrugador en su floración, que se da entre febrero y marzo. Es frecuente encontrarlo sobre rocas silíceas como las que tenemos en Monfragüe. Presenta sustancias que son tóxicas para el hombre que pueden provocar parálisis del sistema nervioso y trastornos gastrointestinales. En dosis bajas y controladas se utiliza como sedante y antiséptico.

  • Ombligo de Venus.

    Planta fácilmente reconocibles por sus hojas carnosas en forma de embudo u ombligo. Podemos encontrarla con relativa frecuencia sobre los muros, paredes y rocas de zonas umbrías. El jugo de las hojas era utilizado popularmente para trastornos renales. Hipócrates recomendaba comer las hojas del ombligo de Venus para procrear varones.

  • Parra silvestre.

    Antecesora de la vid doméstica, es una planta leñosa y trepadora por medio de sus zarcillos. Florece de mayo o junio. Podemos encontrarla en bosques ribereños trepando sobre otros árboles como fresnos y alisos. Sus frutos son consumidos por la avifauna del Parque. Las parras silvestres ibéricas, que se encuentran en casi toda la Península, se cree que proceden en su mayoría de antiguos cultivos, aunque al parecer también las hay autóctonas: lo son en teoría las que tienen flores unisexuales con flores masculinas y femeninas en diferentes pies, mientras que las cultivadas tienen flores hermafroditas.

  • Peonía, Rosa de Alejandría.

    Herbácea que crece en lugares sombríos y pedregosos. Posee grandes y vistosa flores rosas. Florece de abril a junio. Suele aparecer sobre suelos frescos y húmedos entre matorral y bosque de robles, alcornoques, quejigos, encinas y castaños. Es una especie endémica de la Península. En Extremadura también se puede encontrar la Paeonia officinalis caracterizada por tener el envés de las hojas pubescentes lo que le da una coloración blanquecina. En medicina popular, sus raíces eran utilizadas para combatir la epilepsia y las convulsiones.

  • Piruétano, Peral silvestre.

    Arbolillo de no mucha altura, que florece de marzo a abril. Su fruto es una pequeña pera carnosa y comestible, que es aprovechado por muchas especies animales. No forma extensas agrupaciones, sino que aparece disperso entre encinas y alcornoques. En el hemisferio norte, se conocen unas 60 especies de perales silvestres, a las que hay que unir más de 1.500 cultivadas.

  • Quejigo.

    Árbol de la misma familia que las encinas y los alcornoque pero que, a diferencia de estos, tiene las hojas semicaducas o marcescentes, manteniéndose durante mucho tiempo marchitas sobre el árbol. Típicas de este árbol y muchos robles son las agallas. Son unas bolas del tamaño de una nuez, de color marrón provistas de unos piquitos y de interior acorchado y esponjoso; se produce por la picadura de un insecto sobre los brotes jóvenes, para hacer la puesta, quedando los huevos protegidos por los tejidos formados. Estas agallas, en ocasiones confundidas con el fruto, permiten diferenciar fácilmente el quejigo de la encina y son muy apreciadas por su contenido en taninos que son utilizados como astringente con usos medicinales, para curtir pieles, y en la fabricación de tinta y colorante. Las bellotas, al madurar antes que las de la encina, son de gran interés para la montanera.

  • Retama.

    Es un arbusto que puede alcanzar los 2 m con ramas similares a juncos y que pierden prontamente las hojas desempeñando el tallo las funciones asimiladoras. El fruto es una legumbre globosa con una o dos semillas en su interior que están sueltas por los que actúa como una pequeña maraca al ser balanceada por el viento. Para dan nombre científico a este género se aceptó el nombre popular español, retama, por no criarse esta planta en otro punto de Europa fuera de la Península Ibérica. Esta especie se ha aprovechado para lecha, incluso se ha cultivado para ser utilizada en la tahona principalmente. También sus raíces se han utilizado para fabricar pequeños utensilios. La planta contiene elementos tóxicos por los que no se ha utilizado por medicina natural pero sus semillas y tallos sí se han usado contra el paludismo.

  • Retama negra.

    Arbusto de ramas flexibles y grandes flores amarillas, que puede llegar a alcanzar los tres metros de altura. Pese a ser una especie bastante común en toda la Península, no ha tenido una aplicación medicinal hasta hacer poco tiempo. Era utilizada solamente para quemar o realizar escobas, de ahí su nombre científico. Hoy se aprovechan las propiedades diuréticas de las flores y se obtiene un alcaloide con distintas propiedades que actúa sobre el funcionamiento del corazón.

  • Rosal silvestre.

    Arbusto de aspecto enmarañado, con hojas caducas, y armados con fuertes espinas. En Europa existen 14 tipos de rosal silvestre, de los cuales ocho están presentes en la Península. Posee propiedades astringentes y ha sido usado desde antiguo para cortar las diarreas. El fruto se puede comer pero quitándole previamente los huesecillos y pelos que contienen, los primeros algo tóxicos, los segundos irritantes. También es muy rico en vitaminas, sobre todo en vitamina C, por lo que se consideran tradicionalmente como un excelente antiescorbútico, por lo que era común sobre todo en los grandes viajes en barco.

  • Rusco.

    Mata pequeña, que florece de abril a mayo. Se pueden ver en casi todas las rutas del parque. Presenta unas falsas hojas duras y pinchudas que en realizad son tallos y en medio de las cuales aparece la flor y posterior el fruto, una llamativa baya roja. Los tallos jóvenes pueden ser consumidos y las infusiones de hojas, tallo y raíces han sido empleadas en la medicina popular para las infecciones renales.

  • Sauce.

    Son arbolillos o arbustos presentes en las orillas de los ríos, siendo una de las especies que forman los llamados ?bosques galería?. Las flores son de un solo sexo y se producen en pie de planta diferente. La madera no es de buena calidad, pero se ha cultivado por su rápido crecimiento para pasta de papel; las ramas flexibles de algunas especies sirven para hacer cestos de mimbre. La corteza de algunas especies contiene salicina, empleada en medicina. Esta corteza muy reputada antiguamente como febrífugo, tónico y antirreumático ha sido desplazado por su pariente sintético, la aspirina, para cuya síntesis sirvió de modelo.

  • Torvisco.

    Pequeño arbusto que podemos encontrar en gran variedad de terrenos como dehesas, pastizales, alcornocales... Daphne es el nombre griego del laurel y de la ninfa hija de Peneo convertida en este árbol para escapar de la persecución de Apolo. Fue aplicado a este género por las hojas similares a las del laurel de algunas de sus especies. Su floración puede producirse desde comienzos de la primavera hasta principios de otoño. La floración es muy prolongada por lo que suelen coexistir en la misma, flores y frutos maduros. Su fruto en una drupa rojiza carnosa que es consumida en gran medida por las hormigas. Antiguamente se extraía la corteza de este arbusto para fabricar cuerdas. También el fruto era utilizado para hacer collares antiparasitarios para los perros.

Fauna

Fauna

  • Águila Culebrera.

    Águila grande, a veces se la ve cerca, posada en postes y árboles. En vuelo presenta la parte inferior muy clara con un babero oscuro. Sus patas recubiertas con escamas fuertes le ayudan a capturar su principal presa, las serpientes, y a librarse de sus picaduras y mordiscos. Para cazar se cierne, es decir, se queda quieta en el aire con movimientos rápidos de las alas; hasta localizar una presa sobre la que desciende a gran velocidad. Anida sobre árboles y sólo pone un huevo. Es un ave migradora que pasa el otoño-invierno en África.

  • Águila Imperial Ibérica.

    El águila más emblemática del monte y matorral mediterráneo. Tiene su área de distribución restringida al cuadrante suroccidental de la Península Ibérica. Su alimento principal es el conejo. También captura otros mamíferos, aves y reptiles. Ave de gran tamaño, con color pardo muy oscuro, cabeza pelada y hombros blanco níveo. Cría en la copa de grandes árboles entre la espesura del monte mediterráneo. Su nombre científico se debe al Príncipe Adalberto de Prusia, financiador de expediciones científicas en el siglo XIX. Especie catalogada como en peligro de extinción , mientras su población mundial ronda las 200 parejas reproductoras, en Monfragüe encontramos 12 parejas.

  • Águila Real.

    Rapaz de gran tamaño, la mayor y más poderosa de nuestras águilas. Color pardo, en vuelo presenta una silueta de color oscuro uniforme. Tienen su hábitat idóneo en las montañas, en Monfragüe encontramos 5-6 parejas que colocan sus nidos en los cortados rocosos. Ave fuerte y perfectamente armado para cazar. Tiene gran cantidad de presas, desde zorros hasta ratas en mamíferos, y gran cantidad de aves. No desdeña alimentarse de carroña en épocas de escasez. En esta especie se da el fenómeno conocido como jainismo, los pollos mayores matan a los menores cuando el alimento escasea para asegurar la supervivencia de alguno de los vástagos.

  • Águila-Azor Perdicera.

    Elegante y poderosa. Caza liebres, conejos, perdices, cuervos, palomas... Parte superior oscura y parte inferior blanca listada. Anida en cortados rocosos y excepcionalmente en árboles. Ave muy agresiva, hará frente a cualquier intruso en su territorio, incluso a la mucho mayor águila real. Rapaz de media montaña, en Monfragüe no tiene su hábitat óptimo y su presencia no excede de las 4-6 parejas.

  • Alimoche.

    El más pequeño de los buitres europeos. Silueta de vuelo con colores blanco y negro y cola en forma de cuña. Especie que pasa los inviernos en África y viene a criar a la Península. Anida en cantiles rocosos. Entre 30 y 35 parejas utilizan los roquedos de Monfragüe para colocar sus nidos. Es un ave carroñera que deberá esperar a que sus primos, los buitres leonado y negro, terminen de comer para saciar su hambre. También puede alimentarse de pequeños animales y de huevos. Para comer estos últimos deberá romper con una piedra el huevo para acceder a su nutritivo interior. Este comportamiento se ha demostrado que es innato.

  • Ánade real.

    El pato más extendido y familiar. Grande, robusto, cabeza y pico grandes, cola corta. Sexos muy distintos (dimorfismo sexual), mucho más llamativo el macho. La hembra pasa desapercibida por su plumaje críptico para proteger el nido. Es especie cinegética (se puede cazar) Los patos domésticos descienden de este ánade. Muda todas las plumas rémiges a la vez, quedando privado del vuelo por 3-4 semanas en verano. Es un pato de superficie, es decir, no se zambulle para buscar alimento. Captura pequeños invertebrados acuáticos, semillas, raíces y brotes.

  • Arrendajo.

    Poco más pequeño que una paloma. Cuerpo pálido y alas negras con mancha blanca y panel azul. Pájaro forestal que pertenece a la familia de los córvidos, siendo el más colorista de ellos. Su grito de alerta indica el movimiento de cualquier animal salvaje o del hombre. Dieta muy variada, desde insectos hasta distintostipos de frutos y bayas. En otoño recoge bellotas y las entierra para cuando escasean en invierno o primavera. Es común en las zonas de Monfragüe de sotobosque denso.

  • Autillo.

    La más pequeña de las rapaces nocturnas de la Península Ibérica. Habita zonas con masas forestales más o menos densas, también puede vivir en zonas urbanas. Anida en cavidades de árboles, paredes o edificios. Es difícil descubrirla durante el día ya que suele ser casi imposible descubrirlo. Se alimenta básicamente de insectos, capturando principalmente mariposas, escarabajos y saltamontes. Su canto repetitivo y aflautado se puede confundir con el de los sapos parteros. Es un ave migradora que pasa el otoño y el invierno en zonas al sur del Sahara.

  • Avión roquero.

    Se le puede encontrar en zonas rocosas, secas y soleadas. Oscuro, con buena luz se puede apreciar el tono azul intenso de los machos. La hembra tiene un color pardo oscuro. Se alimenta de insectos, arañas, gusanos, lagartijas, bayas y semillas que recoge del suelo. Es pájaro esquivo e insociable (de ahí su nombre), que aparece todo el año en su hábitat.

  • Barbo comizo.

    Es la especie de barbo que alcanza las mayores tallas, puede superar el metro de longitud. La diferencia con otras especies del género Barbus radica en el alargamiento de la cabeza en los ejemplares adultos, con un hocico muy desarrollado y prominente. Prefiere ríos profundos con pocavelocidad de corriente, por lo que se ve favorecido por la construcción de embalses. Su dieta se basa en invertebrados, algas y ocasionalmente pececillos. Los ejemplares jóvenes viven en grupos y en zonas poco profundas, mientras que los adultos son más solitarios y frecuentan aguas más profundas. Este pez es un endemismo peninsular encontrándose exclusivamente en las cuencas de los ríos Tajo y Guadiana. Está catalogada Vulnerable por la UICN.

  • Búho real.

    Ave grande, uno de los depredadores más potentes de Europa. Mata aves de presa con bastante frecuencia, alimentándose principalmente de aves y mamíferos. Cría en roquedos y es difícil de ver debido a sus colores de camuflaje. Ave de comportamientos nocturnos le delata su ulular en las frías noches de invierno, durante la época del celo.

  • Buitre leonado.

    Ave muy grande que suele volar planeando aprovechando las corrientes de aire. Carroñero estricto, tiene el cuello y la cabeza pelada para introducirse dentro de cadáveres de grandes animales (vacas, caballos, ciervos...) y acceder a sus vísceras. Sólo cría un pollo al año. Cría en grandes colonias en los cortados rocosos. Podemos ver alguna de ellas en el Salto del Gitano, Portilla del Tiétar o Tajadilla. Alrededor de 500 parejas crían en Monfragüe.

  • Buitre negro.

    Especie catalogada como vulnerable, tiene en Monfragüe la mayor colonia de cría de su área de distribución, que comprende el cuadrante sudoccidental de la península, llegando hasta la provincia de Avila y también en Mallorca. Es el ave voladora más grande de Europa. Se le suele ver en solitario o formando pequeños grupos. La envergadura puede llegar hasta los 2,90 m y puede llegar a pesar hasta 12 kilos. Habita principalmente en terrenos montañosos y bosques de sierras. Es muy abundante en montes de matorral denso con árboles dispersos. En España son sedentarios, pero los jóvenes que han aprendido a volar pueden alejarse mucho de su punto de origen. Se alimenta de carroña de todo tipo de animales que encuentra volando en solitario o en grupos reducidos. También comparten cadáveres con el buitre leonado cuando aquellos se encuentran en terreno despejado. A diferencia del buitre común pueden bajar a comer en terrenos con vegetación muy densa, y si el cadáver es muy grande, vuelven hasta terminarlo durante varios días. Sus colonias son poco densas y construye su nido sobre pinos, encinas, alcornoques, en las copas para facilitar la llegada y el despegue.

  • Cacho.

    Endemismo ibérico que no alcanza los 30 centímetros de longitud. Vive en el tramo medio de los ríos. Su alimentación se basa en pequeños artrópodos. Los jóvenes, a menudo, son de costumbres gregarias y los adultos tienden a ser más solitarios.

  • Cárabo.

    Anida en huecos de árboles y nidos abandonados de córvidos. Cuerpo pardo rojizo o pardo gris con cabeza grande y redondeada con ojos negros. Comienza a ulular al atardecer pero sólo empieza a cazar cuando oscurece. Captura gran cantidad de roedores, además de pequeñas aves e insectos. Rapaz nocturna de tamaño medio que vive en bosques. Como todas las rapaces nocturnas ven bien con poca luz, y en la oscuridad total se ayudan de su finísimo oído para cazar. Tras capturar la presa la engulle entera y expulsa por la boca una pelota (egagrópila) con los restos no digeridos. Este comportamiento es compartido por todas las rapaces y algún otro ave (garzas, cigüeñas, abejarucos, gaviotas...).

  • Carbonero común.

    Colorido, atrevido y agresivo, es uno de los pájaros más conocidos. Come insectos, semillas y frutos. Visita con frecuencia las mesas y los comederos. Cualquier arboleda es apta para encontrar a esta ave. Busca cavidades para criar, incluso las cajas nido. Es una ayuda en la lucha biológica contra plagas agrícolas y forestales. Llama la atención el canto de los machos, con su incansable martilleo metálico. Es el único de los carboneros en Monfragüe (en España hay cuatro especies).

  • Carpa.

    Esta especie tiene varias razas como consecuencia cría en cautividad: la carpa royal o de espejo, con pocas escamas y de gran tamaño; la carpa de cuero con piel más dura y sin escamas y la carpa koi con multitud de colores y destinada a la acuarofilia. El nombre de carpa común queda entonces para la raza que posee escamas repartidas por todo el cuerpo. Ocupa zonas con escasa corriente, de fondos cenagosos y con abundante vegetación. Es muy resistente a la escasez de oxígeno y a la contaminación de las aguas. Omnívoro, incluye en su dieta detritus, restos vegetales, alevines de peces e invertebrados. Para algunos autores fue introducida en el siglo XVII, para otros fue introducida por los romanos.

  • Chochín.

    Uno de los pájaros más pequeños de Europa. De aspecto rechoncho, color pardo listado y cola levantada. Su hábitat predilecto son los bosques con espeso estrato arbustivo. Pasa la mayor parte del tiempo en el suelo o cerca de él, con frecuencia en matas espesas. Se alimenta de insectos y pequeños invertebrados. Con el pico muy abierto, pone toda su energía en un canto intenso y vibrante.

  • Chotacabras Pardo.

    Ave nocturna difícil de ver, pero fácil de identificar por su reclamo hueco y monótono. A veces aparece en los caminos y carreteras inmóvil en el suelo. Color pardo barrado y moteado. Se alimenta de insecto que atrapa con su ancha boca en vuelo. Anida en el suelo, pudiendo cambiar el lugar de los huevos varias veces durante la incubación. Migrador, pasa el verano en nuestras latitudes.

  • Chova Piquirroja.

    Cuerpo negro brillante con patas y pico rojos. Suele aparecer en grupos. Muy acrobática, realiza descensos largos, rápidos y en picado. Anida en cualquier tipo de acantilado, en cavernas inaccesibles, a cualquier altitud. Rara vez convive con el hombre. Su alimentación está basada en insectos, siendo el más insectívoro de los córvidos.

  • Ciervo.

    El mamífero salvaje más grande de Monfragüe. Los machos lucen una cuerna muy ramificada que se renueva todos los años (cae a principios de primavera y se encuentra completa a final de agosto) No es cierto que el número de puntas de las cuernas corresponda con la edad del ejemplar, ese número dependerá principalmente de la alimentación y el estado físico del animal. El tiempo de celo (principios del otoño) se denomina berrea y en los machos muestran su poderío para conseguir el mayor número de hembras. Es la especie reina de la caza mayor en España. Se refugia en zonas de bosque o matorral alimentándose de plantas herbáceas en zonas abiertas.

  • Cigüeña Negra.

    Más pequeña que la cigüeña blanca. Rehuye la presencia del hombre, anida tanto en árboles como en roquedos. La podemos encontrar en las riberas de los ríos, arroyos y pequeñas charcas intentando capturar peces, anfibios e invertebrados. Es migradora y a final del verano se dirige a África para pasar allí la época invernal. Mucho menos común que la cigüeña blanca, está catalogada vulnerable a nivel nacional. En Extremadura encontramos el 75% de las parejas nidificantes de España.

  • Conejo.

    Originario de la Península Ibérica, los fenicios llamaron ?tierra de conejos? (I-Shapha-Im) a estas tierras, origen del actual nombre (España). Ha sido un animal extraordinariamente abundante, en la actualidad, debido a las enfermedades su número ha disminuido mucho. Es la base de la dieta de especies predadoras de gran importancia (águila imperial, lince...) Viven en grupos estables compartiendo una o varias madrigueras. Se alimenta de plantas herbáceas. Ingiere sus propios excrementos para un mayor aprovechamiento de los nutrientes de la hierba. Tiene gran importancia cinegética. Aunque parecen roedores, no lo son, perteneciendo al orden de los lagomorfos.

  • Cormorán Grande.

    Acuática de tamaño grande con color negro salvo los jóvenes que presentan las partes inferiores blancas. Captura peces a zambullidas profundas desde la superficie. Considerado como invernante, cada vez se ven más individuos en el periodo estival. Después de las sesiones de pesca, se posan a menudo en rocas con las alas extendidas para secarlas. Esto se debe a que carecen de sustancia impermeable en las plumas, que sí tienen otras especies acuáticas.

  • Cuervo.

    Mayor córvido del mundo. Color negro con cola en forma de cuña y pico grande y robusto. Nido enorme en cortados rocosos o árboles. Come casi de todo, captura pequeños mamíferos y pájaros, ingiere carroña y basura en los vertederos.

  • Culebra Bastarda.

    Es la más grande de las culebras españolas, hay ejemplares de mas de dos metros de longitud. Habita numerosos biotopos dentro de la región mediterránea. Activa entre marzo y noviembre, con esporádicas observaciones invernales en las comarcas más cálidas. Se alimenta de invertebrados, reptiles, aves y mamíferos. Su mecanismo de defensa es la huida, si no le basta, se erguirá sobre su parte posterior y atacará. Esto le hace acreedor de la leyenda que dice que clava su cabeza en el suelo y da latigazos con su cola.

  • Culebra de Herradura.

    Su nombre común viene de una mancha en forma de herradura que tiene en la parte posterior de la cabeza. Se encuentra en zonas secas y soleadas, es la culebra de presencia más ligada al hombre. Ofidio ágil y rápido, tiene gran habilidad trepadora. Se alimenta principalmente de artrópodos, lagartijas y salamanquesas, y más excepcionalmente de pájaros y mamíferos.

  • Curruca Cabecinegra.

    Por lo general sólo puede verse fugazmente. Permanece todo el año en la Península. Dorso gris pálido con la parte inferior blanquecina. Cabeza de color negro y anillo ocular rojo. Se encuentra en zonas arbustivas, a veces en bosques abiertos con sotobosque. También huertas y jardines. Ave típicamente insectívora, en otoño se alimenta de frutos y bayas cuando desciende el número de insectos. Este ave es sedentaria en el área de Monfragüe.

  • Elanio Azul.

    Tiene el tamaño aproximado de una paloma, presenta colores blanco y gris azulado que no son muy comunes entre las rapaces. Habita en campos abiertos con baja densidad de árboles, anidando en las ramas superiores de los mismos. Su alimentación está basada en micromamíferos (ratones, topillos, musarañas...). Para capturarlos utiliza, al igual que los cernícalos, la técnica del cernido, que consiste en suspenderse en el aire batiendo las alas. Es una especie con origen africano que colonizó la Península Ibérica a mediados del siglo XX.

  • Galápago Leproso.

    Encuentra en la Península Ibérica la mayor población de la especie a escala mundial. Su nombre viene por el efecto que produce en su caparazón el crecimiento de unas algas que pueden desprenderlo. Utiliza ríos, arroyos y charcas con refugio y alimento. Suele tomar el sol en las orillas o sobre troncos y piedras. Despide un olor desagradable al ser manipulado. La introducción de especies de tortugas exóticas que se tienen como mascota resulta perjudicial para este reptil.

  • Gallipato.

    Tamaño grande, puede alcanzar los 30 cm de longitud. Coloración verde olivácea, pardusca o gris amarillenta. Presenta a lo largo del cuerpo pequeños tubérculos terminados en punta negruzca. Actividad nocturna de octubre a junio. En periodo reproductor se encuentra en charcas, ríos de corriente lenta y otros puntos de agua. Fuera de él lleva vida terrestre. Se encuentra en bosques mediterráneos y todas sus etapas de alteración, incluyendo las zonas agrícolas. presenta un comportamiento defensivo muy peculiar, consistente en aplanar la cabeza y aplastar el cuerpo, lo que hace que las costillas salgan al exterior por los tubérculos costales. Al capturarlos se mueven para clavar las costillas al agresor.

  • Garduña.

    Habita en zonas rocosas con vegetación y es muy común en todo el ecosistema mediterráneo. Alcanza 43-55 cms. Con una longitud de cola de 22-30 cms. Puede llegar a pesar 2 kg. y tiene un pelaje marrón chocolate, manto inferior claro, babero blanco a munudo dividido en dos partes. El periodo de gestación dura entre 8 y 9 meses y vive de 10 a 15 años. Es de costumbres nocturnas.

  • Garza Real.

    Grande y gris clara, anda despacio o se queda quieta junto al margen de un río o charca. Se alimenta de peces y ranas. Pesca al acecho aguardando, sin hacer un movimiento, a que se aproxime la presa. Hace los nidos grandes en la cima de los árboles. En vuelo la vemos con el cuello recogido.

  • Gato Montés.

    Habita en zonas boscosas. Mide entre 50-80 cm sin contar la cola, que alcanza una longitud entre 28 y 35 cms y es gruesa, con punta negra y 3-5 anillos. Pesa entre 3 y 6 kg. y vive entre 12 y 15 años. Vista, oído y olfato muy desarrollados. Más grande y robusto que el gato doméstico. Activo durante la noche, caza roedores, conejos y en menor cantidad aves. Puede cruzarse con el gato doméstico, lo que supone un peligro para su especie. Vive en manchas densas de matorral y bosques, aprovechando para ocultarse los árboles huecos o cuevas naturales.

  • Gineta.

    Introducida por los árabes en la Península Ibérica. Carnívoro de tamaño medio (como un gato doméstico). Ocupa ambientes rocosos, bosques y zonas de matorral. Son domesticadas por poblaciones bereberes norteafricanas para cazar ratones en las viviendas. La base de su dieta la componen roedores, pero también se alimenta de pajarillos, reptiles, anfibios, invertebrados y frutos. Cría en huecos de los árboles o entre las rocas. Exclusivamente nocturno. Trepa con gran facilidad.

  • Halcón Peregrino.

    Es el más conocido de los halcones, y también el más extendido geográficamente. Con el dorso de color negro azulado o grisáceo, y el vientre y zona interna de las alas de color claro y barreado, se le identifica fácilmente por su ancha bigotera oscura a cada lado del pico. Su tamaño varía entre 40 y 50 cm. Presenta un acentuado dimorfismo sexual, siendo las hembras bastante mayores que los machos. Sus alas puntiagudas y el diseño del cuerpo, compacto y aerodinámico, le permiten realizar picadas a gran velocidad (200-240 km/h) sobre sus presas, del tamaño de un estornino a una paloma, matándolas en vuelo por el impacto. Anida en roquedos con espacios abiertos cerca, que utiliza de cazadero. Se pueden encontrar halcones incluso en las ciudades de Madrid y Barcelona.

  • Jabalí.

    Antecesor del cerdo doméstico, del que recuerda su aspecto. Fundamentalmente nocturno, dejan muchas señales de su presencia, tanto en forma de huellas, revolcaderos, marcas en los árboles donde se rascan o se afilan las navajas y sobre todo hozaduras en el suelo. Se alimenta principalmente de productos vegetales, también de invertebrados y pequeños animales. Es animal muy apreciado por los cazadores, cuyo trofeo consiste en los caninos muy desarrollados. Las crías muestran unas rayas longitudinales de color crema por las que se les llama rayones. Es un animal común en la mayoría de nuestros montes. Los hábitos marcadamente nocturnos dificultan su observación.

  • Lagarto Ocelado.

    Es el lagarto más grande de la península. Denominado así por sus ocelos (falsos ojos) que presenta en el costado. Vive en gran variedad de medios, desde la costa hasta la alta montaña mediterránea. Su dieta está basada en insectos, y muy minoritariamente vertebrados. En algunas zonas se consumía. Hay que recordar que esta especie está protegida por la ley.

  • Lirón Careto.

    Parece un ratón grande con la cola larga. Exclusivamente nocturno. Duerme durante el invierno, en zonas cálidas también durante el verano (estivación). Se alimenta de todo tipo de semillas y frutos, también de pequeños invertebrados y huevos. Viven en pequeñas colonias desarrollada a partir de grupos familiares. Construyen nidos en las oquedades de los árboles, cajas anidaderas, en roquedos y entre el follaje; o acondiciona nidos abandonados de aves.

  • Martín Pescador.

    Pequeño pájaro de colores azul y naranja muy vivos. Vive asociado a las masas de agua donde obtiene su alimento. Ave muy arisca y desconfiada, que normalmente recorre los bordes fluviales en vuelos rapidísimos, a ras de agua. Su pico en forma de arpón le ayuda a capturar peces, zambulléndose desde una percha o posadero junto al agua. Hace sus nidos en los taludes realizando un túnel en la tierra.

  • Mochuelo común.

    Pequeño y rechoncho, de color pardo con manchas de tonalidades crema. Posado tiene forma redondeada con cola corta y patas finas. Caza al atardecer pero se puede observar posado a plena luz del día, siendo por esto la rapaz nocturna más conocida. Habita en todo tipo de zonas, desde terrenos pedregosos a terrenos de cultivo con árboles dispersos. Evita el bosque muy denso y rara vez podemos observarlo en núcleos urbanos.Se alimenta sobre todo de roedores y grandes insectos. Los antiguos griegos le hicieron símbolo de la diosa Atenea, de ahí su nombre científico. Su canto puede confundirse con el maullido de un gato.

  • Murciélago de Herradura.

    Llamado así por las excrecencias de la nariz. Es un mamífero volador de costumbres nocturnas, y se alimenta exclusivamente de insectos. Habita en en gran variedad de paisajes, siempre con árboles y arbustos. Caza por ecolocación, es decir, se orienta por medio de los ecos de sonidos previamente emitidos por él. Las orejas hacen la función de los ojos, que por lo general son muy pequeños. Los ultrasonidos producidos por la laringe y emitidos por la boca o nariz chocan contra los objetos o presas y son recibidos por los oídos, lo que posibilita la orientación por el sonido. Hiberna en cuevas colgado de sus pies y cubierto por las alas.

  • Nutria.

    Es el mayor mamífero acuático de Monfragüe. Vive siempre cerca del agua en ríos, arroyos, lagos, embalses e incluso costas. Utiliza la vegetación que hay junto al cauce para construir su madriguera. Nada y bucea con gran agilidad. Dedos provistos de membranas interdigitales, que le ayudan en la natación. Fácil de detectar pues coloca sus excrementos en lugares fijos junto al agua, estos son fácilmente identificables ya que presentan restos de peces o cangrejos, que son su principal alimento. Vive en solitario aunque puede formar grupos familiares con las crías del año.

  • Paloma Torcaz.

    Paloma grande, con color gris y manchas blancas en cuello y alas. A pesar de que llegan grandes bandadas en invierno procedentes del norte de Europa, podemos verla durante todo el año. Suelen juntarse en dormideros de varios cientos de miles en las sierras extremeñas en invierno. Se la puede ver mezclada con palomas domésticas y zuritas, diferenciándose esta especie del resto por ser más grande. Se alimenta en el suelo de semillas, brotes y granos.

  • Perdiz roja.

    Colorida y atractiva. A pesar de sus vivos dibujos, logra camuflarse con facilidad. Anida en el suelo en laderas abiertas sin muchos arbustos. Come hojas, brotes, bayas y semillas, cuando son jóvenes completan su dieta con insectos.

  • Petirrojo.

    Especie típica de bosques o de sus márgenes, también de los valles umbrosos de los macizos de montaña. Pequeño pájaro de aspecto rechoncho con color pardo suave con cara y pecho rojo anaranjado. Aunque algunas parejas están presentes durante todo el año muchos individuos vienen a pasar el invierno a Monfragüe. Siempre come en el suelo, donde busca larvas e insectos, pero completa su dieta con frutos como el majuelo, moras, etc. Anida en agujeros o grietas de muros o rocas, árboles, etc.

  • Pico Picapinos.

    Pájaro trepador, utiliza su cola rígida como apoyo. Es común en muchos bosques de coníferas de los Sistemas Central, Penibético e Ibérico, Pirineo Central y Oriental, así como de los de frondosas del Pirineo Occidental y los Picos de Europa. Tiene la parte superior negra y blanca con alas barradas y luce un capirote color rojo, mayor en el macho que en la hembra. Se alimenta principalmente de hormigas que captura con su lengua pegajosa y de las larvas xilófagas que descubre en las galerías que hace con su potente pico. Completa su dieta con los piñones que saca de las piñas y con larvas de avispa que extrae de ciertas agallas. Para fabricar el nido excava un hueco de unos 5-6 cm de diámetro en un tronco o rama. Vive en bosques maduros y maleza arbolada.

  • Pinzón Vulgar.

    Es uno de los fringílidos que más abunda en nuestro país. Esta pequeña ave de 15 centímetros, tiene el dorso pardo con la parte inferior pálida, y las alas son oscuras con dos franjas alares blancas. Cabeza y pico gris azul. Cría en bosques de todo tipo, también en parques y jardines. Se alimenta de semillas, brotes e insectos perjudiciales, y es especialmente útil porque destroza gran cantidad de crisálidas para aprovechar la seda de sus capullos en el forrado de su nido.

  • Rabilargo.

    Pequeño córvido de cuerpo de color pálido con alas y cola azules y cabeza negra. Cría en zonas de dehesa y realiza cría cooperativa, si un adulto no cría ayuda a los demás. El rabilargo se distribuye en dos zonas muy especificas y alejadas entre sí del mundo, una en España y Portugal y la otra en Asia oriental. Las dehesas de encinas y los bosques de pino piñonero y rodeno son los lugares donde encontramos este endemismo ibérico. Se creía que su curiosa distribución era debida a que los marinos portugueses en la época de los descubrimientos trajeron estas aves desde sus colonias en oriente. Recientemente se ha podido constatar mediante estudios genéticos que la distribución de la especie era mucho mayor y se ha ido reduciendo hasta la actual. Come todo tipo de semillas y frutos.

  • Ranita Meridional.

    Tiene coloración verde, aunque algunos individuos son azules. Dos bandas oscuras surcan ambos lados de su cabeza hasta las axilas, lo que la diferencia de la Ranita de San Antonio, en la que las bandas continúan por los costados. Su distribución es muy fraccionada: presente en el noroeste de África, islas Canarias, Menorca y Madeira, Península Ibérica, sur de Francia y noroeste de Italia . Su distribución ibérica está concentrada en dos núcleos principales. Un primer núcleo en el cuadrante suroccidental de la Península. El segundo núcleo importante, aislado completamente del anterior, en Cataluña (Barcelona y Gerona). Por último es de destacar una pequeña población aislada en Guipúzcoa. Sus dedos con discos adhesivos denotan sus hábitos arborícolas. Suele vivir en lugares con buena vegetación junto a puntos de agua: charcas, prados inundados, arroyos y ríos en zonas de escasa corriente, así como charcas ganaderas, colas de embalses e incluso piscinas. Activa de marzo a septiembre en Extremadura. Suelen pasar el invierno enterradas bajo vegetación o piedras.

  • Roquero Solitario.

    Se le puede encontrar en zonas rocosas, secas y soleadas. Oscuro, con buena luz se puede apreciar el tono azul intenso de los machos. La hembra tiene un color pardo oscuro. Se alimenta de insectos, arañas, gusanos, lagartijas, bayas y semillas que recoge del suelo. Es pájaro esquivo e insociable (de ahí su nombre), que aparece todo el año en su hábitat.

  • Salamandra Común.

    Urodelo de tamaño mediano a grande (hasta 23-25 cm de longitud). De piel lisa y brillante, con color negro de fondo y manchas o bandas amarillas que presentan gran variabilidad. Presenta colores tan llamativos (colores aposemáticos) para avisar a sus posibles depredadores de que posee sustancias venenosas (salamandrina) de sabor desagradable. Nocturna, se mantiene inactiva cuando la temperatura no supera los 3° centígrados. Activa de septiembre a mayo.

  • Sapo Corredor.

    De aspecto robusto pude alcanzar una longitud de 9 centímetros, con glándulas paratoideas paralelas a ambos lados de la cabeza. Piel rugosa con verrugas y colores jaspeados en tonos verdosos sobre fondos más claros, con una línea vertebral amarillenta. Se alimenta principalmente de larvas, coleópteros, dípteros y otros invertebrados y son víctimas de mustélidos y víboras. Predominantemente nocturno, se encuentra activo desde octubre hasta abril. Se entierra en verano para superar este periodo. Vive en todo tipo de hábitats. Es junto a la rana común, el anfibio menos amenazado en España. Se desplaza mediante carreras, no salta (de ahí su nombre). Mecanismo de defensa como el sapo común. En cautividad vive 20 años, en libertad sobre 10-12 años.

  • Sapo Partero Ibérico.

    Sapo muy parecido al sapo partero común, diferenciándose principalmente por el número de tubérculos palmares que presentan en los miembros anteriores. En lugares abiertos y zonas despejadas con suelo arenosos. Principalmente crepuscular y nocturno desde octubre hasta mayo. Durante el día permanece oculto bajo piedras, troncos o galerías. Comportamiento reproductor igual al sapo partero común (el macho porta la puesta hasta su eclosión). Endemismo ibérico. Ocupa el centro y suroeste de la Península Ibérica.

  • Somormujo Lavanco.

    Cuerpo largo y bajo y cuello largo y fino, lo lleva erguido, cuando descansa lo pliega sobre el dorso. Se zambulle desde la superficie, permanece bajo el agua largo rato en busca de peces e invertebrados acuáticos. Realiza un ritual de cortejo complejo, imitando un miembro de la pareja los movimientos del otro. Escasamente voladores, son muy hábiles nadando y en el buceo gracias a unos dedos lobulados adaptados a tal fin.

  • Tejón.

    Sus dos listas negras sobre fondo blanco en la cabeza lo hacen inconfundible. Vive en grupos familiares. Es una especie omnívora, capaz de comer una amplia gama de alimentos. Está dotado de patas delanteras cavadoras y se halla presente en todos los ambientes mediterráneos. Puede vivir hasta 25 años. Es un animal nocturno, reduciendo su actividad en épocas frías. Se encuentra en gran variedad de hábitats, aunque prefiere los bosques. Los tejones se refugian en madrigueras subterráneas que excavan con sus potentes garras anteriores.

  • Tritón Ibérico.

    Esta especie es un endemismo ibérico que se distribuye por la mitad occidental de la Península. Tritón de pequeño tamaño, con coloración dorsal parda y vientre anaranjado, amarillento o rojizo con manchas negras. Una de las especies más acuáticas, habita durante la mayor parte del año en el agua. Se encuentra en biotopos muy diversos (bosques de encinas, alcornoques, robles, zonas de matorral y de cultivos, etc.)"

Mapa

Mapa

Itinerarios

Itinerarios

Hay distintas posibilidades para disfrutar de Monfragüe, de las que puede recibirse completa información en nuestro Centro de Visitantes en Villarreal de San Carlos.

VISITA ACCESIBLE

Para personas con diversidad funcional, de movilidad reducida e invidentes.

ITINERARIOS A PIE

Mapa de Rutas

  • ITINERARIO VERDE Distancia: 7 Km.
    Tiempo aproximado: 2,30 h.
    Vegetación de ribera y panorámicas.
  • ITINERARIO AMARILLO Distancia: 8,5 Km.
    Tiempo aproximado: 3 h.
    Vegetación de dehesa y matorral mediterráneo con fuentes cubiertas de fresnos y alisos. Buitres leonados y Alimoche.
  • ITINERARIO ROJO Distancia: distintos tramos, con un total de entre 10,5 y 16 Km.
    Tiempo aproximado: 3,30 a 6 h.
    Umbrías y solanas, miradores, elementos históricos ...

OTRAS RUTAS

Podemos realizar rutas alternativas en las inmediaciones del Parque, que nos permitirán disfrutar de la naturaleza y conocer los valores culturales de los municipios de su área de influencia.